Electronic Dance Music

Este productor de Mexicali está redefiniendo el sonido de la electrónica en México

En solo un par de años, Siete Catorce se ha convertido en uno de los representantes más destacados del avant garde electrónico del norte del país.
8 Sep 2016 – 11:08 AM EDT

Siete Catorce o Marco Gutiérrez, si quieren, no es nuevo en la escena underground de la música electrónica en México. En solo un par de años, este productor se ha convertido en uno de los representantes más destacados del avant garde electrónico del norte del país. Si Nortec fue un parteaguas en el sentido de haber encontrado una veta en la música electrónica que pudiera manifestarse perfectamente como una expresión muy precisa de la vida en Tijuana y la frontera norte, Siete Catorce es parte de una nueva ola de artistas electrónicos que lograron exactamente lo mismo, desde otra perspectiva que tal vez ahora sea más vigente y adecuada.

Siete Catorce, su proyecto alterno den5hion, trillones, Santos, el sello Static Discos de Tijuana, y N.A.A.F.I., el colectivo de productores de ritmos latinos de corte más radical, encabezan a esta nueva generación de músicos que están definiendo el sonido de México desde su trinchera oscura en la música electrónica de avanzada.

Esta semana, Marco lanzó su EP3, un trabajo muy doloroso para él porque son solo las ruinas de un proyecto casi terminado que se vio obligado a publicar para dejarlo ir en paz. Hace una semana publicó en sus redes sociales que publicaría este nuevo trabajo a pesar de haber pensado en no hacerlo después de arruinar su computadora y perder todos los archivos que formaban el disco, previsto para lanzarse el año pasado.


Para nuestra fortuna, Siete Catorce decidió publicar el EP3, que como cada uno de sus trabajos es una belleza rara y oscura con una elegancia única. Platicamos un poco con él sobre el sonido de este nuevo lanzamiento, muy distinto a su disco anterior. Hablamos sobre la frontera, el techno, el tribal y su ciudad de origen, Mexicali.


Uforia Music: Este EP suena muy distinto a Paisajes, tu último álbum, que tiene elementos de la naturaleza, o como otros de tus trabajos que tienen elementos prehispánicos. ¿Cómo contrasta para ti con la música que has hecho antes?

Siete Catorce: Siempre estoy experimentando con muchos estilos y sonidos diferentes, pero en este EP lo que une las canciones son las emociones. Es más parecido al concepto de mis EP2 y EP1. Esto es muy distinto al concepto de Paisajes y de Principio /// Final donde la línea conceptual se enfoca más en el sonido y en el estilo. En estos EPs los tracks comparten las mismas texturas, los mismos ritmos, los mismos sonidos.

Otro factor importante del EP3, que también coincide con el 1 y 2, es que las canciones se fueron construyendo durante mucho tiempo. La más vieja de este EP creo que es la de ‘Abismo’, que es una versión renovada de una canción que no quedó en Un EP Irrelevante de 2013 de den5hion, mi otro proyecto. La más nueva es la de ‘Vida’, que hice a principios de 2015. Las demás se hicieron entre esos años, pero siento que quedan muy bien juntas, todas son de momentos de mi vida donde me sentía igual.


Tu música siempre tiene un aura oscura y elegante que la hace chingonsísima, pero en este EP siento algo de enojo, ¿crees que esto tenga algo que ver con el accidente de tu computadora o algo más?

Siete Catorce: Pues hay unas rolitas post-accidente-de-compu que sí están bien enojadas, (risas) pero éstas no, están mas llenas de energía que otras cosas que he hecho. Tal vez esa energía se perciba como enojo.

¿Tuviste que rehacer todas las rolas intentando repetir lo que ya tenías terminado? ¿O cómo fue el proceso?

Siete Catorce: Lo único que quedó después de que murió mi compu fueron los archivos .wav de estas canciones ya premasterizadas por mí, con los plugins de Ableton nada más para poder tocarlas a un volumen adecuado. Todas tienen muchos errores de ecualización, volumen, de composición y estructura que no había arreglado todavía porque eso casi no importa cuando las estoy tocando en un gig. Por eso me provocó tanto estrés y frustración haber perdido los archivos originales. No podía regresar a corregir esos errores. Pero ya, sentía que siempre estar pensando en estas canciones y escucharlas o ver los mp3s aquí en mi compu y morirme un poquito por dentro me estaba consumiendo entonces mejor ya las saqué así como estaban (carita triste). A pesar de todo eso, creo que son muy buenas canciones y se compensa.


Tu música siempre me ha sonado a México, un aspecto de México muy contemporáneo, ¿crees que esto sea producto de tu vida en Mexicali?

Siete Catorce: Mexicali sí fue un factor importante en mi vida para empezar todo esto de Siete Catorce pero yo creo que el cambio de EEUU a México y fue lo que influyó más para poder armar ese sonido ‘mexicano’. Estas rolitas que ya son más una evolución de lo que hacía al principio es también producto de estar viviendo en la Ciudad de México un rato.

¿Haber crecido en una ciudad fronteriza te da algo que el resto de los mexas no tenemos?

Siete Catorce: Mis años de infancia fueron en EEUU, y mi adolescencia en Mexicali. Es raro porque unos de los más grandes beneficios de vivir en una ciudad fronteriza es que te puedes cruzar a EEUU en chinga, algo que no he podido hacer desde que regresé a Mexicali.

Mexicali es una ciudad fronteriza más tranquila que otras ciudades. No hubo tanta violencia como en Tijuana o en Juárez, y no sé, vivir ahí fue muy tranquilo y aburrido para mí. Es un desierto, no hay mucho que hacer. Lo que noté al irme fue que la comida sí está bien rica comparada con lo que he conocido del resto de México (risas).


En este disco combinas muchos sonidos, pero a mí me suenan predominantes el techno y el ambient. ¿Tú qué dices?

Siete Catorce: Todas menos la de ‘Abismo’ son rolitas bien technosas. Creo que en los años post EP2 me empecé a adentrar más en el techno que en otros géneros, por eso suena así. La de ‘Abismo’ es una versión chopped and screwed de una rola medio trap medio hip-hop con los 808’s, pero lo predominante en esa rola es la melodía, por eso está más ambient.

En este caso el tribal es más discreto de primera escuchada, ¿coincides conmigo en eso, o qué dices tú al respecto?

Siete Catorce: El tribal aquí técnicamente no existe, tiene elementos ahí bien escondidos, pero nada que definiría tal como tribal.

¿Qué otros productores de la frontera crees que son representativos de México en este momento?

Siete Catorce: Santos, $eñor $in $exo, Trillones y todos los productores de Lowers (Nesstrak, Wyno, Mock The Zuma, Pájaro sin alas, Crocat, etc).

Más contenido de tu interés