null: nullpx
Accidentes

Qué sabemos y qué no: las incógnitas del accidente de tren en Seattle que dejó tres muertos

Un día después del mortal incidente, sabemos que el convoy se desplazaba a casi el triple de velocidad permitido, pero la investigación aún tiene que aclarar por qué no redujo el paso o qué sistemas inteligentes que podían haber evitado el descarrilamiento contaba el ferrocarril.
19 Dic 2017 – 01:34 PM EST

El lunes un tren Amtrak descarriló cerca de la ciudad de Seattle dejando al menos tres muertos y numerosos heridos, algunos de ellos en estado crítico. Una investigación está tratando de aclarar qué sucedió para que el tren se saliera de los rieles y algunos de los vagones cayeran sobre la autopista interestatal I-5. Estas son las principales incógnitas.

Qué provocó el accidente

Las autoridades se han mostrado cautelosas a la hora de señalar lo que provocó el descarrilamiento del tren. “Es demasiado pronto para decir” la razón por la cual el tren casi triplicaba la velocidad permitida, dijo Dinh-Zarra, miembro de la junta de la Oficina de Seguridad Nacional de Transportes.

La caja negra que se encontraba en la locomotora trasera indicaba que el tren viajaba a 80 millas por hora (128 km/h) en un tramo cuya velocidad está reducida a 30 millas por hora (48 km/h), según indicó en una conferencia de prensa Bella Dinh-Zarr, miembro de la junta de la Oficina de Seguridad Nacional de Transportes.

Tampoco se sabe si el maquinista del tren, que hacía el recorrido por primera vez entre entre Seattle y Portland, Oregon, conocía bien el recorrido.

Por qué no redujo la velocidad

Kimberly Reason, empleada de Sound Transit, la agencia con sede en Seattle propietaria de la vía afectada, dijo que hay avisos sobre la máxima velocidad permitida a 2 millas (3 km) antes de la zona donde ocurrió el accidente.

Los nuevos trenes de esta ruta, conocida como Amtrak Cascade, están equipados con el sistema Control Positivo de Trenes (PTC, en inglés). Este mecanismo consigue frenar el tren en situaciones de riesgo, como la de ayer. Sin embargo, el sistema no estaba activado en esta línea de trenes, según indicaron el departamento de Transporte del estado de Washington (WSDOT) y Richard Anderson, presidente de Amtrack.

Dinh-Zarr especificó que gran parte de la investigación se enfocará en qué tecnología existía en tanto en el tren como en las vías tenía para evitar accidentes.

Aparentemente, el tren estaba equipado con el sistema PTC, que efectivamente hubiera reducido automáticamente la velocidad al entrar en la curva. Sin embargo, para su funcionamiento necesita unos sensores en el ferrocarril, que están previstos que se coloquen el próximo año, según el Departamento de Transporte del estado de Washington.

Cuándo habrá sistemas automáticos de freno

Las leyes federales obligan que las líneas de ferrocarril tengan el sistema automático de frenado antes del final de 2018. Según datos de Amtrak, el PTC ya está instalado en las más de 600 millas (casi 1,000 km) de vías del corredor del noreste, entre Washington y Boston.

Lo cierto es que el Congreso aprobó la ley en 2008 luego de un accidente ferroviario en Los Ángeles que dejó 25 muertos. El texto indicaba que el sistema tenía que estar en funcionamiento en 2015, pero se dio una prórroga de tres años más al quedar claro que no se cumpliría el objetivo.

Pese a que el Departamento de Transporte de Washington afirma que toda la ruta donde se produjo el accidente tendrá el sistema para mediados de 2018, no está claro si ya estaba en funcionamiento en el lugar donde descarriló el tren.

Cuál es el estado de las vías

Tras conocerse la noticia, el presidente Donald Trump publicó un tuit en el que afirmaba que “el accidente de tren que acaba de ocurrir en DuPont, muestra más que nunca por qué nuestro plan de infraestructuras que será pronto presentado deber ser aprobado rápidamente”. El mandatario subrayó que “siete billones de dólares se han gastado en el Medio Oriente mientras nuestras carreteras, túneles, líneas de ferrocarril (y más) se están viniendo abajo”.

Sin embargo, las vías donde descarriló el tren son nuevas luego de que se llevara a cabo un programa de inversión en infraestructuras.

Sound Transit gastó con el respaldo del estado de Washington 180 millones para comprar unas 15 millas (24 km) de vías con el fin de renovarlas para permitir trenes de mayor velocidad.

El estado también invirtió 58 millones de dólares para adquirir 8 nuevas locomotoras específicamente en esta línea que, según la información oficial, están en funcionamiento desde noviembre del 2017.

Cuándo sabremos qué pasó

Funcionarios federales están ya este martes en el lugar del accidente donde se ha comenzado una investigación que, según Dihn-Zarr, puede tardar entre una semana y 10 días. El equipo de investigadores que debe arrojar luz está compuesto por una docena de especialistas de vías de trenes, de sistemas de señales mecánicos e incluso expertos en comportamiento humano.

El trabajo está liderado por Ted Trumpin, que ya ha estado al frente de la investigación de otros accidentes como el descarrilamiento de Filadelfia en 2015, que dejó 8 muertos en 2015.

El número de víctimas

En un primer balance, se indicó que 6 personas habían fallecido, sin embargo, las autoridades indicaron posteriormente que tres personas perdieron la vida como consecuencia del accidente. Además, cerca de 100 personas resultaron heridas, algunos de los cuales continúan en una situación crítica.


En fotos: Un tren se descarrila y cae a la autopista interestatal al sur de Seattle

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:AccidentesTrenesEstados UnidosMuertes

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.