Política

La Casa Blanca confirma visita de Trump a California el próximo martes

La semana pasada el diario Washington Post había adelantado que el presidente planeaba hacer su primer viaje a California a mediados de marzo para conocer los prototipos del muro en la frontera de San Diego y luego asistir a un evento de recaudación de fondos del Partido Republicano en Los Ángeles.

LOS ÁNGELES, California.– La Casa Blanca confirmó este miércoles que el presidente Donald Trump visitará el próximo martes California, por primera vez desde que fue electo hace más de un año, un viaje que solo se había saltado el mandatario Dwight Eisenhower en su primer año de gobierno.

"Puedo confirmar que el presidente planea hacer un viaje a California la semana que viene", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en su conferencia de prensa diaria.

La semana pasada, el diario The Washington Post afirmó que Trump planeaba visitar a mediados de marzo California, para ver los ocho prototipos del muro fronterizo que desde octubre del año pasado se construyeron en el área de Otay Mesa, en la frontera de San Diego con Tijuana, México. Además, el diario habló de otra parada en Los Ángeles para encabezar un acto de recaudación de fondos del Comité Nacional Republicano (RNC).

Sanders no confirmó este miércoles si esas serán las actividades de Trump en California y no dio más detalles sobre la agenda de la visita. Pero si la información del Post es correcta, esta sería la primera visita de Trump a la frontera con México.

La visita se producirá en un momento de especial tensión entre California y la administración Trump, que interpuso este martes una demanda contra tres leyes del estado para proteger a los inmigrantes indocumentados.

"El gobierno de Trump está lleno de mentirosos", dijo este miércoles a periodistas el gobernador de California, el demócrata Jerry Brown, quien aseguró que las leyes migratorias de su estado no ponen en peligro al país.

Trump adelantó en septiembre, durante un acto en Alabama, que planeaba evaluar "personalmente" los prototipos del muro y elegir a la empresa que se encargue de su construcción.

Seis empresas han construido ocho prototipos del muro en un lugar situado a escasos metros del actual terreno que divide Otay Mesa, en California, y Tijuana, en México). El gobierno comenzó a evaluarlos el pasado 1 de diciembre y ha dicho que "espera empezar con la construcción del muro lo antes posible".

Sin embargo, aún no está claro de dónde saldrá el dinero para su financiación, aunque Trump insiste en que serán pagados por México. El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha rechazado tal pago, mientras que el gobierno de EEUU no cuenta con un presupuesto para construir la obra, que se estima en alrededor de 20,000 millones de dólares.

Trump consiguió que el Congreso asignara 20 millones de dólares para la construcción de los prototipos, pero por el momento no ha logrado que los legisladores le otorguen ningún fondo adicional para construir el muro.

El presidente ha pedido que el Congreso le conceda 18,000 millones de dólares a lo largo de la próxima década para erigir el muro y ha vinculado la autorización de esos fondos a cualquier ley que permita solucionar la situación migratoria de los dreamers.

Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), la valla con México será el resultado de la unión de una serie de características de los prototipos, de forma que por ejemplo las autoridades juntarán la altura de un modelo con los mecanismos antiescalada de otro y, como resultado, designarán la muralla.

La idea es que en la mayor parte de los 3,180 kilómetros de frontera con México haya una verja que permita ver qué ocurre en el otro lado y que, en algunas zonas de mayor peligrosidad, exista un muro sólido, hecho con materiales consistentes como el cemento y que sirva para reforzar la seguridad.