null: nullpx
CityLab Política

Los todavía muy conservadores estados de EEUU

A pesar de que tienen importante presencia en las principales ciudades, los liberales se encuentran en desventaja numérica en cuatro de cada cinco estados.
Logo CityLab small
21 Feb 2017 – 12:06 PM EST

La elección de Donald Trump y las victorias de los republicanos en la Cámara de Representantes y el Senado fueron una verdadera revelación para muchos. El mapa político de hoy sigue dominado por tonos de rojo. De hecho, los conservadores superan numéricamente a los liberales en 44 de los 50 estados, según nuevos resultados de sondeo de la organización Gallup.

En cinco estados, los conservadores superan numéricamente a los liberales por la friolera de 30 puntos porcentuales. En otros 13 estados, tienen una ventaja de 20 a 30 puntos, y en 15 estados los partidarios de la derecha tienen ventajas de 10 puntos, entre ellos Ohio, Pennsylvania, Michigan, Wisconsin y Florida. Los liberales mantienen una ventaja numérica sobre los conservadores en sólo cuatro estados: Massachusetts, Nueva York, Vermont y Connecticut.

El siguiente mapa, realizado por Taylor Blake del Instituto Martin para la Prosperidad registra la identificación ideológica de los estados en comparación con el promedio nacional, en donde los conservadores constituyen un 36% del país y los liberales representan un 25% del país.


(Taylor Blake)


Una amplia franja conservadora atraviesa gran parte de la mitad del país, siendo especialmente pronunciada en el sur profundo y las llanuras. Las únicas áreas sólidamente liberales están en el noreste y Nueva Inglaterra, a lo largo de la Costa Oeste, e Illinois y Colorado. Varios de los estados de la Franja del Óxido que inclinaron la elección en favor de Trump siguen estando divididos, al igual que Florida y Alaska. Incluso en los estados que Hillary Clinton ganó en 2016, como Nevada, Nuevo México, New Hampshire, y Delaware, los conservadores han superado a los liberales por márgenes cercanos a la media nacional.

Antes de que los liberales estadounidenses sobrevivientes reserven sus vuelos a Suecia, una advertencia importante: la diferencia no es tan fuerte cuando combinamos moderados y liberales. Un 34% de los estadounidenses se identifican a sí mismos como moderados, según Gallup, en comparación con un 36% que se identifican como conservadores y un 25% que se identifican como liberales. De hecho, el porcentaje conservador del electorado ha disminuido algo desde su apogeo a mediados de la década de 2000 y el porcentaje liberal ha aumentado ligeramente. Como señala el informe, "a pesar de la preponderancia de los estados conservadores, la ventaja conservadora ha disminuido en la mayoría de los estados, pues 42 estados se volvieron al menos marginalmente menos conservadores desde 2009". En conjunto, el porcentaje de moderados y liberales supera al de conservadores en 46 estados. Sólo en Wyoming los conservadores representan una parte mayor de la política que los moderados y los liberales combinados.

Este proceso de autosegregación a lo largo de líneas ideológicas y de clase ha estado ocurriendo en Estados Unidos durante una década o más: es la ‘Gran Clase’ que Bill Bishop describió en 2004. Las profundas y sobrepuestas divisiones de clase y geografía —conocimiento y densidad—fueron las principales líneas divisorias de la elección de 2016. Pero, ¿cuáles son los principales factores económicos, demográficos, y culturales que explican la persistencia del conservadurismo en los estados de Estados Unidos?

Para responder esto, mi colega Charlotta Mellander realizó un análisis de correlación básica con las cifras de la encuesta Gallup, comparando la identificación política (conservadores, liberales y moderados) con una gran variedad de los principales factores económicos, demográficos y culturales por estado (esto actualiza los análisis anteriores que realizamos en 2011 y 2012).

Como de costumbre, señalo que las correlaciones reflejan simplemente asociaciones entre variables y de ninguna manera implican causalidad. Sin embargo, en conjunto con nuestras conclusiones previas, destacan la creciente marea conservadora en los estados y las profundas divisiones de clase, ingresos, educación, urbanidad y religión que las provocan.

En primer lugar, estas divisiones de identificación política coinciden con los votos en favor de Trump y Clinton en los 50 estados. En todos esos estados, la identificación con el conservadurismo se asocia positivamente con los votos en favor de Trump (0.88) y se asocia negativamente con los votos en favor de Clinton (-0.90), mientras que la identificación con el liberalismo se asocia positivamente con los votos en favor de Clinton (0.84) y se socia negativamente con los votos en favor de Trump (-0.82).

