Pepe Aguilar rompe su silencio para expresar "incondicional solidaridad" con su hijo Emiliano, detenido por presunto tráfico humano

En un mensaje distribuido por Facebook, el cantante mexicano dijo esperar que el juicio demuestre la inocencia de su hijo, quien fue detenido cuando intentaba cruzar desde Tijuana a San Diego con cuatro inmigrantes chinos en el maletero

El conocido cantante mexicano Pepe Aguilar ofreció su primera reacción pública al arresto de su hijo José Emiliano, quien fue detenido en la frontera entre México y Estados Unidos acusado de intentar pasar ilegalmente cuatro personas indocumentadas en el maletero de un vehículo.

En un video de cinco minutos colocado en su página de Facebook, Aguilar agradeció el apoyo mostrado por sus seguidores a la familia.

"Ya ustedes sabrán por las redes sociales o medios de comunicación que este muchacho (su hijo, Emiliano) está pasando por momentos difíciles legales", dice Aguilar en el mensaje.

"Quiero dejar bien claro que la postura de mi familia es de 100% solidaridad con Emiliano (…) Estamos con Emiliano en corazón, en alma. Se equivoca uno en la vida y eso no significa que no vamos a apoyarlo en las buenas y en las malas"


"No estoy ocultando nada, no sé nada", expresa el cantante, quien reconoce que “nadie está por encima” de la ley.

"Yo creo en mi hijo, mi hijo no es un delincuente. Y seguramente así lo probará él en su juicio".

Se había informado que para el momento del arresto de su hijo, Aguilar estaba de vacaciones en Europa.

Pepe Aguilar, de 48 años, una de las voces mexicanas más conocidas del país, ganador de cuatro Premios Grammy y cuatro Premios Latin Grammy. Es hijo de una de las leyendas del cine y la música ranchera mexicana, Antonio Aguilar, fallecido en 2007.

El caso

José Emiliano Aguilar, de 24 años y ciudadano estadounidense, fue detenido el martes 14 de marzo alrededor de las 5:45 pm (hora local) en el puerto de San Ysidro, en San Diego, cuando su carro Chrysler 200 de color blanco del 2014 fue parado para ser revisado.

Cuando el auto estaba siendo inspeccionado, un perro adiestrado para identificar sustancias narcóticas y personas, alertó a los agentes, quienes abrieron la parte trasera del vehículo y encontraron tres hombres y una mujer inmigrantes chinos indocumentados. Ninguno tenía autorización para entrar a Estados Unidos.

Los inmigrantes habían pagado presuntamente entre 3,000 y 60,000 dólares para ingresar ilegalmente en el país, según informó el sitio de noticias del espectáculo TMZ.

José Emiliano quedó en libertad después de pagar 15,000 dólares de fianza. El próximo 13 de abril a la 1:30pm deberá presentarse ante un juez federal en California para responder al delito de contrabando de indocumentados.

Antonio Aguilar hijo -tío y padrino del acusado-, dijo en entrevista telefónica con el programa Primer Impacto que creía que su sobrino era un buen hombre. “Aparentemente no fue nada doloso, que él quisiera ganar dinero, sino que se le hizo fácil ayudar a otras personas, porque es un hombre muy bueno, es un niño muy noble (...) Siempre ha sido muy inocente, toda su vida”.

Pete Flores, director de operaciones de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza en San Diego, sostuvo cuando ocurrió el suceso que "esconder personas en vehículos es peligroso y puede tener consecuencias graves".

"Los oficiales de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de San Diego frenaron una violación de nuestras leyes migratorias y fueron capaces de resolver el accidente sin problemas", añadió.


RELACIONADOS:Frontera EEUU México