null: nullpx
Abuso Policíaco

Policía hispano enfrenta cargos tras golpear a una latina por grabarlo con su celular

Marcelina Cintron-García pasó tuvo que ser tratada de las heridas en el hospital por los golpes dados por el agente Santiago-DeJesus.
20 May 2016 – 12:20 PM EDT

Marcelina Cintron-García recibió un puñetazo y fue golpeada contra una tubería. El autor de esta agresión fue el policía hispano Jesus Santiago-DeJesus, quien la detuvo porque, según él, no había encendido la señal intermitente del vehículo que conducía.

Ahora, Santiago-DeJesus, de 27 años, está acusado de varios cargos criminales, entre ellos de adulteración de pruebas y opresión.

Los hechos ocurrieron el 5 de abril en Pennsylvania cuando el oficial latino detuvo a la conductora por no “haber encendido la señal intermitente cuando iba a entrar a un espacio de parqueo”, según documentos publicados por la oficina del abogado del distrito de Berks County.

El agente obligó a Marcelina, de 30 años, y su pareja a salir del vehículo. En ese momento, comenzaron a grabar con el celular a Santiago-DeJesús. En ese momento, momento comenzó una “discusión verbal”. El policía pidió a Marcelina que le diera su teléfono. Ante la negativa, se lo arrebató y comenzó a golpearla contra el suelo, según los documentos.

El altercado quedó grabado gracias a una cámara de seguridad de una casa cercana donde se encontraban los tres.

Tras los golpes, Santiago-DeJesus arrestó tanto a la hispana como a su novio. Él quedó en libertad pero ella pasó tres días en prisión acusada de asalto y resistencia a la autoridad.

Además, según el abogado del distrito, tuvo que ser trasladada al Reading Hospital donde fue tratada de las heridas provocadas por los golpes.

El agente, un veterano que llevaba trabajando cuatro años en el Departamento de Policía de Reading, enfrenta ahora diversos cargos, entre ellos falsificación de reportes y opresión.

Según el abogado de Santiago-DeJesus, Allan Sodomsky, sostuvo que su cliente no fue el responsable de la discusión que acabó en golpes. “Hasta que no veamos todas las evidencias (…) creemos que el oficial Santiago no fue quien hizo que la situación acabara así”, declaró a ABC.

Según el defensor, “esta mujer lo golpeó a él” y “el oficial Santiago respondió para mantener la situación bajo control”. Además, defendió la actuación de su cliente al explicar que la luz intermitente no se veía desde atrás.

Jesus Santiago-DeJesus se encuentra de baja administrativa pagada mientras se realiza una investigación interna.

Publicidad