Caso "Affluenza"

La madre del joven "Affluenza" fue acusada por obstruir a la justicia y lavado de dinero

Tonya Couch, madre de Ethan Couch, facilitó la huida a México de su hijo acusado por cuatro homicidios. La mujer retiró hasta 150,000 dólares para sufragar el escape.
27 May 2016 – 2:13 AM EDT

Tonya Couch, la madre del joven conocido por esgrimir "affluenza" tras matar a cuatro personas en Texas, fue acusada este jueves por un jurado de obstaculizar la detención de un fugitivo y de lavado de dinero.

"La acusada ocultó a Ethan Couch y le proporcionó los medios para eludir su detención al financiar su huida de la jurisdicción del tribunal y del estado de Texas", sostiene la acusacióna cargo de la La fiscalía del condado Tarrant.

El abogado Don Carter dijo que no tenía comentarios sobre los cargos, ya que acaba de iniciar la representación de Couch.

Según el jurado, Couch retiró entre 30,000 y 150,000 dólares para sufragar la fuga que emprendieron ella y su hijo a México después de que el joven violase su libertad condicional en diciembre del año pasado.


En 2013 y con apenas 16 años, Couch mató a cuatro personas cuando conducía borracho cerca de Dallas pero logró eludir la cárcel tras un diagnóstico psiquiátrico que sostenía que los excesos vividos en el seno de una familia adinerada no le permitían distinguir el bien del mal.

Ese diagnóstico le valió el sobrenombre de joven con "affluenza".

Una jueza lo mandó entonces a un centro de rehabilitación y lo condenó a diez años de libertad condicional en los que le prohibía conducir y tomar drogas o alcohol, una sentencia que fue objeto de mofa pero que también suscitó una gran polémica.

Lejos de escarmentar, Couch volvió a la escena pública a finales de 2015, cuando apareció en las redes sociales un vídeo casero en el que el joven consumía alcohol en una fiesta.

Fue entonces cuando él y su madre emprendieron la fuga que los llevó a la detención semanas después en el enclave turístico de Puerto Vallarta (México) y la posterior extradición.

En Estados Unidos, los jueces transfirieron el caso del joven al sistema judicial para adultos y lo condenaron a dos años de cárcel por violar la libertad condicional, la máxima pena prevista.

Ahora, su madre enfrenta un juicio por dos delitos que podrían suponerle una pena muy superior a la del joven Ethan.

Publicidad