null: nullpx
Autos Históricos

Sale a la venta el "Oldsmobile de Hillary"

Se trata de un Oldsmobile Cutlass Ciera Brougham de 1986 que la ex secretaria de estado compró cuando era primera dama de Arkansas.
12 Abr 2016 – 05:31 PM EDT
Reacciona
Comparte
El Oldsmobile de Hillary Clinton aún mantiene una calcomanía de la última campaña de Bill Clinton por la gobernación de Arkansas en 1990 Crédito: Captura de pantalla de YouTube

Hoy es difícil imaginar a Hillary Clinton salir de un concesionario de automóviles al volante de un modelo sin uso. Lo más probable es que la ex primera dama, ex senadora por el estado de Nueva York y ex secretaria de Estado no haya posado sus manos sobre el volante de un automóvil desde que su familia se mudó a la Casa Blanca el 20 de enero de 1993. Pero eso fue exactamente lo que sucedió el 20 de Marzo de 1986, cuando la hoy candidata a la presidencia de los Estados Unidos de América entró a Balch Motors Oldsmobile de Little Rock, Arkansas para salir más tarde tras el volante de un modesto Oldsmobile Cutlass Ciera Brougham de ese año, equipado con un motor de 4 cilindros y ventanas de apertura manual.

El Cutlass Ciera Brougham era la versión de Oldsmobile del desastroso “Auto A” de General Motors. Un sedán mediano con tracción delantera derivado del aún peor compacto “Auto X”. Ambos modelos jugaron el papel de laboratorio de pruebas para tecnologías como la colocación transversal del motor, la tracción delantera y la inyección de combustible, que aunque ya eran conocidas nunca antes de la década de los 80 se habían aplicado en vehículos americanos. La mayoría de sus propietarios sufrieron las consecuencias.

Si bien no sabemos cuan bien le fue a Clinton con su Oldsmobile Cutlass Ciera Brougham, llama la atención de que después de 30 años el auto parece haber sido mantenido en relativamente buen estado. El Ciera, al igual que sus gemelos mecánicos Chevrolet Celebrity, el Pontiac 6000 y Buick Century ha envejecido relativamente bien y a pesar de que este histórico ejemplar en particular obviamente necesita varias mejoras cosméticas, parece ser un vehículo sólido y gracias a sus escasas 33,000 millas recorridas puede tener aún algo de uso que ofrecer.

Lo que llama poderosamente la atención es que la entonces joven primera dama del estado sureño de Arkansas, quien simultaneamente mantuvo una exitosa carrera como abogado en la histórica firma Rose Law, eligiese un vehículo tan modesto y desprovisto de amenidades que hoy consideramos casi básicas, como ventanas eléctricas y asientos de cuero, y más aún que los Clinton lo hayan llevado con ellos a la Casa Blanca en 1993.

El actual propietario del “Oldsmobile de Hillary”, que aún mantiene en su ventana trasera una calcomanía con la inscripción "Clinton for Governor", en referencia a la última campaña de Bill Clinton por la gobernación de Arkansas en 1990, es Mark Lawn de Gettysburg, Pennsylvania, ex jefe de jardineros de la Casa Blanca hasta 2008, quien lo adquirió en el año 2000 en una subasta exclusiva para el personal de la mansión presidencial. La intención de Lawn era que el auto, en el que Chelsea Clinton había aprendido a manejar, fuese el primer vehículo de su hija. Pero esta lo rechazó por ser anticuado y sencillo. El auto pasaría los siguientes 16 años guardado en un garaje y manejado ocasionalmente. Lawn, quien trató de venderlo sin éxito en el año 2011 cuando colgó en YouTube el único video que se conoce del auto, pone el Oldsmobile nuevamente a la venta con la duda de no saber si está cometiendo un error ya que de llegar su dueña original a la presidencia el próximo mes de noviembre, el valor de este vehículo con seguridad sufrirá un incremento exponencial.

Según la guía de la Asociación Nacional de Concesionarios Automotrices (NADA por sus siglas en ingles) un Oldsmobile Cutlass Ciera sedán de 1986 puede ser adquirido por alrededor de 2,541 dólares, lo cual incluye un demérito del -15% por contar con el insípido motor de 4 cilindros. La guía NADA no dice cuanto agregar por haber pertenecido a una ex primera dama, ex senadora por el estado de Nueva York y ex secretaria de Estado . . . ni mucho menos por haber pertenecido a un presidente de los Estados Unidos, lo cual aún está por verse. Un Oldsmobile Cutlass Ciera sedán nuevo se vendía por 11,303 dólares en 1986.


Reacciona
Comparte