Protestas

"Trump no entiende la frontera": activistas en San Diego rechazan la visita de Trump y su "show de los prototipos"

Organizaciones civiles y estudiantiles se preparan para protestar desde temprano este martes en el lado mexicano de la frontera con California, mientras que en San Diego se espera una protesta pacífica hasta el punto más cercano a los prototipos del muro que las autoridades permitan acercarse y una serie de manifestaciones en todo el condado.
13 Mar 2018 – 9:34 PM EDT

San Diego, California.– Líderes comunitarios y activistas en San Diego se preparan para la llegada este martes del presidente Donald Trump a la zona. Muchos de ellos esperan recibirlo con protestas y manifestaciones en rechazo a sus políticas migratorias y su idea de construir un muro en la frontera con Tijuana, México.

Coaliciones que representan un centenar de grupos defensores de Derechos Humanos se unieron en el histórico Parque Chicano desde este lunes para enviar el mensaje de que el presidente "no es bienvenido en la ciudad".

El congresista en San Diego que representa la frontera de California, Juan Vargas, ha sido uno de los mayores críticos ante la visita de Trump a San Diego, pues dice que el mandatario llega con un total desconocimiento de la frontera.

El presidente Trump "no entiende muchas cosas, pero especialmente no entiende la frontera; aquí nosotros tenemos amigos en los dos lados de la frontera, aquí nos conocemos bien; lo que queremos es abrir los muros que tenemos, queremos que la gente pase de un modo más rápido, no cerrar", dijo Vargas a Univision Noticias.

Por tal motivo, el legislador que representa "cada pulgada de la frontera de California con México" declaró en conferencia y luego en entrevista que el presidente "no es una persona grata en la frontera".

"Queremos que cuando él venga aquí que sepa que no lo queremos. No queremos que traiga su racismo aquí. En California estamos muy bien, no necesitamos de él para nada", agregó el congresista.

El "show de los prototipos"

Trump llegará este martes a la frontera, en la que será su primera visita a San Diego, California, desde que inició su gestión. En su agenda figura una parada para conocer los ocho prototipos ya construidos de lo que podría ser su prometido muro entre México y Estados Unidos.

Por su parte, Pedro Ríos, el director del proyecto fronterizo Comité de Amigos Americanos en San Diego, también manifestó su descontento por la visita del mandatario. "Es un rechazo contundente por parte de la comunidad de San Diego, estamos unidos en el mensaje de que sus políticas de odio, de muerte, no son bienvenidas", dijo el activista.

"El primer muro ya ha contribuido a unas 7,500 muertes de personas que cruzan a Estados Unidos; es un muro que solo ha servido para eso, para causar muerte, y ahora el presidente Trump viene para construir todavía uno mayor", reclamó Ríos.

Y es que la frontera entre San Diego y Tijuana ya sabe lo que es vivir frente a un muro desde los años 90, cuando se instaló la barda actual como parte del denominado Operativo Guardián.

Georgette Gómez, concejal de San Diego y autora de una resolución con que la ciudad se opuso a la construcción del muro, indicó que "nosotros mandamos un claro mensaje a Washington de que un nuevo muro es algo que no queremos, porque solo va a continuar la división que padecimos por siglos en la frontera, algo que Washington parece no entender".

Los ocho prototipos que observará Trump fueron construidos desde octubre del año pasado con un presupuesto de 20 millones de dólares de la Casa Blanca, pero la construcción del muro requerirá de la aprobación del Congreso de un fondo de por lo menos 21,000 millones de dólares.

Pedro Ríos considera que el presidente "viene de manera muy oportunista a tomarse la fotografía frente a los prototipos y, de esa forma, presionar al Congreso para que se vea con las manos atadas y le de fondos para que construya su muro".

Andrea Guerrero, directora ejecutiva del grupo Alliance San Diego, coincidió con Ríos en que la corta visita es parte de un "show de los prototipos" para justificar un "muro que no tiene razón".

"Los prototipos son un monumento a su carácter, un monumento de vergüenza. Vergüenza por las vida que se han perdido y por el daño que nos ha hecho", comentó la mujer.

Al menos siete protestas

Este martes se prevén manifestaciones tanto a favor como en contra en la zona designada para protestas, a unas millas de donde se encuentran los prototipos del muro fronterizo.

Hay anunciadas varias manifestaciones contra la visita de Trump, sobre todo en el sur de San Diego, pero la Patrulla Fronteriza estacionó entre la barda metálica que separa a Tijuana y el pie de los prototipos una serie de camiones de carga comerciales de 18 ruedas, de modo que desde territorio mexicano será imposible ver lo que ocurra al otro lado.

Por el lado de San Diego también ha sido acordonado el ingreso. El Sheriff instaló desde la semana pasada letreros que advierten que nadie debe acercarse con objetos que pudieran usarse como armas para enfrentamientos.

La última vez que Trump estuvo en la frontera fue durante su campaña presidencial y en aquella ocasión se registró una protesta multitudinaria en las afueras del inmueble donde dio su discurso. Hubo altercados que derivaron en varias personas detenidas.

Desde la semana pasada, el Departamento del Sheriff está anunciando una serie de restricciones temporales para ingresar a las calles aledañas al lote en que se encuentran los prototipos del muro, "en un esfuerzo para proteger los derechos de los ciudadanos a una protesta pacífica", según la dependencia.

La barrera del Sheriff está donde termina el camino de asfalto y comienza el de terracería, esto es por lo menos cuatro millas de distancia. Igual que del lado mexicano, desde el filtro de autoridades es imposible observar.

Este lunes por la noche la Unión del Barrio, del barrio latino e inmigrante Logan, se manifestaba ante el edificio que alberga las oficinas federales.

La llegada del presidente está prevista para antes del mediodía del martes, tentativamente en un vuelo a la Base Aérea de Miramar y de ahí en helicóptero a la frontera.

Organizaciones civiles y estudiantiles se preparan para protestar desde temprano al lado mexicano de la frontera, mientras que en San Diego se anunció una protesta pacífica hasta el punto más cercano a los prototipos donde el Sheriff y la Patrulla Fronteriza permitan acercarse.

Los 'gigantes' que compiten por ser el muro fronterizo de Donald Trump

Loading
Cargando galería