null: nullpx
Keiko Fujimori

Keiko Fujimori sale de prisión pero aún enfrenta investigaciones por lavado de dinero de Odebrecht

La política peruana, hija del expresidente Alberto Fujimori, estuvo un año y un mes presa en una cárcel de mujeres de Lima, en medio de una investigación por lavado de dinero. La justicia la señala de supuestamente recibir aportes ilegales de la constructora brasileña Odebrecht para financiar su campaña presidencial del 2011.
29 Nov 2019 – 09:28 PM EST
Comparte
Cargando Video...

LIMA, Perú.– El estadounidense Mark Vito recibió con flores y globos en mano a su esposa Keiko Fujimori, líder de la mayor fuerza opositora de Perú, que este viernes salió de la cárcel donde cumplió un año y un mes de prisión preventiva, luego de que un fallo del Tribunal Constitucional consideró que se había afectado sus derechos de libertad personal y presunción de inocencia.

Hace un par de semanas, Vito se declaró en huelga de hambre y acampó en las afueras de la cárcel de mujeres donde estuvo recluida Fujimori. Con la foto del perfil de su esposa estampada en sus ropas y pancartas en la carpa donde pasaba los días, prometió que su medida de fuerza acabaría cuando la tenga “en mis brazos”, y así fue.

Pero la salida de prisión de Keiko, la mayor de los hijos del encarcelado expresidente Alberto Fujimori, no solo era esperada por Vito, sino también por sus simpatizantes, que decoraron las afueras de la prisión con globos y cadenetas blancos y naranjas, los colores de su partido político, Fuerza Popular.

Apenas se vieron, los esposos se abrazaron, se besaron, saludaron y agradecieron a sus simpatizantes. Fujimori aprovechó para afirmar que su reclusión “ha sido el evento más doloroso" de su vida. También critió el proceso en su contra, aunque aseguró que colaborará con la justicia.

“En estos casi 400 días he tenido la oportunidad de reflexionar y de darme cuenta también que hay cosas que he podido hacer mejor”, dijo Fujimori, y agregó que se tomará un tiempo para reencontrarse con su familia, recuperar su salud y decidir qué hará en “la segunda etapa de mi vida”.

Si bien Keiko recuperó su libertad, la fiscalía peruana continuará investigándola por supuestamente ser líder de una organización criminal que lavó más de un millón de dólares de la empresa Odebrecht en su campaña presidencial.

La firma brasileña es protagonista de uno de los mayores escándalos de corrupción en América Latina, que ha salpicado a políticos e importantes funcionarios de varios países. En el Perú, todos los expresidentes de los últimos 20 años y varias figuras políticas están siendo investigados por este caso.

Aportes de millonarios peruanos

Como parte de las investigaciones a Fujimori por lavado de activos, la fiscalía peruana interrogó recientemente a importantes empresarios del país que, en algunos casos, reconocieron que entregaron millonarios aportes en efectivo y dentro de maletines a la propia ex candidata, con el fin de detener el avance del “chavismo” en el Perú en las elecciones de hace ocho años.

Cargando Video...
El testimonio de Marcelo Odebrecht que sacude a la clase política de Perú

Fujimori, sus abogados y políticos afines habían negado inicialmente la existencia de estos aportes a su campaña y habían asegurado a las autoridades electorales que sus fondos sólo provenían de la venta de potajes, rifas y la donación de sus simpatizantes.

En un hecho pocas veces visto en este país, la fiscalía allanó este viernes las oficinas del poderoso gremio empresarial Confiep en búsqueda de documentación y evidencia sobre el dinero que fue destinado por sus integrantes a la campañas presidenciales de Fuerza Popular del 2011 e incluso del 2016.

Momento electoral

Horas antes de que Keiko Fujimori abandonara la cárcel, el fiscal a cargo de las investigaciones en su contra Domingo Pérez, consideró que la decisión del Tribunal de Constitucional de liberarla era “incongruente, contradictoria y sospechosamente tiene tintes políticos”.

El presidente Martín Vizcarra también se pronunció y afirmó que “podemos tener opiniones en uno u otro sentido, pero aquí lo que corresponde, en este caso, es ser respetuoso de las decisiones de los entes responsables”.

Por su parte, el presidente del máximo tribunal del país, Ernesto Blume, defendió la sentencia, descartó que tenga motivaciones políticas y aseguró que “es inamovible, ahí se cierra el tema”.

La líder de la oposición ha recuperado su libertad justo en momentos en que se está desarrollando una campaña electoral para elegir un nuevo Parlamento peruano, luego de que el presidente Vizcarra disolviera el anterior dominado por el fujimorismo después de varias pujas y al considerar que entorpecía el gobierno del país.

Los peruanos acudirán a las urnas el próximo 26 de enero para escoger a los nuevos congresistas y el partido de Fujimori también participará. Expertos aseguraron que la salida de Fujimori fortalecerá su agrupación política.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés