null: nullpx
Adultos Mayores

Uno de cada cuatro adultos mayores sufre una caída severa por año: cómo prevenirlas

Problemas en la visión y la debilidad muscular son algunos de los factores que hacen que las personas de la tercera edad sean más propensas a sufrir una lesión y, lo que es más: que sus secuelas sean más graves. Pero hay maneras de evitarlas o, al menos, de aminorar su impacto.
4 Ago 2018 – 8:40 PM EDT

Después de haber sufrido algunas caídas y fracturas a Janet Malke le preocupa perder su independencia, una inquietud que comparten muchos adultos mayores.

Una de cada cuatro personas de 65 años o más sufre de una caída severa al año. De esas, 800,000 son hospitalizadas y 27,000 mueren, indican estadísticas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

Sufrir una caída duplica las probabilidades de caerse de nuevo. “A medida que uno envejece los músculos se debilitan, la visión se deteriora y te puedes tropezar con algo fácilmente”, explica al Noticiero Univision el reumatólogo Carlos Sessin.

En su consultorio ha podido comprobar las secuelas que conlleva una lesión importante como lo es una fractura de cadera que, según explica, aumenta en 20% las probabilidades de fallecer en los seis meses posteriores a esa lesión. Los CDC estiman que para 2030 habrá 7 mueres por caídas cada hora si la tendencia permanece igual.


Para intentar evitarlo, a lo largo del país numerosos centros ofrecen clases para que los adultos mayores aprendan qué hacer en caso de una caída.

Vilma Alet ha participado en estos cursos y ya sabe qué hacer. “Me trato de arrodillar y apoyarme en un mueble cercano como una silla para levantarme”.

Sin embargo, el mejor antídoto para mitigar los efectos de una caída es practicar ejercicio regularmente, algo que ha comprobado durante sus sesiones el entrenador Pedro Manzanillo, del YMCA. “Muchos llegan con problemas de rodillas y hombros y cuando vienen aquí mejoran su salud”, cuenta.

Miguel Ángel Colón es uno de los tantos que ha notado los beneficios de la actividad física durante la tercera edad. “Antes no podía caminar mucho; ahora camino el doble. Los ejercicios me han dado vida”.

Los CDC advierten que ejercicios como el Tai Chi fortalecen las piernas y contribuyen a mejorar el equilibrio.

Los expertos también recomiendan a las personas mayores revisarse periódicamente los ojos y oídos, tomar un suplemento de vitamina D, examinar la casa para que esté bien iluminada y libre de obstáculos, así como preguntar al médico por los posibles efectos secundarios de las medicinas que se les prescriban.

Un poco de movimiento para combatir el sedentarismo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Adultos Mayores
Publicidad