null: nullpx
Cárcel

Rihanna y Kardashian piden libertad para una mujer condenada a cadena perpetua por matar a un hombre cuando era prostituida

Cyntoia Brown tiene 29 años y se encuentra en prisión desde hace 13 años por haber disparado contra un hombre que pagó a un proxeneta para usarla como prostituta. Ahora, la cantante Rihanna y la modelo Kim Kardashian exigen que sea puesta en libertad.
23 Nov 2017 – 1:00 PM EST

Cyntoia Brown tiene 29 años y ha pasado casi la mitad de ellos en prisión por haberle disparado a un hombre que pagó a un proxeneta por sus servicios como prostituta cuando ella apenas tenía 16 años. Por la manera como ha sido tratado su caso, distintas celebridades como la cantante Rihanna y la modelo Kim Kardashian han pedido que la liberen y han criticado a la justicia estadounidense.

"¿Alguien cambió la definición de #JUSTICIA en el camino?", escribió Rihanna en su cuenta de Instagram este jueves. "Algo está terriblemente mal cuando el sistema habilita a estos violadores y la víctima es condenada de por vida. A cada uno de los responsables de la sentencia de esta niña espero por Dios que no tengan hijos, porque ella pudo haber sido su hija siendo castigada por castigar".

Kardashian dijo que había llamado a sus abogados para analizar el caso de Brown. "El sistema ha fallado. Es descorazonador que a una joven niña que fue traficada por sexo cuando tuvo el coraje de luchar la hayan encarcelado de por vida", escribió en su cuenta de la red social Twitter.


Un mensaje similar escribió la actriz Cara Delevingne en su cuenta de Instagram. "Es completamente descabellado".

Según el abogado de Brown, Charles Bone, la joven que se encuentra recluida en una cárcel de Nashville, Tennessee, era víctima de tráfico humano. El defensor decidió tomar el caso una vez que vio en la televisión pública PBS un documental que contaba su historia.

Cuando niña, Cyntoia Brown fue adoptada por una familia en Clarksville, pero un día abandonó la escuela y huyó a Nashville. A sus 16 años conoció a un hombre con el alias de 'corta garganta' y comenzaron a vivir juntos en moteles y a drogarse diariamente. Con el tiempo, se convirtió en su proxeneta, y Brown contó –según documentos de la corte citados por AP– que la violaba, la obligaba a prostituirse para ahorrar el dinero con el que vivían, y en ocasiones la amenazaba al ponerle una pistola en la cabeza.

"Él me explicó que algunas personas nacieron putas y que yo era una de ellas, que nadie me querría sino él y que lo mejor que podía hacer era aprender a ser una buena puta", testificó la joven en su juicio según reportes de la agencia AP.

El 6 de agosto de 2004, un hombre de 43 años, Johnny Allen, la llevó a su casa para acostarse con ella, dijo Brown a la policía. Allen, quien según Brown había tenido una conducta extraña, se asomó debajo de la cama, lo que hizo a la joven pensar que buscaría un arma de fuego. Ella decidió tomar rápidamente una pistola que tenía en su cartera y le disparó a muerte. Luego, tomó el dinero y dos armas antes de marcharse.

Luego de que la detuvieron, la justicia estadounidense la juzgó como adulta y la hallaron culpable de homicidio en primer grado y robo agravado. Su sentencia: prisión de por vida y solo tendrá la oportunidad de pedir su libertad condicional cuando tenga 69 años.

Sin embargo, su abogado argumenta que Brown merece un nuevo juicio al explicar que su primer defensor manejó el caso de forma deficiente y dejó de presentar pruebas que hubieran mejorado las condiciones y la sentencia de la joven.

Ve también:

En fotos: Estos son los reos ejecutados en Texas desde enero de 2017

Loading
Cargando galería



RELACIONADOS:CárcelCondenasEstados Unidos
Publicidad