Amenazas de Bomba

Detenido en Bruselas un hombre que amenazaba con inmolarse en un centro comercial

El sospechoso portaba un falso cinturón de explosivos que no llevaba ninguna carga. Está siendo interrogado por las autoridades. Los medios belgas creen que se trata de un desequilibrado y no se un terrorista.
21 Jun 2016 – 5:32 AM EDT

El primer ministro de Bélgica, Charles Michel, aseguró este martes que luego de una alerta de bomba de esta mañana en un centro comercial de Bruselas y la detención de un sospechoso, la situación está bajo control.

"La situación por el momento está bajo control", aseguró Michel en unas declaraciones a la cadena RTL tras participar en un Consejo Nacional de Seguridad de urgencia para evaluar la situación.

El diario Standaard dijo citando a la portavoz de la policía de la capital belga, Ilse Van de Keere, que un hombre llamó a la policía amenazando con inmolarse en el exterior del centro comercial City 2.

La presencia de un paquete sospechoso desencadenó el operativo de seguridad, según explicó el personal del edificio.

Policías con la cara cubierta y soldados equipados con cascos fueron vistos patrullando alrededor de al menos una de las entradas al centro comercial. En la zona había también autos policiales y un equipo de artificieros. Algunas entradas a una estación de metro cercana estaban también bloqueadas y el tráfico subterráneo se vio alterado.

La fiscalía de Bruselas confirmó la detención de sujeto, pero dijo que no se hallaron explosivos.

Medios nacionales indicaron que el detenido podría ser un desequilibrado y no un terrorista.

Las fuerzas de seguridad confirmaron que el supuesto cinturón de explosivos que portaba el sospechoso es falso, apuntan varios medios.

"Está siendo interrogado en este momento", dijo Ine Van Wymersch, portavoz de la oficina del fiscal de la capital belga. "No había explosivos".

A raíz de la alerta, el primer ministro belga cambió su agenda matinal y se convocó una reunión del centro de crisis.

El Órgano de Coordinación de Análisis de Amenazas (OCAM) no ha elevado la alerta por riesgo por atentado terrorista, que se encuentra en el nivel 3 de una escala de 4.

Peter Mertens, vocero del centro de crisis, explicó que "este nivel, y las medidas que lo acompañan, es ya alto". "La situación de esta mañana no tiene repercusión en las medidas existentes".

Bélgica vive una situación de tensión máxima desde la gran operación antiterrorista del pasado sábado en la que se arrestó a 40 personas en un primer momento, de las que 3 permanecen detenidas por tentativa de asesinato.

Los servicios antiterroristas actuaron sobre la base de escuchas telefónicas que hicieron pensar que podría producirse un ataque inminente.

Ese mismo día jugaba Bélgica contra Italia en la Eurocopa, un partido que iba a ser masivamente seguido por los aficionados belgas desde una pantalla gigante instalada en la plaza de Rogier, cercana al centro comercial objeto de la alerta de este martes.

Desde entonces se han sucedido las falsas alertas de bomba, como la que obligó a evacuar la estación central de trenes de Bruselas este domingo y a interrumpir la circulación ferroviaria durante algo más de una hora.

Bélgica está en estado de alerta, que supone que un ataque es posible e inminente, desde los atentados extremistas del pasado noviembre en París. Algunos de los autores de esa masacre eran ciudadanos belgas o habían vivido en la ciudad. El pasado 22 de marzo, ataques contra el aeropuerto y el metro de la capital belga causaron 32 fallecidos.

Publicidad