null: nullpx
Actos Delictivos

Detienen al presunto cabecilla de la banda que mató a un bebé y violó a dos mujeres en la autopista México-Puebla

Las autoridades informaron que Orlando Xolalpa Sánchez, ‘El Chivo', pertenece a una banda dedicada al robo de transportistas en Puebla. Durante el operativo de captura, dos de los cómplices lograron escapar.
17 May 2017 – 5:01 AM EDT

Ciudad de México.- La Comisión Nacional de Seguridad informó de la detención de Orlando Xolalpa Sánchez, ‘El Chivo’, por su supuesta implicación en la muerte de un bebé y la violación de dos mujeres en la autopista de México-Puebla el pasado 2 de mayo.

El comisionado Renato Sales explicó este miércoles que Xolapa Sánchez fue capturado luego de una llamada de un denunciante anónimo. Agregó que al sospechoso se le relaciona con la banda conocida como ‘Los Xolapos’, dedicada al robo de transportistas y la cual participó en el ataque a la familia.

El denunciante anónimo aseguró que Orlando y sus dos hermanos, quienes lograron escapar, aterrorizaban la región.

El pasado 2 de mayo una familia –dos mujeres, un niño y un hombre– fue atacada por ocho sujetos armados en la autopista México-Puebla, a la altura del municipio de San Martín Texmelucan.


Los agresores encañonaron a sus víctimas y los hicieron bajar de su camioneta. Balearon de muerte al niño de dos años de edad, abusaron de la madre y una adolescente de 14 años, mientras golpeaban al padre. Luego huyeron en sus vehículos y la camioneta robada.

El Universal informó que el asesinato del menor fue circunstancial, pues uno de los delincuentes disparó a la puerta de la camioneta para abrirla, pero la bala quebró la ventana y mató al menor.

Tras el incidente, los medios locales informaron que el crimen se trató de una venganza entre bandas dedicadas al robo de combustible, pues la familia es originaria del municipio poblano de Quecholac, el cual pertenece al llamado ‘triángulo rojo’, controlado por grupos de ‘huachicoleros’, quienes hacen tomas clandestinas a los oleoductos de Pemex para revender ilegalmente el carburante.

Durante el funeral del menor, amigos y familiares de las víctimas pidieron a los medios no criminalizarlos. "No fue un ajuste de cuentas, como se ha dicho", dijo Hilario Pérez, tío del bebé asesinado.

Tras el incidente hubo enfrentamientos entre ‘huachicoleros’ y policías. Luego llegaron cerca de 2,400 militares para acabar con las bandas que roban combustible, lo que ha provocado más tiroteos y ha dejado más de una decena de muertos, entre ellos cuatro miliares.

En fotos: La violencia se dispara en México en 2017

Loading
Cargando galería
Publicidad