null: nullpx
Abuso Infantil

Abrió el pañal de su hijo y, al verlo lleno de sangre, descubrió que lo habían circuncidado sin su permiso

Una madre vio que su hijo estaba sangrando cuando iba a cambiarlo y, según denuncia, es porque la familia de su esposo, que son musulmanes, decidieron quitarle el prepucio sin su consentimiento.
29 Jun 2017 – 1:29 PM EDT

Era un día cualquiera cuando esta madre fue a cambiar el pañal a su hijo. Al retirarlo, descubrió con horror que su bebé estaba cubierto en sangre. Fue tan el impacto que se vio obligada a abandonar el lugar en el que estaba.

"Abrí el pañal y acabé saliendo de la habitación porque me sentí histérica", contó la mujer en una entrevista con la BBC.

Los hechos ocurrieron en julio de 2013, en la ciudad inglesa de Nottingham, y desde entonces esta madre -que no ha querido ser identificada- ha estado luchando para que las autoridades castiguen a quienes lo hicieron.

"Fue horroroso, en absoluto agradable, había sangre por todas partes", subrayó.


El bebé sufrió la mutilación cuando tenía solo tres meses y, según la versión de la madre, fue al quedarse con la familia del padre, quienes son musulmanes. Ante lo sucedido, ella se puso en contacto con los servicios sociales y, un año después, con la policía. Sin embargo, concluyeron que no habían encontrado evidencias suficientes para poder hablar de un crimen y el caso fue referido al Consejo Médico General, según cuenta la televisión británica.

Sus quejas también cayeron en saco roto cuando contactó con el político que representa su distrito electoral, pero finalmente consiguió ayuda de un grupo que lucha contra la circuncisión (Men Do Complain -Los hombres sí se quejan, en español-) y Saimo Chalal, una abogada de derechos humanos.

Su caso muestra la dificultad para llegar a un consenso sobre si este tipo de prácticas suponen una mutilación, tal como lo considera la madre. En el Reino Unido la circuncisión es legal siempre y cuando se realice con el consentimiento tanto de la madre como del padre. Se calcula que el 16% de los británicos entre los 16 y los 44 años no tienen prepucio.


"Es incluso ilegal cortar el rabo de los perros. He llegado a mi casa llorando pensando que un perro tiene más derechos que mi hijo", le confesó a la BBC. Además, detalló que a su hijo no lo circuncidaron completamente, sino que "parece que fue la mitad", por lo que ha estado todo este tiempo padeciendo infecciones.

"Hay algo grave con todo esto. Puedes proteger a un perro, a una niña, pero no a un niño", se quejó.

Pero toda su campaña para defender el derecho de su bebé llevó a que la policía reabriera el caso, tras una carta de la abogada. Tres personas fueron arrestadas. Según The Independent, uno de ellos es el doctor Belvinder Mehat, del Bakersfield Medical Centre, en Nottingham, bajo la sospecha de haber causado daño al menor de manera intencional.

Los otros dos arrestados tienen 44 y 47 años y se cree son los abuelos paternos del menor. Los tres detenidos, sin embargo, fueron liberados a la espera de que la investigación avance.

Estas mujeres fueron víctimas de ataques de ácido en Colombia

Loading
Cargando galería
Publicidad