null: nullpx
CityLab Política

Cómo las ciudades latinas seguirán adelante en la era de Trump

Preguntamos a líderes, activistas, expertos y funcionarios en las ciudades con más población latina.
Logo CityLab small
12 Nov 2016 – 9:49 AM EST

El triunfo de Donald Trump ya es un hecho, y ahora solo queda esperar y observar cómo esta administración gobernará. Para muchos latinos, ya hay causa para preocupación: Trump pasó toda su campaña anunciando una mayor represión a los inmigrantes y una deportación masiva de los 11 millones de indocumentados en el país. Insultó a las comunidades mexicanas con sus comentarios acusándolos de ser violadores y criminales y puso en duda la financiación federal de ciudades santuarios, es decir aquellas ciudades cuyas policías locales no colaboran con las autoridades federales de inmigración. Como si fuera poco, su reciente lista de posibles miembros del gabinete no tiene ni a un líder latino nombrado, aumentando la posibilidad de que gobierne sin tener idea de temas relacionados con la comunidad hispana.

Pero con el estatus y los derechos de muchos ciudadanos latinos en juego, las ciudades están movilizando para proteger los intereses de esta población. CityLab Latino habló con varios líderes, activistas y funcionarios en ciudades con las poblaciones más grandes de latinos para saber cómo esta elección está afectando a los latinos en sus ciudades, y como están mirando hacia el futuro.


Nueva York: Ydanis Rodríguez, concejal de Manhattan

“No podemos permitir que nuestras ciudades santuarios caigan víctima a el racismo que movió a la campaña de Trump. Este país fue fundado por inmigrantes, ha sido sostenido por inmigrantes y continuará prosperando debido a los inmigrantes.

En los meses que vienen, nos mantendremos firmes en la ciudad de Nueva York para asegurar que inmigrantes indocumentados no sean amenazados con deportación y que nuestro financiamiento quede intacto. Es importante decir que todavía no sabemos cuál versión de Trump tendremos: el empresario o el demagogo. Si tiene un poquito de sentido, y yo creo que sí lo tiene, reconocerá el valor masivo que traen los inmigrantes a los Estados Unidos y aliviará su discurso y su política. Si no lo hace, se va a encontrar con gran resistencia a cualquier paso mal aconsejado a perseguir a las personas buscando mejorar sus vidas y las vidas de sus familias”.


Los Ángeles: Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición Para Derechos Humanos Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA)


“Hemos estado en reuniones todo el día con líderes de la ciudad, hablado de estos temas. En Los Ángeles, los líderes han sido muy claros. Van a defender la ciudad de cualquier decisión federal de suspender financiación federal para programas de salud, seguridad y educación [por el estatus como ciudad santuario].

Ayer y ahora, hemos tratado de tranquilizar a nuestra comunidad y decirles que sus líderes están dispuestos a defenderlos de estas políticas que ha descrito [Trump] en su campaña. Ayer CHIRLA se juntó con organizaciones comunitarias y sindicatos de trabajadores y les dijimos que vamos a pelear con uñas y dientes por ellos. Ahora hubo una rueda de prensa con políticos de Los Ángeles y de California y todos enviaron un mensaje muy claro, diciendo que la comunidad no debe de tener miedo. El presidente de la junta de educación dijo que está preocupado por cómo se están sintiendo los estudiantes. Pero el alcalde dijo que va a hacer todo para proteger esta comunidad. La nueva senador Kamala Harris dijo lo mismo. Yo me siento tranquila por eso: no se van a rendir”.

Miami: Felice Gorordo, CEO de L1BRE y activista hispano

“Miami es una ciudad muy especial. Es una ciudad de inmigrantes, donde conocemos los beneficios de inmigrantes a nuestra sociedad, a nuestra economía y en todas las formas. Los demócratas y los republicanos tienen conocimiento de esto. Y eso nos hace un lugar especial y protegido para los inmigrantes. [Pero] aún no sabemos lo que va a hacer Trump. Ha hablado de un equipo de trabajo de deportación distinto de ICE.

[En este momento] es importante que apoyemos a las organizaciones que ayudan a inmigrantes y otras partes de nuestras comunidades. Especialmente las que ofrecen recursos a la gente indocumentada que no tendría acceso a ellos de otra manera. FLIC es un ejemplo. Ahora más que nunca necesitamos apoyar el trabajo de organizaciones como estas.

En Miami particularmente, también habrá problemas con las políticas hacia Cuba. Los cambios que ha hecho Barack Obama en nuestras relaciones con Cuba en los últimos ocho años están en peligro de ser revocados. Eso afectaría a muchas familias de Miami y limitaría su movimiento a la isla. Necesitamos movilizarnos como comunidad y hacer que Trump escuche nuestras preocupaciones”.

Chicago: George Cardenas, concejal del Upper West Side


“[La elección de Trump] debería hacernos pensar profundamente en cómo podemos hacer las cosas mejor y fortalecernos como comunidad. Tenemos que hacer inventario de lo que pasó y trabajar aún más duro y no parar. También tenemos que ser muy cautelosos. Las personas odiosas van a estar envalentonadas [gracias a la elección de Trump]. Pueden faltarle el respeto a gente de nuestra comunidad, hacer cosas divisivas. Tenemos que esperar que esto no nos lleva a ningún tipo de violencia.

Pero también reconozco que si Trump cumple con sus promesas de invertir en la infraestructura en las ciudades, eso puede ser bueno para las minorías y gente de la clase obrera. No todo tiene que ser malo con este presidente. Obviamente, hay un momento de ‘shock’. Pero también hay una oportunidad. Siempre hay un lado positivo. Trump hizo muchas promesas respecto a esto y va a tener que cumplir con ellas”.

San Antonio: Rebecca Viagrán, concejal del distrito 3


“Después de lo que pasó el martes, las ciudades tienen que hacer todo lo posible para proteger nuestros valores y punto, especialmente en estados profundamente republicanos [como Texas]. Las ciudades tienen que ser proactivas con esto. Nosotros somos los que tenemos que establecer las políticas y las prioridades porque todo ya a cambiado fundamentalmente a nivel federal. Ya no podemos contar con apoyo del estado o del gobierno federal. Necesitamos hacer todo para retener control local de nuestras políticas. Y si hacemos eso, de verdad debe tranquilizar a nuestras comunidades. Somos una ciudad de mayoría latina en San Antonio. Aquí estamos dedicados a proteger sus intereses.

Ahora estamos preocupados por las cosas que a nivel federal pueden afectarnos a nivel de la ciudad. Por ejemplo, cambios en el sistema de atención médica que afectarán a nuestras prioridades de presupuesto en la ciudad. Y también posibles cambios en políticas sobre vivienda asequible: quién califica para vivir en ellos, el financiamiento federal para ellos. En San Antonio hemos estado trabajando en programas de vivienda asequible por mucho tiempo y las políticas federales pueden cambiar lo que estamos haciendo”.

Publicidad