null: nullpx

Las 'Chicas Bond' también manejan

Es mucho lo que sabemos sobre las increíbles máquinas que James Bond ha manejado durante los últimos 55 años, de lo que se habla poco es sobre los autos que las heroínas y villanas de la serie han conducido durante ese periodo.
31 May 2017 – 3:08 PM EDT

Con el reciente fallecimiento de Roger Moore, el actor que más veces interpretó el papel de James Bond, el famoso agente 007 del servicio secreto inglés, es mucho lo que se está hablando sobre los increíbles autos que el ficticio espía ha manejado durante los últimos 55 años. De lo que no se escribe mucho es sobre los autos que las 'Chicas Bond' han conducido durante ese periodo.

En Dr. No (1962) Honey Ryder, la decana de esta ficticia banda de heroínas y villanas, interpretada por la actriz suiza Ursula Andrews, llegó a la vida de James Bond saliendo del mar con un puñal al cinto a bordo de un endeble bote de madera. Durante el siguiente medio siglo las 'Chicas Bond' aparecierían en la pantalla en medios de transporte bastante más sofisticados.

En Goldfinger (1965) Tilly Masterson, interpretada por la anglo-rusa Tania Mallet, asecha a Auric Goldfinger el villano panzón en honor de quién el film fue bautizado, a bordo del nuevo Ford Mustang convertible 1965, el auto que causó el las calles de Estados Unidos el mismo furor que la película, una de las más célebres de la serie, causó en las salas de cine. Lamentablemente James Bond, personificando por Sean Connery, destruye los neumáticos del Mustang de Tilly, a quién confundió con una villana, con uno de los dispositivos secretos en su Aston Martin DB5, probando una vez más que Bond no es infalible y que siempre estamos a un pinchazo de quedarnos varados en la vía.

En You Only Live Twice (1967), Aki, una vivaz agente del servicio secreto japonés interpretada por la actriz japonesa Akiko Wakabayashi, rescata a James Bond de las garras de Spectre a bordo de un hermoso Toyota 2000 GT convertible 1967. Este auto fue hecho especialmente para ese film. Toyota nunca produjo un 2000 GT convertible, aunque al ver ese film es difícil imaginar por qué. You Only Live Twice es la única película de la serie en la que James Bond nunca aparece tras el volante de un automóvil.


Los autos de las 'Chicas Bond'

Loading
Cargando galería

James Bond interpretado por única vez por George Lazenby, se enamora de la Condesa Teresa Di Vincenzo, o simplemente Tracy interpretada por Diana Rigg, en On Her Majesty’s Secret Service (1967) después de conseguirla huyendo de un par de matones a bordo de un vistoso Mercury Cougar convertible 1967. Cerca del final del film Tracy se convirtió en la primera y única esposa de James Bond hasta la fecha.

Los años 70 y 80 fueron sin duda la época tonta de 007. Afortunadamente la acción automovilística fue constante e impactante.

Roger Moore hizo su segunda aparición como 007 en la película The Man With The Golden Gun (1974), en la que fue reunido con Britt Ekland la bomba sexy sueca del momento interpretando a Mary Goodnight, personaje que ha sido descrito como la agente secreta más boba de todos los tiempos. En su primer encuentro con 007 Mary aparece a bordo de un MGB MkII 1973 en un setentoso color amarillo sucio, motivo por el cual recibe el primero de muchos regaños durante el film.

Ante la incrédula mirada de James Bond, la espía comunista Anya Amasova interpretada por Barbara Bach en The Spy Who Loved Me (1977), pasó muchas dificultades tratando de operar la transmisión manual de una humilde van de reparto Leyland Sherpa 1975. El par trataba de escapar de Jaws, el gigante de los dientes de acero que le dio más de un dolor de cabeza al 007 de Roger Moore. Aunque The Spy Who Loved Me fue una de las la mejores películas de James Bond en los años 70, no estuvo totalmente desprovista de tonterías.


En For Your Eyes Only (1981) Melina Havelock interpretada por la francesa Carole Bouquet, trata de acabar a una banda de narcotraficantes armada solo con una pequeña ballesta. Para hacer las cosas más difíciles como vehículo de escape eligió un Citroen 2CV Club de 1981. Por suerte, James Bond quien seguía el rastro de los mismos narcos, pudo asistirla en su huida. Al pobre 2CV hay que darle algo de crédito; lo chocaron, abalearon, voltearon y hasta lo hicieron volar, y aún así la Bond y Melina lograron escapar.

Pasaron 14 años para que una chica Bond se sentara nuevamente en el asiento del piloto, pero la espera valió la pena.

En Goldeneye (1995) la doble agente rusa Xenia Onatopp, interpretada por Famke Janssen, al volante de un Ferrari F355 GTS 1994 le dio una dura competencia a James Bond, esta vez interpretado por Pierce Brosnan, en una carrera por las hermosas pero escalofriantes carreteras de los alpes marítimos franceses. Xenia y Bond, nuevamente a bordo de su arquetípico Aston Martin DB5 1964, logran protagonizar una de las mejores persecuciones de la serie, a pesar del hecho de que en la vida real el DB5 no tiene ningún chance de seguirle el paso al F355 GTS.

En Die Another Day (2002) Halle Berry interpreta a Jinx una agente encubierta de la CIA. Jinx llega al palacio de hielo del villano psicópata Rupert Graves en Islandia, al volante de un Ford Thunderbird 2003. Aunque el auto solo se ve en una escena de la película, Ford le sacó el jugo al máximo a la aparición, vendiendo incluso una Edición Limitada 007 del Thunderbird pintada en el mismo color coral con el que aparece en el film.

La actual etapa de la serie, más seria y sombría etapa con James Bond interpretado por Daniel Craig, ha visto ya a un par de mujeres tras el volante con actuaciones mucho más niveladas con la pericia de 007.

En Quantum of Solace (2008) la heroína Camile interpretada por Olga Kurylenko, literalmente estrenó la segunda generación del Ford Ka (el Ka aún estaba en etapa de pre-producción cuando se filmó la película) en una secuencia de persecución muy bien lograda, por las decrépitas calles de Port-au-Prince en Haití al principio de la película.

La secuencia inicial de Skyfall (2012) nos muestra a Bond, junto a la nueva Miss Moneypenny interpretada por Naomie Harris, tras el volante de una Land Rover Defender Crew Cab 2012 en plena persecución, para variar, de un malhechor más. Esta persecución no sólo subió los estándares de la serie en términos de técnica cinematográfica sino también en términos de competencia y participación de las 'Chicas Bond', que definitivamente han pasado de ser un adorno en la pantalla a legítimas compañeras de aventuras del agente secreto británico. Esto claro está, si dejamos de lado el hecho de que en Skyfall, Moneypenny le pego un tiro a Bond cuando trataba de liquidar a su contrincante. Afortunadamente el error ya fue perdonado.

Lea también:

RELACIONADOS:Autos y FamososCine

Más contenido de tu interés