null: nullpx
Coronavirus

Programa piloto podría pagar hasta seis meses de alquiler para los inquilinos que enfrentan desalojo en el condado de Bexar

El condado de Bexar se encuentra entre los 19 condados en los que el estado de Texas está poniendo a prueba un programa de desvío de desalojos que podría cubrir hasta seis meses de pagos de alquiler.
19 Oct 2020 – 03:54 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

SAN ANTONIO, Texas.- Los inquilinos de San Antonio que luchan por llegar con solvencia económica a fin de mes en medio de la pandemia de coronavirus podrían obtener ayuda para permanecer en sus hogares bajo un nuevo programa estatal que tiene como objetivo prevenir los desalojos mediante el pago de la renta atrasada.

El condado de Bexar se encuentra entre los 19 condados en los que el estado de Texas está poniendo a prueba un programa de desvío de desalojos que podría cubrir hasta seis meses de pagos de alquiler, siempre que los propietarios perdonen los cargos por mora y acuerden detener los desalojos para permitir que las familias permanezcan en sus hogares.

El condado de Bexar recibiría $600,000 para el programa piloto, que podría ampliarse en el futuro.

"Si hay algo bueno que surja de toda esta pandemia ... este sería uno de ellos", dijo Ian Benavidez, el subdirector del Departamento de Servicios de Vivienda y Vecindarios de la ciudad a San Antonio Express-News.

"Creo que los jueces han podido ver el beneficio y el papel que podemos desempeñar para mantener a las personas alojadas, y creo que el estado también se ha dado cuenta", indicó.

Benavidez dijo que el departamento de vivienda de la ciudad, que ya está ejecutando uno de los programas de asistencia de alquiler más grandes de la nación, también administrará el nuevo programa estatal.

Se enviará información al respecto con cada citación de la corte de desalojo en los condados participantes, y durante las audiencias, los jueces de la corte de desalojo preguntarán a los inquilinos y propietarios si quieren participar en el programa.

Si el propietario y el inquilino están de acuerdo, el tribunal detendrá los procedimientos del caso para asegurarse de que el inquilino esté calificado para el programa.


Los arrendadores solamente son elegibles si han sido golpeados economicamente por la pandemia y tienen un ingreso igual o menor que 200% del nivel de pobreza, lo cual es $52,400 al año para una familia de cuatro, según explicó.

La ciudad predice que podrá procesar las solicitudes y enviar los pagos a los propietarios entre 10 a 15 días desde la audiencia judicial.

Estos casos de desalojo serán privados, a diferencia de la mayoría de los procedimientos judiciales, que son públicos.

“Este es como el último paso en el proceso y una de las últimas oportunidades para ayudar a esas familias”, dijo Benavidez.

Esta es la última defensa que los inquilinos del condado de Bexar pueden aprovechar para protegerse del desalojo en medio del covid-19.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ordenaron una moratoria de desalojo en todo el país hasta fin de año para ayudar a prevenir la propagación del COVID-19 si los inquilinos no pueden pagar el alquiler. Casi todos los inquilinos en San Antonio cumplen con los requisitos de ingresos para calificar, pero deben entregar al propietario una declaración específica que indique que no pueden pagar para recibir la protección.

La orden de los CDC, sin embargo, no perdona el alquiler impago de los inquilinos, lo que significa que tan pronto como expire al final del año, los inquilinos podrían serdesalojados de sus hogares.

Los expertos en vivienda han criticado al gobierno federal porque no brindó asistencia financiera a inquilinos y propietarios, lo que significa que la moratoria solo retrasa los desalojos en lugar de evitarlos.

A diferencia del programa de desvío de desalojos del estado, que ayuda a los inquilinos una vez que terminan en la corte, el programa de la ciudad ayuda a los inquilinos a pagar el alquiler antes de que el propietario comience el proceso de desalojo. El condado de Bexar también ofrece un programa similar para quienes se encuentran fuera de los límites de la ciudad.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés