publicidad

Balseros se reúnen con familiares en Doral

Balseros se reúnen con familiares en Doral

Un grupo de balseros llegó este martes a las costas de Miami Beach junto con un perrito.

Balseros se reunieron con sus familiares en Doral Univision
Balseros abrazan bandera americana tras su llegada Univision

MIAMI, Florida - Los integrantes del grupo de balseros que llegaron el martes poco antes del mediodía a orillas de la playa en Miami Beach se reunieron con sus familares durante la noche en Doral.

publicidad

Familiares de uno de los recién llegados de Cuba no podían creer que el joven estuviese en Estados Unidos y se mostraron sumamente contentos de que haya podido realizar la peligrosa travesía.

Grupo de balseros cubanos llegaron hasta Miami Beach

El grupo llegó en una precaria embarcación de tres metros de eslora a la playa cerca de la avenida Collins y la calle 18.  Pero estos no llegaron solos, los cubanos estuvieron acompañados por una perrita de nombre Chiquitica.

Según dijo uno de los balseros, estuvieron en alta mar durante seis días.

El grupo está compuesto de 11 hombres y una adolescente.

El padre de la menor de 16 años, quien dejó a su bebé en Cuba, también tomó el mismo rumbo hace varios meses.  Este dijo que sabía de los planes de su hija y que le alegraba mucho que hubiese llegado bien.

El grupo salió desde Caibarién, un pueblo de la provincia de Villa Clara, al norte de la Isla.

Como el grupo llegó a una concurrida playa, no faltaron los teléfonos celulares para documentar el momento.  Varias fotos y videos del momento en que la embarcación se acercaba a la orilla han sido publicados en las redes sociales.

Un grupo de cubanos entrando esta mañana por The Setai Hotel en south beach, gracias a Dios lo lograron.

Posted by Ana T. Díaz on Tuesday, September 15, 2015

Según una de las personas que se encontraban en la playa al momento del arribo, los integrantes del grupo se veían en buen estado de salud y de buen ánimo.

Un grupo de bañistas rodeó el puesto de vigilancia del salvavidas para observar cómo los paramédicos atendían a los inmigrantes.

Algunos de los recién llegados sostuvieron la bandera estadounidense mientras celebraban y conversaban con los medios de comunicación que llegaron al lugar.

Oficiales de la Patrulla Fronteriza llegaron hasta la playa para tomar custodia de las 12 personas y su mascota.

El temor a que se acaben los beneficios migratorios, de los que sólo gozan los cubanos, ha impulsado el flujo desde que Washington y La Habana comenzaran en diciembre un proceso de acercamiento tras medio siglo de enemistad, según las autoridades.

Washington ha dejado claro que no pretende modificar las leyes migratorias por ahora, pese a que ambos países restablecieron relaciones diplomáticas y reabrieron sus embajadas en julio.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad