null: nullpx
Autos Clásicos

El Concourse d'Elegance de Hilton Head Island 2015

Cientos de los más espectaculares autos de colección se dieron cita en Carolina del Sur para elegir a su nuevo líder
31 Mar 2016 – 03:17 PM EDT
Reacciona
Comparte

Los Concourse d'Elegance, o concursos de elegancia, son eventos sumamente particulares. Su origen se remonta al Paris del Siglo XVII cuando los miembros de la aristocracia se reunían en los grandes parques de la capital francesa para hacer alarde entre ellos de las últimas novedades de sus lujosos coches a caballo, para el deleite de sus egos y de los afortunados que tenían acceso a presenciar estos eventos. 4 siglos y una revolución más tarde apenas el nombre del evento ha sobrevivido, más no su propósito que hoy es muy distintos. Los diversos Concourse d'Elegance que se celebran alrededor del mundo son hoy eventos caritativos donde los coches a caballos han sido sustituidos por automóviles con motor y donde en vez de novedades se celebran la herencia y la grandeza de los clásicos del transporte motorizado.

El pasado fin de semana en el Port Royal Golf Club de la isla de Hilton Head en Carolina del Sur tuvo lugar el Décimo Cuarto Concourse d'Elegance Anual y Festival Automotriz de Hilton Head Island en el que más de 500 autos clásicos de colección se dieron cita para celebrar la historia y el legado de la industria automotriz mundial. Los autos fueron separados en 31 clases dependiendo de criterios múltiples como época, fabricante, motorización, tipo de automóvil o país de origen entre otros. Un grupo de 71 jueces, entre regulares, invitados y honorarios tuvo la tarea de evaluar y otorgar los premio. Para cada una de las clase fue otorgado un galardón al "Mejor de la Clase". Sin embargo los premios más esperados fueron " El Mejor del Show" elegido por los jueces y " La Elección Popular" elegida por el público asistente.

El ganador del premio  Mejor del Show fue un espectacular  Chrysler Custom Imperial Phaeton de 1933  propiedad de Joseph y Margie Cassini III de West Orange, New Jersey, un auto muy conocido entre los círculos de coleccionistas. Este imponente convertible de 4 puertas tiene la particularidad de haber sido construido de acuerdo con las especificaciones particulares de su dueño, el entonces jefe de diseño de Chrysler Ralph Roberts quien lo ordenó para su esposa, con especificaciones especiales de diseño que Roberts consideraba como experimentales. Entre ellas se encontraban sus guardafangos más alargados y estilizados, la localización más baja de lo usual de los faros delanteros, los cobertores de las ruedas traseras, el marco de radiador pintado en vez de cromado y las ruedas de repuesto detrás del maletero en vez de a los lados. Todos estos detalles de diseño serían en el futuro utilizados por modelos de Chrysler y de otras marcas. 

El ganador del premio  Elección Popular fue un majestuoso  Mercedes-Benz 540K Special Roadster de 1939 propiedad del Dr. Richard Workman de Windermere, Florida. Este auto tiene la peculiaridad de haber sido el último de 25 "Spezial Roadsters" construidos prácticamente a mano entre 1935 y 1939 en las instalaciones que Mercedes-Benz tenia en su complejo industrial de Sindelfingen para construir vehículos personalizados. Su primer dueño llamado Rolf Horn lo recibió en Berlín en Agosto de 1939 y tuvo el iluminado criterio de ponerlo a buen resguardo ante la inminencia de la llegada de la segunda Guerra Mundial lo que posibilitó la supervivencia de esta joya automotriz hasta nuestros días.


Un importante evento colateral de todos los Concourse d'Elegance suele una subasta de autos clásicos. Este año la subasta organizada por Auctions America  contó con 95 automóviles. La venta con mayor preció correspondió a un Ferrari 330 GTC de 1967 que logró un precio final de $638,000. La subasta logró ventas totales de más de 5 millones de dólares.

Al igual que el Concourse d'Elegance de Amelia Island que tiene lugar en la primavera, el Concourse d'Elegance de Hilton Head Island es un poderoso festival automotriz que cada año socava un poquito más el dominio del otrora hegemónico 
Concourse d'Elegance de Peeble Beach
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Autos ClásicosAuto Shows