Autos y Famosos

Ford demandó a John Cena por vender su Ford GT 2017

Esta demanda demuestra que el fabricante no está dispuesto a tolerar ningún incumplimiento de los compromisos adquiridos por los dueños su superauto de 500,000 dólares.

John Cena, el luchador profesional, estrella de cine y anfitrión de la televisión estadounidense, fue demandado judicialmente por la Ford Motor Company. ¿Su pecado? Haber vendido su Ford GT 2017 por 500,000 dólares. Esta es una noticia que requiere de explicación, ya que cuesta entender que en Estados Unidos, el bastión de las libertades individuales, un fabricante de automóviles pueda demandar a alguien por deshacerse de uno de sus modelos.

Cuando Ford anunció la puesta en venta del Ford GT, su hiperauto de 450,000 dólares, dejó muy en claro que la propiedad del vehículo, del cual solo fabricaría 500 unidades durante los primeros dos años de producción, estaría sujeta a ciertas condiciones.

Los propietarios, que en si mismos fueron sujetos a un riguroso proceso de selección, debían firmar un contrato en el que se obligaron a mantener el vehículo en su poder por dos años, como condición para su venta. De esta manera Ford buscaba mantener alejados a los especuladores que compran este tipo de hiperauto de edición limitada, para venderlos con una jugosa ganancia al poco tiempo. Ford quería que los compradores del GT manejaran sus vehículos y se convirtieran embajadores de la marca.

Los colores del Ford GT

Loading
Cargando galería


Naturalmente Cena, que es una celebridad en Estados Unidos y que ya era propietario de un ejemplar de la generación anterior del Ford GT, fue uno de los sortarios aspirantes seleccionados de entre las 6,506 personas que compitieron por adquirir una de las primeras 500 unidades.

Al descubrir que Cena había vendido el vehículo, Ford no dudó en tomar medidas para hacer valer sus derechos. El pasado jueves 30 de noviembre el fabricante introdujo una demanda contra Cena en el que alega que el luchador vendió el GT por una alta suma de dinero, violando así el contrato firmado con Ford.

En la demanda Ford alega daños y perjuicios:


Cena recibió su Ford GT liquid blue (azul líquido) el pasado 23 de septiembre y lo vendió menos de un mes después el 20 de octubre, en una operación en apariencia especulativa. Sin embargo, quien vea el video correspondiente al Ford GT de su serie 'John Cena: Car Geek', podrá comprobar que a Cena el carro le quedaba pequeño. No obstante el volumen físico del vendedor no parece haber sido lo que motivó la venta. Cuando en una conversación con un representante de Ford el luchador confirmó la venta, también alegó había vendido el vehículo, así como otros bienes, para poder pagar cuentas pendientes. Esta es una explicación sorprendente dada la intensa actividad mediática de Cena y su estatus de superestrella. Cena es uno de los coprotagonistas de Daddy’s Home 2, una de las películas más taquilleras de la temporada.

Ford estima los daños y pérdidas causadas en al menos 75,000 dólares sin incluir costos ni intereses, una suma que suena casi risible tanto para un coloso industrial como Ford como para una estrella de Hollywood. Pero la demanda en si misma muestra que Ford no está dispuesta a tolerar ningún incumplimiento de los compromisos adquiridos por los dueños del Ford GT, ya que de lo contrario tendría que enfrentar a una avalancha de revendedores y especuladores.


Lea también:

RELACIONADOS:FordSuperautosDemandas