null: nullpx
Astronomía

Urano huele a huevo podrido: está lleno de sulfuro de hidrógeno

Un estudio publicado en Nature Astronomy revela un secreto de este planeta: su atmósfera está compuesta por nubes de sulfuro de hidrógeno, aunque no es este el único problema que enfrentaría un humano durante su visita.
24 Abr 2018 – 04:24 PM EDT
Comparte
imagen infrarroja compuesta de los dos hemisferios de Urano. Crédito: Lawrence Sromovsky, University of Wisconsin-Madison/W.W. Keck Observatory/NASA

Se sospechaba y se había debatido con anterioridad, pero la confirmación acaba de llegar. Hasta ahora, los científicos podían intuir que la atmósfera del planeta Urano estaba conformada por nubes llenas de sulfuro de hidrógeno (H2S) o por amoníaco (NH3), pero no habían sido capaces de dar una respuesta definitiva.

Ahora, sin embargo, un estudio publicado en Nature Astronomy ha puesto fin a este misterio. La respuesta es la primera: sulfuro de hidrógeno, un gas que puede encontrarse también en la Tierra, por ejemplo, en los huevos podridos o en las ventosidades.

"Si alguna vez un humano desafortunado descendiera por las nubes de Urano, se encontrarían con condiciones muy desagradables", dijo Patrick Irwin de la Universidad de Oxford, uno de los autores del estudio, en un comunicado de prensa.

En todo caso, según añadió Irwin, el último de los problemas que debería preocuparle al osado humano que llegara a Urano debería ser la pestilencia: "La asfixia y la exposición en una atmósfera de -200 grados Celsius compuesta principalmente de hidrógeno, helio y metano se cobrarían su precio mucho antes que olor".

Cargando Video...
Telescopio Hubble revela espectaculares imágenes de la Nebulosa de La Laguna


Los datos recogidos en el estudio fueron obtenidos gracias al telescopio de ocho metros Geminio, ubicado en lo alto del monte Mauna Kea, Hawaii. Hasta ahora, se contaba con la información recabada durante décadas de observaciones e incluso con el material que recogió la nave Voyager 2, pero nada había sido suficiente para aclarar la naturaleza de la atmósfera de este planeta.

El método utilizado en el telescopio está basado en la fragmentación de los componentes de la luz infrarroja que llegaba desde Urano. Al analizar el espectro resultante, llamado "líneas de absorción, los científicos encontraron la 'huella digital' de los componentes de la atmósfera de Urano, que se encuentra a unos 1,900 millones de millas (cerca de 3,000 millones kilómetros) del Sol.

"Este trabajo significa un uso sorprendentemente innovador de un instrumento originalmente diseñado para estudiar los entornos explosivos alrededor de enormes agujeros negros en los centros de galaxias distantes", dijo Chris Davis de la Fundación Nacional de Ciencia de los Estados Unidos, un financiador líder del telescopio Gemini.

Este descubrimiento revela una fuerte diferencia entre los considerados planetas gigantes (Júpiter y Saturno) y los gigantes helados (Urano y Neptuno). Aquellos están recubiertos de nubes compuestas por hielo de amoníaco. Estas diferencias, además, estarían en "la formación de los planetas y su historia", según Leigh Fletcher, miembro del equipo investigador de la Universidad de Leicester en Reino Unido.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés