null: nullpx
Astronomía

El cometa más grande jamás hallado se encamina al Sol

Además de su tamaño, de entre 62 y 124 millas de ancho, el cometa Bernardinelli-Bernstein es el cuerpo celeste más distante jamás descubierto y posiblemente el más grande visto en los tiempos modernos. Será en una década cuando sea posible observarlo con un telescopio amateur.
27 Jul 2021 – 11:26 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

A finales de junio pasado se anunció el hallazgo de un nuevo cometa que es miles de veces más grande que otros detectados. Se ha venido aproximando a la Tierra durante millones de años y, en pocos años, podrá ser visible con un telescopio amateur.

El cuerpo celeste, identificado como UN271 en un inicio, y posteriormente bautizado como Bernardinelli-Bernstein, en honor a los dos especialistas de la Universidad de Pennsylvania que lo encontraron, es un cometa de entre 62 y 124 millas de ancho.

A modo de comparación, el asteroide que se cree que se habría estrellado contra la Tierra hace 66 millones de años y acabó con los dinosaurios se cree que tenía un diámetro estimado de 6.2 millas.

El UN271 fue detectado gracias a la recolección de datos durante seis años por una Cámara de Energía Oscura (DECam en inglés), la cual está ubicada en el telescopio Víctor M. Blanco, ubicado en el Observatorio Interamericano de Chile de Cerro Tololo, en el Valle del Elqui, gracias a la colaboración de 400 científicos de siete países.

El físico Pedro Bernardinelli y el astrónomo Gary Bernstein dijeron al dar a conocer el hallazgo que el cuerpo ha viajado en dirección a nuestro sistema solar y al Sol en particular durante millones de años.

Millones de galaxias

La DECam ha estado mapeando 300 millones de galaxias en el cielo nocturno; sin embargo, también ha capturado destellos de cometas y objetos transneptuinos, que son cuerpos celestes helados que residen en las afueras del Sistema Solar, más allá de la órbita de Neptuno.

Aunque el Berardinelli-Bernstein fue identificado en una base de datos registrada entre los años 2014 y 2018, al no hallar rastro de una cola de cometa, fue hasta el pasado 23 de junio, cuando los astrónomos identificaron un punto brillante en movimiento, y lo clasificaron como un “cuerpo celeste”.

"Tenemos el privilegio de haber descubierto el que quizá sea el cometa más grande jamás visto, o al menos más grande que cualquier otro bien estudiado, y haberlo detectado lo suficientemente temprano para que la gente lo vea evolucionar a medida que se acerca y se calienta", aseguró Gary Bernstein. "Este cometa no ha visitado planetas en más de 3 millones de años".

¿Qué son los cometas?

Los cometas son cuerpos celestes que fueron expulsados cuando los planetas gigantes se formaron y migraron a sus formas actuales. Están formados por hielo, polvo y rocas y orbitan alrededor de estrellas siguiendo diferentes trayectorias elípticas.

A medida que los cometas se acercan al Sol durante sus órbitas, sus hielos se evaporan, creando su apariencia característica. El gas y el polvo que se evaporan forman colas iluminadas por la luz solar. Estas colas pueden tener cientos o incluso millones de millas de longitud.

Según se cree, el Berardinelli-Bernstein comenzó su trayectoria a más de 3.7 billones de millas de distancia del Sol, o 40,000 unidades astronómicas —una unidad astronómica es la distancia existente entre la Tierra y el Sol y una referencia, es el planeta Plutón, el cual está a 39 unidades astronómicas del Sol—.

“El comportamiento de los cometas es muy difícil de predecir. Es incluso más difícil que predecir el desempeño de los 76 de Philadelpia en los playoffs ”, bromeo Bernstein. "A pesar del gran tamaño del cometa, no se acercará lo suficiente a la Tierra para ser visible a simple vista".

El momento en que el cometa se acercará más a nuestro Sol será en 2031. Sin embargo, es probable que quienes quieran observarlo necesiten un buen telescopio aficionado para verlo y disfrutar de su viaje espacial.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés