null: nullpx
Abuso Policíaco

Cómo una parada de tránsito en Oakland terminó en un tiroteo en el que murió un hispano

La Policía de Oakland aseguró que Erik Salgado, de 23 años, conducía un auto reportado como robado y se abalanzó contra las patrullas de los agentes momentos antes de morir baleado. En el tiroteo, la novia del fallecido, quien estaba embarazada, resultó herida de bala y perdió a su bebé.
10 Jun 2020 – 12:53 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

OAKLAND, California. – Tras dos días de protestas por la muerte de Erik Salgado a manos de agentes del orden, la Policía de Oakland ofreció detalles de los momentos que llevaron a que tres oficiales de la Patrulla de Caminos de California (CHP) abrieran fuego y mataran al hispano de 23 años el pasado fin de semana.

Las autoridades informaron que el tiroteo mortal ocurrió poco antes de las 10:46 pm del 6 de junio mientras los uniformados se encontraban en la zona del este de Oakland investigando una balacera ocurrida la noche anterior sobre la autopista I-580.

De acuerdo con el recuento de la Policía, los agentes observaron que el conductor de un Dodge Challenger rojo, modelo Hellcat, que manejaba de forma errática. Cuando revisaron las placas del automóvil en su base de datos, recibieron la alerta de que eran robadas y no pertenecían a esa unidad.

Acto seguido, continúa el reporte policíaco, los oficiales realizaron una parada de tránsito en la cuadra 9600 de Cherry Street, pero al salir de sus vehículos Erik Salgado presuntamente comenzó a “embestir” a las patrullas con su automóvil.

“Tres oficiales del CHP dispararon sus armas contra el conductor del Dodge Hellcat, donde también viajaba una pasajera”, explicó la Policía en el comunicado. Agregaron que Salgado “recibió múltiples impactos de bala” que le causaron la muerte.

El reciente tiroteo ocurrió en el marco de las protestas contra el racismo y la brutalidad policíaca que desató la muerte del afroestadounidense George Floyd cuando estaba en custodia de la Policía de Minneapolis. El homicidio, captado en video, ha generado manifestaciones en los 50 estados del país y en varias partes del mundo.

La pasajera a la que hacen referencia las autoridades era la novia de Erik Salgado, quien estaba embarazada y resultó herida de bala cuando los agentes abrieron fuego. Este martes, la organización BAMN confirmó que la mujer perdió a su bebé a causa de las lesiones que sufrió durante el tiroteo.

Los investigadores de la Policía de Oakland, agencia que lidera la investigación, confirmaron además que el Dodge Challenger modelo Hellcat en el que viajaban Salgado y su novia fue reportado como robado el pasado 3 de junio y formaba parte de los 74 vehículos saqueados de una concesionaria Chrysler en San Leandro mientras se llevaban a cabo protestas en memoria de Floyd.

Pero en el reporte policíaco, al que se refieren como “información basada en una investigación preliminar que incluye entrevistas con los oficiales del CHP”, la Policía de Oakland no hace mención sobre el embarazo de la novia de Salgado ni la pérdida de su bebé, sino que solo se limitan a decir que “se encuentra en condición estable” en un hospital de la ciudad.

Tampoco aluden al número de disparos que realizaron los tres agentes de la Patrulla de Caminos contra el vehículo donde viajaba Erik Salgado, ni si los oficiales portaban cámaras montadas en sus uniformes que hubiesen captado el incidente en video.

Una escena caótica


La familia de Erik Salgado asegura que al momento del tiroteo del fin de semana el hombre no estaba armado y en el último informe de las autoridades no se hace mención alguna de armas de fuego dentro del vehículo.

Pero eso no impidió que los tres oficiales del CHP descargaran una ráfaga de balas cuando el hombre hispano presuntamente arremetió el automóvil contra sus patrullas.

Vecinos de la zona donde ocurrió la balacera describieron el hecho como escena caótica en la que los oficiales dispararon sus armas en más de 40 ocasiones.

“Yo pensé que eran cohetes, que estaban tirando, pero ya después sonaban ráfagas y disparos”, comentó Erik Estrada, quien vive en la zona del tiroteo, a Noticias Univision 14. Otro vecino del lugar le dijo a un medio local que los agentes “le gritaban que apagara el carro, pero él ya estaba muerto. Y la pobre chica seguía gritando”.

En un video de la cámara de seguridad de una vivienda cercana se pueden escuchar decenas de disparos al momento de la confrontación entre Salgado y los agentes. Posteriormente, se observa cómo una columna de humo se eleva sobre las casas aledañas.

Durante los últimos dos días cientos de personas se han movilizado de manera pacífica por las calles del este de Oakland para exigir justicia por la muerte de Erik Salgado, la cual calificaron como “una ejecución”. También piden que se despida y se encarcele a los oficiales que actualmente se encuentran separados de sus cargos bajo licencia administrativa con goce de sueldo.

“Lo que le pasó a Erik es lo equivalente a una ejecución pública por parte de la Patrulla de Caminos de California (…) Estamos demandando que publiquen los nombres de los policías asesinos y los queremos tras las rejas”, señaló Maricruz López, de la organización BAMN, durante la marcha del lunes.

La Policía de Oakland, por su parte, confirmó que la Fiscalía del condado de Alameda está realizando una investigación sobre el uso de fuerza, mientras que la Patrulla de Caminos de California lleva a cabo una investigación interna.

Los murales de George Floyd pintan la protesta contra el racismo en todo el mundo (fotos)

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés