Abuso Infantil

Una madre publica esta foto de su hija y recibe amenazas de muerte y avisos de que van a pedir que le quiten la custodia

Enedina Vance publicó la imagen de su bebé en Facebook, provocando una reacción negativa, justamente lo que ella buscaba para demostrar la doble moral de la modificación corporal de los menores.
7 Jul 2017 – 2:30 PM EDT

"Solo para que lo sepas, he llamado a la policía y realicé una denuncia contra ti por poner en peligro a tu bebé y por abuso infantil". Este es uno de los numerosos mensajes que Edina Vance ha estado recibiendo a través de las redes sociales desde que publicó la imagen de su bebé.

Edina es una activista y el pasado miércoles decidió subir una tierna imagen de su hija de seis meses en la que se la ve sonriendo y con un gorro rosa en la cabeza. La foto no debería haber levantado tanta polémica si no fuera porque en ella se ve a la bebé con un piercing en la mejilla.

"Luce tan linda, ¿verdad? Sé que le va a gustar. Me lo va a agradecer cuando crezca", escribió en su página bajo la imagen. Adelantándose a las críticas que iba a recibir, añadió: "Soy la madre, ella es MI BEBÉ, voy a hacer lo que yo quiera!!! Yo tomo todas sus decisiones hasta que ella tenga 18 años, me pertenece".

Para que no quedara dudas sobre ello, continuó afirmado: "No necesito el permiso de nadie (...) Esto NO es abuso!! Si lo fuera, sería ilegal, pero no lo es. La gente le pone pendientes a sus bebés cada día, esto no es diferente".

"¡MI BEBÉ, MI ELECCIÓN!!"

A modo de consigna, terminó escribiendo: "¡MI BEBÉ, MI ELECCIÓN!! ¡ELECCIÓN DE LOS PADRES, DERECHOS DE LOS PADRES!! No juzguen la forma que tengo de educar, todos educamos a nuestros hijos de forma diferente. ¡De todas maneras, esto no es asunto tuyo!!".


Y efectivamente, como esta mujer de Ohio había previsto, comenzó a recibir mensajes en la que la calificaban como "una mala madre" y que ponían en cuestión su decisión, algunos de ellos acusándola de maltrato y advirtiéndole de que iban a poner su caso en manos de los servicios sociales para que le retiraran la custodia.

Desde que la imagen apareció en su Facebook ha sido compartida casi 14,000 veces y tiene cientos de comentarios, justo lo que Vance buscaba. Porque esta madre es una activista en contra de la modificación corporal, tanto en niños como niñas, por lo que está en contra tanto de la circuncisión como de la costumbre de poner pendientes a las niñas al poco de nacer.

Contra la mutilación

Por supuesto que ella no perforó a su hija. La imagen que compartió estaba alterada digitalmente para provocar y poner de manifiesto la doble moral de muchos padres que critican lo que supuestamente había hecho con su niña, pero que no ven inconveniente en que se haga en las orejas o que se retire el prepucio de los recién nacidos.

"No puedo creer cuánta gente no se dio cuenta de que era simplemente algo satírico. De hecho, usé el hashtag #sarcasmo", explicó Vance en su página. "Y, sin embargo, gente aún me amenazaba con golpearme hasta la muerte, llamar a los servicios de protección (del menor) y separarme de mis hijos", añadió.


Pese a todos estos mensajes, esta madre se mostró feliz porque "tantos artículos en tantas lenguas diferentes" están hablando de su iniciativa. "Esto es mucho más grande de lo que yo pude imaginar. Estoy tan contenta porque el mundo por fin está hablando sobre el derecho de los niños a la integridad física", recalcó.

La Academia Estadounidense de Pediatría publicó en el 2012 que "después de revisar profundamente las evidencias científicas" encontró que "los beneficios para la salud de la circuncisión en los bebés recién nacidos superan a los riesgos", sin embargo, especificó que "los beneficios no son lo suficientemente grandes como para recomendar la circuncisión universal del recién nacido". Por eso, recomendó que la decisión final quedara en manos de los progenitores en función de sus "creencias religiosas, éticas o creencias culturales".

"¿Por qué la gente reacciona con tanta furia al ver a mi bebé con un hoyuelo perforado, pero saber que se ata a un bebe y se le amputa la porción más sensible de su pene de manera forzosa lo acepta perfectamente?", se preguntó en un post la madre tras revelar que todo formaba parte de un plan para denunciar la mutilación infantil.

"¿Cómo puede la sociedad amenazar de la muerte por lo primero, y a la vez alentar y apoyar al otro? ¿Piercing es malo, pero la circuncisión es aceptada como la norma? Hipocresía, eso es lo que es. Sexismo. Superstición. Miedo. La gente prefiere seguir infligiendo un ritual innecesario e irreversible en su bebé indefenso, que tener que admitir que no saben lo que hacen", explicó.

Y para aquellos que la acusan de haber inventado la historia de la imagen alterada digitalmente después de la gran cantidad de mensajes que ha recibido les invitó a echar un vistazo por su Facebook, lleno de comentarios y artículos que cuestionan estas prácticas.

Estas mujeres fueron víctimas de ataques de ácido en Colombia

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Abuso InfantilSucesosEEUU
Publicidad