null: nullpx
CityLab Política

¿Cuándo las mujeres ganarán lo mismo que los hombres en EEUU?

Las latinas tendrán que esperar 231 años, si se siguen las tendencias actuales.
Logo CityLab small
28 Mar 2017 – 5:56 PM EDT

Las mujeres de Florida pueden llegar a ser las primeras en todo el país en alcanzar la igualdad salarial, en 2038. Por otra parte, las de Wyoming pudieran ser las últimas en llegar a esta meta: no disfrutarían la igualdad salarial hasta 2153. Según una nueva investigación publicada recientemente por el Instituto para la Investigación de Políticas de la Mujer (IWPR, por sus siglas en inglés), hay 13 estados en que el movimiento para acortar la brecha salarial de género marcha tan lentamente que una mujer nacida en 2017 no vería paridad en la remuneración durante toda su vida laboral.

A nivel nacional, las mujeres recibieron –como media– 80 centavos por cada dólar pagado a un hombre en 2015. Julie Anderson, investigadora principal asociada al IWPR, analizó datos del censo entre 1959 y 2015 para rastrear las diferencias en las ganancias de hombres y mujeres empleados a tiempo completo y en un año. Basado en tendencias históricas, el informe de investigación pronostica cuánto tardaría una mujer, por cada estado, en ganar lo mismo que su contraparte masculina. El resultado no es demasiado esperanzador: las proyecciones revelan cuán aletargado ha sido el cambio que ha habido hasta hoy, así como lo significativas que son las variaciones entre estados.


En verde claro, los estados donde se tardará entre 21 y 40 años en cerrar la brecha salarial. En verde oscuro, los estados que demorarán más de 61 años. Los estados en el verde intermedio demorarán entre 41 y 60 años (IWPR).

Si el ritmo actual continúa, dice el documento, tomará otros 42 años hasta que el todo el país salde esta brecha: es decir, hasta 2059. En cuatro estados – Dakota del Norte, Louisiana, Utah y Wyoming– la igualdad salarial no se conseguirá hasta el siglo XXII.

Vale la pena acotar que la situación es mucho peor para las mujeres de color. De mantenerse el patrón actual, advierte Anderson, las mujeres de raza negra tendrán que esperar hasta 2124. ¡Y las hispanas hasta 2248! Se trata de 231 años.

Entre los estados más próximos a terminar con la desigualdad, las razones para este cambio no son homogéneas. En Florida y Nevada no se debe a sólidas políticas que impulsen la paga igualitaria. Antes es producto de que a los hombres no se les paga mucho. “Las mujeres en estados como Florida y Nevada vienen a ganar un salario medio si se comparan con las mujeres de otros estados; pasa que los ingresos de los hombres en ambos lugares son de los más bajos en relación con las ganancias de los hombres a nivel de país”, añade Anderson.

Pronostico del año en que acabará la diferencia salarial por estado. (IWPR)

Cuando se trata de otros estados bien ubicados, como California y Maryland, puede observarse cómo los esfuerzos actuales traerán beneficios a futuro. Estos estados, sostiene Anderson, trabajan con denuedo en aprobar políticas como el pago de licencias médicas –o por enfermedad– que tienen un papel fundamental en proteger y mantener a la mujer como fuerza laboral. Se prevé que California y Maryland logren la igualdad salarial para 2043.

Las industrias y ocupaciones predominantes dentro de un estado pueden también explicar las diferencias de ingresos. Estados bien rezagados en el gráfico –Wyoming, Louisiana, y Dakota del Norte– tienen todos una gran cantidad de hombres en empleos vinculados a los sectores energético y de la construcción. “Estas industrias pagan altos salarios, y emplean a muy pocas mujeres”, indica Anderson. Sin embargo, en estados con grandes cantidades de empleados públicos, como Washington DC, hay por lo general más transparencia en torno a aspectos como la promoción y las prácticas de contratación, lo cual ayuda a superar la brecha, señala Anderson.

¿Si nos concentrásemos en las estadísticas a nivel estatal podríamos comprender mejor qué está causando estas diferencias? Al menos eso cree Anderson. Estas ponen al desnudo un escenario adverso, apunta, pero “también permiten identificar puntos de partida distintos en cada estado hacia los cuales dirigir los esfuerzos, siempre y cuando, claro está, se quieran resolver los problemas”.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.


Las ciudades que están trabajando para mejorar las condiciones de los trabajadores part time

Loading
Cargando galería
Publicidad