publicidad
La conducción distraída estaría detrás de muchísimos accidentes de tránsito.

Estas son las carreteras más peligrosas de Estados Unidos

Estas son las carreteras más peligrosas de Estados Unidos

Una mezcla de alta velocidad, conductores distraídos y malas leyes podría ser la razón detrás de la cantidad de accidentes en estas rutas.

La conducción distraída estaría detrás de muchísimos accidentes de tráns...
La conducción distraída estaría detrás de muchísimos accidentes de tránsito.

Conducir en Estados Unidos se está volviendo más letal, con casi 18,000 personas muertas en incidentes de tráfico en sólo los primeros seis meses de 2016. Eso representa un incremento de más de un 10% comparado con el mismo período el año pasado, y ese período tuvo en aumento en comparación con el primer semestre de 2014.

Las muertes por 100,000 millas conducidas están en su punto más alto en siete años. Este inquietante aumento en muertes quizás tenga varias causas, entre ellas el hecho de que más estadounidenses están manejando a medida que la economía se ha ido recuperando. Pero se cree que una gran culpable es la conducción distraída. Tal como CityLab reportó en marzo 2016, los conductores estadounidenses están enviando mensajes de texto, hablando, ajustando los controles de los sistemas de entretenimiento cada vez más complicados de los vehículos y haciendo otras cosas que los hacen ignorar las vías más de la mitad del tiempo que están detrás del volante. Se piensa que la epidemia de conducción distraída es responsable de alrededor de un 9% de todas las muertes en vías. Mientras tanto, las leyes de tráfico en contra de los móviles siguen siendo sumamente difíciles de aplicar en la mayoría de los estados y en algunos ni siquiera existen.

publicidad


Siguiendo la propuesta de la organización Vision Cero, una cantidad creciente de ciudades han lanzado campañas para limitar y eventualmente ponerles fin a todas las muertes en las vías. Y el Departamento de Transporte de EEUU también se ha sumado a la campaña: la coalición “Road to Zero” (Camino a Cero) financiará iniciativas para mejorar la ingeniería de tráfico, la aplicación de leyes y las estrategias educativas en todo el país. Todo esto tiene el propósito de hacer que las leyes estatales se alineen con las mejores prácticas para la seguridad en las vías que existen.

Un nuevo análisis realizado por Seth Birnbaum —CEO de EverQuote, un mercado en línea para el seguro de autos— sugiere los riesgos que presentan la conducción distraída. EverDrive —su app para la conducción segura que fue desarrollada en colaboración con Cambridge Mobile Telematics— captura el uso telefónico de un conductor cuando su auto está andando. La app ha recopilado datos de seis millones de viajes realizados sobre más de 75 millón de millas de 38,000 usuarios registrados en todo el país. Entre estos datos sobre el uso de móviles y su análisis de estadísticas sobre choques recopiladas por la Administración Federal de Carreteras, EverQuote pudo crear un ranking de las carreteras más letales del país. Los resultados indican cómo hábitos peligrosos de conducción —en combinación con una falta de políticas estatales que pudieran contenerlos— quizás estén incrementando muertes.

Las peores autopistas: las 10 carreteras interestatales con los más altos índices de muerte por milla son la I-4, la I-45, la I-17, la I-30, la I-95, la I-19, la I-10, la I-37, la I-26 y la I-97 (EverQuote/Google Maps).

No sorprende que muchas de las carreteras interestatales con la mayor cantidad de muertes por millas están entre las más viajadas del país. La notoria carretera I-4 en la Florida —un aparente imán para choques en cadena que corre desde Tampa a Daytona Beach— encabeza la lista. La I-10 —la carretera más sureña que atraviesa el país, en este caso desde California a Florida— también tiene un puesto alto en la lista, al igual que la I-95, la cual corre desde Maine hasta la Florida y que siempre tiene mucho tráfico. Ver la lista completa en el mapa arriba realmente deja claro que el problema parece concentrarse en las vías del sur. Por ejemplo, una de estas carreteras está totalmente ubicada dentro del estado de Texas (I-45) y tres más pasan por este estado (I-10, I-30, I-37). Arizona también tiene 3 de las 10 carreteras interestatales más peligrosas corriendo por su terreno.

¿Por qué estas carreteras relativamente secas, templadas y libres de hielo son tan peligrosas? Puro volumen es parte de la respuesta: todas estas vías son sumamente transitadas. En la mayoría de ellas, los volúmenes de tráfico exceden un cuarto de millón de autos cada día. Pero estos estados también tienen altas calificaciones en varias escalas de la conducción distraída. Arizona y Texas son dos de unos pocos estados (Montana es el otro) que no tienen ninguna ley prohibiendo el uso de tecnología cuando se está detrás del volante. Texas también está disfrutando una nueva vía rural de peaje cuyo límite de velocidad es 85 millas por ahora, lo cual les da a los conductores del estado los límites de velocidad promedio más altos del país. Los datos que miden el uso de móviles de EverDrive respaldan la teoría de que conductores en por lo menos dos de estos estados están usando sus dispositivos más que en otros: los usuarios en Texas usan sus móviles un promedio de 1.35 veces por cada viaje en el auto y la gente de la Florida los usan 1.4 veces por viaje, en comparación con el promedio nacional de 1.1 veces.

Por supuesto, hay que tomar en cuenta que estas cifras se basan en el comportamiento de una pequeña fracción de los conductores del país. Y manejar en carreteras interestatales es sólo un contexto en que se puede considerar la conducción peligrosa. A nivel estadístico, las vías más tenebrosas del país están en lugares más lejanos. Según la Administración Federal de Carreteras, alrededor del 50% de muertes en accidentes de tráfico ocurren en vías rurales, a pesar de que sólo un 15% de la población vive en lugares rurales tales como los designan el censo. Comparadas con las carreteras interestatales, las vías rurales tienen más curvas, son más estrechas, se pavimentan menos, tienen mala iluminación e indicadores pobres. La atención medica también puede quedar más lejos de estas vías.

publicidad

Los conjuntos de datos de la Administración Federal de Carreteras que comparan muertes en vías rurales con muertes en vías urbanas aún no están disponibles para 2015, por lo que aún no está claro si la conducción distraída también está empeorando las muertes de tráfico en áreas rurales. A medida de que las autoridades federales se mueven rápidamente para contener la cantidad de muertes con programas educativos y aplicación de leyes, no hay duda de que se revelarán los contornos cambiantes de esta geografía sangrienta.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad