Demandas

ICE se burló cuando arrestó por error a una ciudadana estadounidense, ahora ella los demanda

Guadalupe Plascencia, quien obtuvo su ciudadanía en 1998, fue transferida por el Sheriff de San Bernardino al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) a finales de mayo pasado, por un aparente error en las bases de datos de ambas agencias. La mujer ha presentado una demanda que alega encarcelamiento falso por discriminación en base a su origen étnico.

LOS ÁNGELES, California.- La ciudadana de origen mexicano que pasó un día en una cárcel del Servicio de Inmigración de Aduanas (ICE) en el sur de California porque dudaron que pudiera ser estadounidense, interpuso una demanda ante una corte federal alegando arresto y encarcelamiento falsos, violaciones a sus derechos constitucionales y discriminación en base a su origen étnico.

Guadalupe Plascencia, de 60 años y quien se naturalizó en 1998, alega que a finales de marzo el Sheriff del condado de San Bernardino, que la detuvo por un aparente error, la transfirió a ICE a pesar de sus súplicas de que le dejaran probar su ciudadanía. En cambio, la acusaron de robo de identidad. A pesar de que tenía un pasaporte de EEUU, la mujer pensó que la deportarían.

Tras varias horas bajo custodia de ICE el 30 de mayo, la mujer fue liberada hasta que le permitieron hablarle por teléfono a su hija, quien rápidamente llevó su pasaporte. La mexicana reclama que al salir del centro nadie le ofreció disculpas.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), que interpuso la demanda este martes en nombre de Plascencia, cree que esta detención indebida se debió la "información defectuosa", que incluye datos incompletos y múltiples errores, en los registros electrónicos que utiliza ICE.

"El caso de Plascencia muestra por qué la colaboración entre ICE y la policía local es especialmente peligrosa: los agentes del Sheriff de San Bernardino no deberían confiar en ICE, ya que la agencia depende de bases de datos obsoletas y llenas de errores para justificar sus arrestos", dijo Eva Bitran, abogado de ACLU en el sur de California.

"Especialmente a la luz de las afirmaciones constantes de Plascencia de que ella era ciudadana de EEUU, ni el condado ni ICE tenían una causa probable para detenerla. Esta colaboración resultó en violaciones a los derechos constitucionales de un ciudadano estadounidense", agregó Britan.

Plascencia, madre de cinco hijos y abuela de 16 nietos, ha vivido en San Bernardino desde hace 38 años y es el soporte de su familia gracias a su trabajo como estilista. En 2013, ella abrió un salón de belleza cerca del centro de esa ciudad. La mexicana se legalizó a través de la amnistía migratoria otorgada a mediados de la década de 1980 y obtuvo la ciudadanía estadounidense el 28 de mayo de 1998.

"¿Dónde están tus papeles?"

Según su relato, ella visitó una estación de la Policía de Ontario el 29 de marzo, tratando de recuperar un arma —la cual posee legalmente— que la agencia tomó de la escena de un accidente de auto en el que estuvo involucrada su hija. Ahí, le notificaron que tenía una orden de arresto desde hacía 10 años, de la cual —según la mujer— no estaba enterada. Nadie le aclaró sobre este asunto, reclamó ACLU.

La policía la puso bajo custodia y posteriormente la trasladaron al Centro de Detención de West Valley, donde el Sheriff de San Bernardino la mantuvo durante la noche. Al día siguiente, le informaron que la liberarían, pero que ICE había emitido una solicitud avisando que tenía interés en ella, sin explicar el motivo. Cuando los agentes migratorios llegaron, ella les aseguró que no había razón para detenerla. Incluso les mostró una licencia de manejo de California, pero no le creyeron.

"Me dijeron: 'si eres ciudadana estadounidense, ¿dónde están tus papeles?'. Les dije que estaban en la casa y se empezaron a reír", relató Plascencia a Univision Noticias en mayo pasado.

La demanda presentada contra ICE y el Sheriff de San Bernardino alega que fue detenida sin causa probable, solo basada en su origen étnico, un hecho que consideran discriminación. Buscan una compensación económica no especificada, quejándose de cateo y decomiso irrazonable, arresto falso, encarcelamiento falso, negligencia y violación a sus derechos constitucionales.

Plascencia, según sus abogados, sufrió pérdidas económicas debido a que no trabajó durante el tiempo que estuvo detenida y la experiencia la dejó temerosa.

"La terrible experiencia de la señora Plascencia era completamente evitable si los agentes se hubieran tomado un momento para investigar adecuadamente su ciudadanía y escucharan sus repetidas súplicas de que ella era una ciudadana de EEUU", dijo James M. Pérez, su abogado.

"Se le hizo sentir como si no perteneciera a su propio país. Esta demanda busca proteger el derecho de la señora Plascencia a vivir en este país sin miedo a ser detenida ilegalmente", agregó Pérez.

Las agencias citadas en la demanda no han comentado al respecto, aunque han negado que actuaron indebidamente. "ICE nunca aplicaría la ley o detendría a un individuo si hubiera evidencia que indicara que la persona es un ciudadano estadounidense", afirmó el organismo en mayo.

Por su parte, el Sheriff de San Bernardino explicó que recibió una notificación de ICE avisando que tenían un interés en Plascencia, sin explicar el motivo, y asegura que cumplió con la ley estatal al mostrar dicho documento a Plascencia. "El sheriff no colabora con ICE en ninguno de sus centros de detención", señaló en ese entonces su vocera Cindy Bachman.

En fotos: el paso a paso de una detención de ICE en el estado con más indocumentados de EEUU

Loading
Cargando galería