null: nullpx
Política

Trump llega por primera vez como presidente a California, el estado rebelde a sus políticas migratorias

La visita del mandatario, la primera a esta estado como presidente, tiene un doble objetivo: supervisar los prototipos de muro fronterizo que se construyen en la frontera con México y asistir a un acto de recaudación de fondos.
12 Mar 2018 – 07:19 AM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

El presidente Donald Trump irá esta semana California por primera vez como presidente, un estado de marcada tendencia liberal donde Hillary Clinton le ganó en 2016 por ventaja de más de 4 millones de votos y con el que ha mantenido las últimas semanas una agria disputa verbal, aderezada con amenazas directas y una demanda contra el estado por sus políticas migratorias.

Trump se ha peleado por igual con jueces y autoridades locales del estado que han contravenido sus políticas migratorias al considerarlas intolerantes.

Hace apenas una semana, su Departamento de Justicia interpuso una demanda contra tres leyes del estado para proteger a los inmigrantes indocumentados. El gobernador demócrata Jerry Brown comparó la medida con “un acto de guerra”. Trump ha amenazado con retirar de allí a los agentes federales.

Cargando Video...
Jeff Sessions tras demandar a California: Premiar a quienes entran ilegalmente no puede ser la política de una gran nación


La semana pasada, la alcaldesa de Oakland avisó a los habitantes locales sobre una inminente redada de agentes de inmigración, una medida que Trump calificó de vergonzosa y peligrosa para agentes del orden.


Trump va a California por dos razones: supervisar los prototipos del muro fronterizo que ha prometido erigir en la frontera con México y participar en un acto de recaudación de fondos para su campaña de reelección con multimillonarios de Beverly Hills.

Seis empresas han construido ocho prototipos del muro en un lugar situado a escasos metros del actual terreno que divide Otay Mesa, en California, y Tijuana, en México. El gobierno comenzó a evaluarlos el pasado 1 de diciembre y ha dicho que "espera empezar con la construcción del muro lo antes posible".

Sin embargo, aún no está claro de dónde saldrá el dinero para su financiación, un estimado de 20,000 millones de dólares, aunque Trump insiste en que serán pagados por México.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha rechazado de manera insistente y rotunda tal pago.

El propio presidente estadounidense lo confirmó este sábado en un mitin en Pensilvania donde relató una llamada telefónica con su homólogo mexicano en la que este le pedía que comunicara públicamente que México no va a pagar la construcción del muro, a lo que Trump le contestó: " ¿Estás loco? No voy a hacer esa comunicación".

Trump consiguió que el Congreso asignara 20 millones de dólares para la construcción de los prototipos, pero por el momento no ha logrado que los legisladores le otorguen ningún fondo adicional para construir el muro.

El presidente ha pedido que el Congreso le conceda 18,000 millones de dólares a lo largo de la próxima década para erigir el muro y ha vinculado la autorización de esos fondos a cualquier ley que permita solucionar la situación migratoria de los dreamers.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés