Autos Deportivos

El KTM X-Bow GT4 2018 es un carro de carreras razonable

El pequeño bólido austriaco llega al 2018 con mejoras que más que aumentar su performance buscan abaratar sus costos de operación.
28 Dic 2017 – 3:08 PM EST

El KTM X-Bow GT4 2018 en imágenes

Loading
Cargando galería

Cuando el fabricante austriaco de motocicletas KTM mostró su primer, y hasta ahora único, vehículo de cuatro ruedas, el X-Bow (por cierto, se pronuncia crossbow) en el Auto Show de Ginebra 2008, su objetivo era llegar a construir 500 unidades al año. Hoy a 10 años de ese evento, KTM fabrica 1,000 X-Bows anualmente en una planta dedicada en Graz, la misma ciudad austriaca donde Mercedes-Benz fabrica su célebre Geländewagen la infatigable todoterreno que conocemos como Clase-G.

El X-Bow fue revisado significativamente para el año 2011 con la ayuda del equipo de competencia Reiter Engineering. En esa ocasión el micro bólido obtuvo la opción de una cabina cerrada a la cual se accede a través de una aparatosa escotilla, al estilo de los aviones de combate, muy útil cuando se va a dedicar el vehículo a labores de competencia como la gran mayoría de sus dueños hace.

Para 2018 KTM nos muestra el X-Bow GT4, una actualización del X-Bow homologada para el circuito de carreras europeo del mismo nombre. Esta vez las mejoras tienen el objetivo de abaratar los costos de operación en pista los cuales pueden llegar a ser prohibitivos para los equipos con menor afluencia de recursos.

Las mejoras incluyen una nueva transmisión Holinger, la cual fue diseñada para aguantar permanentemente torque de hasta 516 lbs-pie y que tiene una vida útil de 6,300 millas. La vida útil de los componentes del chasis; como las horquillas o el sistema centralizado de bloqueo de las ruedas, fue incrementado a 12,600 millas, lo cual abarata el costo de operación a 7.36 dólares por millas. Este costo, que le podría causar un infarto a un chofer de Uber, parece que es de lo más razonable para el equipo promedio que compite en GT4.

El KTM X-Box GT4 utiliza un motor 4 cilindros proporcionado por Audi que genera 360 caballos de fuerza. Según nuestra publicación hermana Jalopnik, el auto solo pesa 2,200 libras, lo que le daría una extraordinaria relación de peso/poder de 6.11 libras por cada caballo de fuerza, mejor que la del Dodge Challenger SRT Hellcat (6.57) pero inferior a la del Chevrolet Camaro ZL1 (5.97). El precio de cada uno de estos micro bólidos ronda por los 180,000 dólares, lo cual visto en el contexto de las carreras europeas parece que es de lo más razonable.


Lea también:

RELACIONADOS:Superautos