La identificación con el posturas moderadas se asocia de manera positiva, pero más modestamente, con los votos en favor de Clinton (0.31), y se asocia de manera negativa, aunque más modestamente, con los votos en favor de Trump (-0.35). Pero, cuando combinamos a moderados y liberales, el patrón es similar al de los liberales, y el porcentaje de moderados y liberales se asocia positivamente con los votos en favor de Clinton (0.87) y se asocia negativamente con los votos en favor de Trump (-0.86).

La clase —definida como ingresos, educación y ocupación— continúa desempeñando una función crítica en la división política de Estados Unidos.

Los estados conservadores son significativamente menos educados que los liberales. Existe una fuerte correlación negativa entre la identificación con el conservadurismo en los estados y el porcentaje de adultos que son licenciados universitarios (-0.74). Es aproximadamente igual que en 2012. Sucede lo contrario con liberales y moderados. Los niveles de educación en los estados se correlacionaron positivamente con los liberales (0.69), los moderados (0.40), y los moderados y liberales combinados (0.75).

Los estados conservadores también tienen una presencia mucho mayor de clase obrera. La identificación con el conservadurismo en los estados se correlaciona positivamente con el porcentaje de fuerza laboral del estado en trabajos manuales (0.74). Y se correlaciona muy negativamente con la proporción de la fuerza laboral involucrada en el trabajo creativo y profesional basado en el conocimiento (-0.64). El porcentaje de la clase creativa de la fuerza laboral se asocia positivamente con los liberales (0.62), y con los moderados y los liberales combinados (0.65), pero no se asocia significativamente con los moderados por sí solos.


Los estados con mayores niveles de identificación con el conservadurismo son considerablemente menos ricos. La afiliación política conservadora se correlaciona negativamente con los niveles de ingresos (-0.64) y la producción económica (-0.49). Sucede lo contrario con liberales y moderados. Los niveles de ingreso en los estados se correlacionan positivamente con los liberales (0.57), los moderados (0.32) y los moderados y liberales combinados (0.62).

La urbanidad es otra línea divisoria importante. La identificación con el conservadurismo en los estados se asocia negativamente tanto con el porcentaje de población de un estado que vive en zonas urbanas (-0.37) y el proceso general de urbanización de un estado, medido por el porcentaje urbano de la superficie estatal (-0.45). La urbanización se asocia positivamente con los liberales (0.39), y con los moderados y los liberales combinados (0.41), pero no se asocia significativamente con los moderados por sí solos.


Los estados conservadores son también considerablemente más religiosos. La afiliación política conservadora en los estados se correlaciona de forma elevada con la religiosidad, medida como la proporción de población estatal para la cual la religión es un componente muy importante de la vida cotidiana (0.76). Una vez más, sucede lo contrario con liberales y moderados. La religiosidad en los estados se correlaciona negativamente con los liberales (-0.75), los moderados (-0.29), y los moderados y liberales combinados (-0.78).


Los estados conservadores son menos diversos. La afiliación política conservadora se relaciona muy negativamente con el porcentaje de la población que son inmigrantes (-0.60), o gays y lesbianas (-0.68). Tanto el porcentaje de inmigrantes como el de gays y lesbianas de la población se asocia positivamente con los liberales (0.50 y 0.73 respectivamente), y con los moderados y los liberales combinados (0.54 y 0.64), pero no se asocia significativamente con los moderados por sí solos.

En resumen, la tendencia que observé en 2011 aún se mantiene: el conservadurismo es más pronunciado en los estados menos educados, menos pudientes y más afectados económicamente de Estados Unidos. De muchas maneras, es la ideología de los sectores económicamente rezagados.

Como escribí en aquel momento, el mayor peligro a largo plazo es más económico que político. Este estado ideológico de las cosas beneficia las preferencias políticas de los estados más pobres, menos innovadores sobre las de los más ricos, más innovadores y productivos. La política estadounidense está cada vez más desconectada de su motor económico. Y esta profundización de la división política se ha convertido quizás en el mayor obstáculo en el camino hacia la prosperidad a largo plazo.

Esto es aún más cierto actualmente. La derecha ideológica ahora tiene todas las cartas, pero los profundos cambios políticos reflejan una clasificación continua a lo largo de las líneas geográficas. A pesar del lento declive del conservadurismo, los liberales se han consolidado en menos estados y áreas metropolitanas azules mientras que los conservadores han tomado ventaja en grandes franjas del país, especialmente en los importantes estados pendulares. El resultado: las victorias por estrecho margen en los estados menos poblados provocan cambios drásticos. Incluso si el país continúa hacia el liberalismo en general, la cuestión es si los estados reflejarán este cambio o permanecerán rojos.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

Galería relacionada: las ciudades más asequibles de Estados Unidos

Las ciudades grandes más asequibles de Estados Unidos

Loading
Cargando galería
Publicidad