null: nullpx
Coronavirus

Con entierros clandestinos denuncian que el gobierno de Nicaragua oculta el número real de muertos por covid-19

Según una fuente familiarizada con la situación en los hospitales nicaragüenses hay más de 1,000 contagios y unos 200 muertos por covid-19. El gobierno de Daniel Ortega sólo reconoce 25 casos, incluidas ocho muertes.
14 May 2020 – 01:32 PM EDT

El número de muertos por covid-19 en Nicaragua es mucho mayor de lo que oficialmente informa el gobierno de Daniel Ortega, de acuerdo con informacion dada a Univision Noticias por fuentes con conocimiento del sector de salud nicaragüense.

Según una fuente bien ubicada y familiarizada con la situación en los hospitales, hay más de 1,000 casos positivos del virus y el número de muertes llegaría hasta 200. El gobierno ha confirmado la existencia de solo 25 casos, incluidas ocho muertes, a pesar de los informes anecdóticos de más infecciones.

Un hospital en Chinandega, ciudad de la costa del Pacífico, está tan devastado por el virus que prácticamente colapsó después de que varios miembros del personal de alto nivel se infectaron, incluido el director del hospital, indican las fuentes.



Univision Noticias también tuvo conocimiento de informes de entierros clandestinos nocturnos de los fallecidos a consecuencia del virus.

El periodista Ronald Rodríguez, del canal 10 de Nicaragua, aseguró a Univision Noticias que pudo presenciar uno de esos sepelios realizados a medianoche, luego de que su equipo saliera a verificar una de las decenas de denuncias que han llegado a su redacción.

“Llegué a un cementerio de Managua a esperar cuando llegaran los cadáveres, porque según nos habían reportado los cadáveres llegaban entre las 11(de la noche) y 1 de la mañana”, explicó Rodríguez al programa Primer Impacto,


Actualmente, Nicaragua es objeto de atención por ser una de las pocas naciones que ha desatendido las recomendaciones de las organizaciones especializadas en salud pública.

A diferencia del resto del mundo, el gobierno de Ortega se ha negado a tomar medidas preventivas contra la pandemia, apenas reconociendo su existencia.

"Ocultar información, inventar neumonías atípicas y obligar al personal sanitario a trabajar sin protección, son acciones propias de regímenes totalitarios comunistas que, con falso ropaje de solidaridad, menosprecian la salud y el bienestar del pueblo", dice Juan Sebastián Chamorro, director de la Alianza Cívica de Nicaragua, una plataforma de oposición al gobierno de Daniel Ortega.


El Consejo de la Unión Europea sancionó a seis altos funcionarios del gobierno nicaragüense el 4 de mayo, citando la represión de las fuerzas de seguridad la respuesta del gobierno a la pandemia del covid-19.

Además, la UE parece cuestionar la respuesta de Nicaragua a la pandemia del covid-19, agregando que la unión estaba "lista para ayudar a Nicaragua en estos tiempos difíciles".


Entre los sancionados por los europeos destaca Sonia Castro, ministra asesora del presidente sobre temas de salud y antigua ministra de Salud.

Castro fue señalada como "responsable de graves violaciones de los derechos humanos y de represión a la sociedad civil (...) en especial dificultando el acceso a la asistencia médica de urgencia a los civiles heridos que participaban en manifestaciones y ordenando al hospital personal que información sobre los manifestantes que habían sido conducidos por la policía al hospital ".

Aplausos a lo héroes: el mundo agradece a los protagonistas de la esperanza durante la pandemia (fotos)

Loading
Cargando galería


Publicidad