null: nullpx
Planeta

Un gran asteroide podría haber explotado sobre la Antártida hace más de 400,000 años, revela un estudio

Una investigación de la capa de hielo en una alta montaña arrojó evidencia de una particular mega explosión hace mucho tiempo. La reconstrucción de los hechos establece esta hipótesis, aunque otros científicos se muestran escépticos.
1 Abr 2021 – 03:49 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Hace 430,000 años, un asteroide del tamaño de un campo de fútbol podría haber cruzado la atmósfera de nuestro planeta y, mientras se desintegraba, haber lanzando un chorro de gas caliente al suelo terrestre antes de precipitarse de lleno en la helada Antártida.

Este hallazgo fue descubierto y publicado en un estudio de la revista 'Science Advances' por los científicos que analizan constantemente esta zona del planeta, gracias a que utilizaron pistas químicas encapsuladas en las partículas estudiadas para poder diagramar este episodio ocurrido hace cientos de miles de años.

"Sabemos que los asteroides son peligrosos, aunque estudios recientes han sugerido que las explosiones en el aire son más peligrosas que los asteroides grandes, porque estos son muy raros", precisó Matthias van Ginneken, científico planetario de la Universidad de Kent y autor principal del documento.

Hace poco más de tres años, el científico visitó la Antártida y pudo descubrir junto a su equipo de investigación rezagos extraterrestres del asteroide en más de 20 lugares, entre ellos uno en las montañas de Sør Rondane , uno de los sitios donde más evidencia se conserva.

En total fueron más de 12 libras de material recolectado en la cumbre de la montaña, que fue analizado antes de seleccionar 17 pequeños granos redondos de meteorito derretido que se habrían forjado durante los impactos.

Cuando van Ginneken se dio cuenta de que los granos negros eran de un origen que desconocía y que contenían proporciones de isótopos de oxígeno que eran incompatibles con los asteroides conocidos, comenzaron a sospechar que en el pasado lejano había ocurrido algún tipo de explosión importante.

Natalia Artemieva, del Instituto de Ciencias Planetarias, le dijo a National Geographic que utilizó simulaciones por computadora para probar si podría haber ocurrido un tipo más complejo de explosión en el aire. "Después de algunos intentos, encontramos un escenario posible", comentó.


Sin embargo, Christian Koeberl, profesor de la Universidad de Viena, se muestra un poco escéptico y aunque cree que la interpretación del equipo es razonable, apela a la dificultad de fijar una edad en las esférulas encontradas.

“Creo que los datos son buenos y las mediciones están bien, y las interpretaciones no son imposibles, pero tampoco están tan limitadas por los datos como parece decir el documento”, dice Koeberl. "Hay más posibilidades, pero es una historia interesante para publicar".

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés