Hispanos

"Si eres estadounidense, ¿dónde están tus papeles?": la pregunta de ICE tras detener a una hispana con ciudadanía

Guadalupe Plascencia alega que fue detenida por agentes migratorios que no le creyeron que era ciudadana al mostrarles su licencia de manejo y que en su lugar, se rieron de ella. La organización ACLU ha interpuesto un reclamo a ICE y el sheriff de San Bernardino, California, como paso previo a una demanda judicial.

LOS ÁNGELES, California.- Guadalupe Plascencia, quien se naturalizó como estadounidense hace más de 20 años, asegura que tras pasar la noche en una cárcel del sheriff del condado de San Bernardino, California, fue transferida indebidamente a un centro de detención de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE). A pesar de su estatus migratorio, la mujer temía que la expulsaran del país.

" Sentí que me iban a deportar, me sentí impotente. Sabía que era la persona equivocada, pero de la manera como estaban actuando los oficiales (de ICE) sentí que me iban a deportar" dijo a Univision Noticias Plascencia, originaria de México y quien se legalizó a través de la amnistía migratoria que otorgó el gobierno de Ronald Reagan a mediados de la década de 1980.

Para Plascencia, una estilista de 59 años, no fue suficiente asegurarle a los funcionarios de ICE que es ciudadana estadounidense, ni mostrarles una licencia de manejo del estado de California, según su testimonio. Cabe señalar que desde 2015, el gobierno estatal ha extendido unas 850,000 licencias de manejo a los indocumentados, las cuales están marcadas con la frase “Aplican límites federales”. Sin embargo, algunos permisos especiales no tienen esa leyenda.

"Me dijeron: 'si eres ciudadana estadounidense, ¿dónde están tus papeles?'. Les dije que estaban en la casa y se empezaron a reír", relató ella.

Según Plascencia, los oficiales migratorios la interrogaron durante una hora y media. "Me dijeron que yo había usado un nombre falso, que estaba en un problema muy grande", dijo. En un momento, de acuerdo a su relato, su impotencia se la llevó al llanto. "Me preguntaron '¿por qué lloras?' y les dije: 'porque soy ciudadana estadounidense y esto me está pasando".

La mujer fue liberada hasta que su hija mostró un pasaporte estadounidense. Al salir de la instalación de ICE nadie le ofreció una disculpa. Este incidente ocurrió el 30 de marzo.

Con el apoyo de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), la mujer ha dado el primer paso para interponer una demanda por "discriminación en base a su origen étnico" en contra de ICE y del Sheriff de San Bernardino. La querella exige una compensación de más de 25,000 dólares.

En su caso se cuestiona la relación entre ambas agencias, una presunta violación a una ley estatal (Trust Act) que impide transferir a ICE a los migrantes que han cometido faltas menores, reclama el que un ciudadano naturalizado haya terminado en una cárcel migratoria y alega una violación al debido proceso, pues los agentes federales no le habrían mencionado a la mujer sobre su derecho a hablar con un abogado.

"ICE incumplió su deber de ofrecerle un cuidado razonable a la señora Plascencia deteniéndola cuando tenía información sobre su ciudadanía", cita el reclamo de ACLU, un paso previo a la presentación de la querella. "Los oficiales de ICE discriminaron a la señora Plascencia en base a su país de origen y su etnia, cuando desecharon la información y las pruebas de su ciudadanía y procedieron a detenerla", agrega.

Así fue su detención

ACLU envió el jueves esta notificación de reclamo a ambas agencias. De acuerdo a este documento, Plascencia visitó una estación de la Policía de Ontario el 29 de marzo, tratando de recuperar un arma —la cual posee legalmente— que la agencia tomó de la escena de un accidente de auto en el que estuvo involucrada su hija. Ahí, le notificaron que tenía una orden de arresto pendiente, de la cual —según la mujer— no estaba enterada.

La policía la puso bajo custodia y posteriormente la trasladaron al Centro de Detención de West Valley, donde el Sheriff del condado de San Bernardino la mantuvo durante la noche.

Al día siguiente, el Sheriff le informó que la liberaría, pero que ICE había emitido una solicitud avisando que tenía interés en ella, sin explicar el motivo. Entonces, la mujer notificó a los agentes sobre su estatus migratorio y que no entendía la razón para firmar un documento relacionado con ICE.

"Los oficiales dijeron que era simplemente una cuestión de procedimiento y que tendría que firmar si quería ser puesta en libertad. Bajo presión, la señora Plascencia firmó el documento", menciona la queja de ACLU, agregando que también le notificaron al Consulado de México en San Bernardino.

Después de un intento fallido de abandonar la cárcel West Valley por no tener una identificación, en la puerta de salida "fue recibida por dos agentes de ICE", que le pidieron que les mostrara documentos que comprobaran su estadía legal en el país, indica la queja de ACLU.

Ella solo portaba su licencia de manejo, lo cual no fue suficiente para los oficiales. "Sin embargo, le dijeron que estaba bajo arresto, le ordenaron que pusiera los brazos detrás de ella, la esposaron, la llevaron a través de la cárcel y la colocaron contra su voluntad en una furgoneta, donde la encerraron durante unos 30 minutos. Luego la transportaron sin su consentimiento al centro de procesamiento ICE en San Bernardino", menciona ACLU.

Este caso no sería el único de este tipo. Hace un mes, Univision Noticias publicó el caso de Rony Chávez Aguilar, un guatemalteco con ciudadanía estadadounidense que habría permanecido durante tres meses en un centro de detención de ICE. A finales de marzo él interpuso una demanda contra la agencia.

Una petición al gobierno que realizó Jacqueline Stevens, profesora de Nothwestern University, reveló que hasta 818 ciudadanos estadounidenses fueron detenidos en centros de ICE entre 2007 y 2015. Mientras que un reporte de NPR señala que estuvieron en cárceles locales 693 estadounidenses por perición de las autoridades migratorias.

Las versiones de ICE y el Sheriff

ICE no comentó específicamente sobre el caso de Plascencia, citando una política que les impide divulgar información sobre ciudadanos estadounidenses. No obstante, subrayó que no es su función ponerlos bajo su custodia.

"ICE nunca aplicaría la ley o detendría a un individuo si hubiera evidencia que indicara que la persona es un ciudadano estadounidense. Si tal información sale a la luz, la agencia tomará medidas inmediatas para tratar el asunto”, señaló su vocera Virginia Kice.

Por su parte, Cindy Bachman, portavoz del sheriff de San Bernardino, confirmó a Univision Noticias que Plascencia fue detenida inicialmente por la policía de Ontario. Posteriormente, la madre pasó a la custodia del Sheriff y fue recluida en el Centro de Detención West Valley.

Bachman explicó que cada recluso pasa por un examen médico, es fotografiado y se le toman las huellas dactilares. Dicha información se traslada a una base datos, a la cual pueden acceder agencias del orden locales y federales, incluyendo ICE.

Según el portavoz, el sheriff recibió una notificación de ICE avisando que tenían un interés en Plascencia, sin explicar el motivo.

Dicha solicitud, conocida en inglés como 'detainer request', no se considera una orden de arresto valida ya que no cuenta con una firma de un juez. "Nuestra dependencia no reconoce ese documento", señaló.

El sheriff mencionó que una vez que se ha emitido esa petición se debe notificar al detenido, para cumplir con el Trust Act.

Aunque la mujer tuvo que firmar dicho documento, Bachman insistió en que la agencia no realiza funciones migratorias.

"El sheriff no colabora con ICE en ninguno de sus centros de detención", enfatizó Bachman.

RELACIONADOS:ArrestosPolicíaCalifornia