null: nullpx
Driving Under the Influence

Operativos contra conductores alcoholizados: estos son los riesgos de obtener un DUI si eres indocumentado

Durante todo el fin de semana largo habrá presencia adicional de oficiales de la Patrulla de Caminos en las carreteras del Área de la Bahía, con el objetivo de arrestar a conductores que manejen bajo la influencia de las drogas y el alcohol.
5 Jul 2019 – 11:21 AM EDT

La Patrulla de Caminos de California (CHP, por sus siglas en inglés) le está recordando a los conductores que disminuyan la velocidad y celebren de manera responsable este fin de semana festivo del 4 de julio.

El CHP ha desplegado un operativo especial en las carreteras durante este periodo, comenzando el miércoles 3 de julio a las 6:00 pm y terminando el domingo 7 de julio a las 11:59 pm.

Todos los oficiales disponibles estarán atentos a los automóviles que excedan el límite de velocidad, conduzcan distraídos, no utilicen el cinturón de seguridad o conduzcan bajo la influencia del alcohol o drogas.

En California, el año pasado durante el feriado del 4 de julio se reportaron 18 accidentes fatales y al menos 389 arrestos por manejar bajo la influencia. A nivel nacional durante en estas fechas festivas del año 2017, al menos 237 personas murieron en accidentes relacionados con el consumo de alcohol, según datos de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA).

Recuerde que conducir intoxicado no solo significa estar bajo los efectos del alcohol, sino también de las drogas o medicamentos, sin importar si son legales como el cannabis. La recomendación de las autoridades es siempre tener un conductor desginado, usar un servicio de viaje compartido o un taxi si planea beber.

DUI: riesgos para residentes e indocumentados

Es importante recordar que el conducir bajo la influencia del alcohol no solo afecta el futuro de las personas que están indocumentadas en el país, sino que también afecta negativamente a los residentes legales en el momento de pedir la ciudadanía.

A difertencia de el hurto y la violencia, un DUI no es considerado un delito de deportación. Sin embargo, al momento que una persona cae en las manos de un policía, el agente descubre que es indocumentado y este lo entrega a ICE por no tener papeles.

El arresto de extranjeros indocumentados en el año fiscal 2018 aumentó 11% en comparación con el año fiscal anterior, mientras que las deportaciones crecieron 13%, de acuerdo a un informe de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) publicado.

El DUI, el hurto y la violencia, entre otras faltas, “siempre han sido las principales causas que activan una deportación, son pecados capitales graves que causan serios problemas, sobre todo a los indocumentados”, dice Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California.

“Digámoslo de otra manera, el DUI es el pecado de inmigración que afecta a más personas indocumentadas que terminan siendo deportadas”, agrega. “Pero hay que señalar que el manejar borracho no es un delito de deportación como el hurto o la violencia doméstica. El problema es que cuando una persona cae en manos de la policía y el agente descubre que es indocumentado, lo entrega a ICE por no tener papeles para estar en Estados Unidos”.

“El DUI no inicia la deportación, la inicia el indocumentado por andar manejando borracho”, apunta Gálvez. “Y aunque muchas personas sigan pensando que se trata de una falta leve, en Estados Unidos es un crimen que al final se convierte en deportable. Todo el mundo debería tener claro esto”, añade.

Errores que te costarían tu licencia AB60

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés