null: nullpx
Inmigración

El alcalde de San Antonio y el jefe de la policía continúa bajo la lupa de Ken Paxton por la liberación de inmigrantes indocumentados

El fiscal de Texas asegura que el alcalde San Antonio y el jefe de la policía atendieron de forma incorrecta un incidente ocurrido el 23 de diciembre de 2017, cuando dos inmigrantes fueron hallados en un camión de carga.
28 Ene 2021 – 05:02 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

SAN ANTONIO, Texas.- El alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, dijo a los funcionarios de la ciudad que no llamaran a las autoridades federales de inmigración cuando la policía encontró a una docena de personas en un camión con remolque lleno de inmigrantes, alega el fiscal general de Texas, Ken Paxton.

Nirenberg jugó un papel importante en la decisión de liberar a los 12 inmigrantes indocumentados en 2017 sin entregarlos a agentes federales, afirma Paxton en una presentación judicial en octubre revelada por el medio San Antonioo Express-News.

La batalla legal en curso impulsada por Paxton sobre si los líderes de la ciudad, incluido el jefe de policía, William McManus, violaron la controvertida prohibición de las " ciudades santuario" del estado y obstruyeron a las autoridades federales para hacer cumplir la ley de inmigración.

"Sin embargo, a pesar del Proyecto de Ley del Senado 4 o la ley federal, McManus y los líderes de la ciudad, incluido el alcalde Nirenberg, se aseguraron deliberadamente ... de que las autoridades federales no pudieran tomar la custodia de nadie en el incidente", escribió Paxton.

La entonces administradora de la ciudad, Sheryl Sculley, llamó y envió un mensaje de texto a McManus mientras estaba en la escena para hacerle saber que Nirenberg "no quiere que se llame a ICE" sobre el incidente, alega la oficina del fiscal general en la presentación judicial, refiriéndose al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

Paxton acusó a Nirenberg y McManus de hacer varias llamadas a un grupo que brinda asesoría legal a inmigrantes para instarlos a llegar al lugar ante los funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional.

Según el expediente judicial, Nirenberg escribió en un mensaje de texto: “Acabo de hablar con Sheryl. Reafirmé que nuestro compromiso era trabajar con los defensores legales primero antes que ICE ”.

Nirenberg finalmente habló con McManus y le dijo al personal que la "instrucción explícita del jefe es que nadie debe ser remitido al DHS", alega el fiscal general.Tiempo después, Nirenberg y su personal se felicitaron por el resultado, según el fiscal general.

El alcalde se negó a comentar a través de un portavoz. En un comunicado, el fiscal municipal Andy Segovia dijo que la presentación del fiscal general "contiene acusaciones sin base fáctica y declaraciones sacadas de contexto".

“Lo que es indiscutible es que la ciudad sí se puso en contacto con las autoridades federales en esa fecha, un agente federal se encontraba en el lugar y en la sede de seguridad pública y las autoridades federales optaron por no detener a nadie”, dijo Segovia.

Tres partes de la demanda de Paxton fueron desestimadas en 2019, dejando solo la cuestión de si San Antonio tiene una política general contra la cooperación con las autoridades federales con respecto a las leyes de inmigración.

Los inmigrantes fueron entrevistados por detectives y luego liberados, según un informe policial.

La ley, aprobada en 2017, requiere que la policía local se adhiera a las solicitudes de los funcionarios federales de inmigración para detener a personas sospechosas de estar en el país ilegalmente. También prohíbe a las agencias de aplicación de la ley prohibir a los agentes preguntar a las personas sobre su estado migratorio durante las paradas de rutina.

El Departamento de Policía de San Antonio luego liberó a la docena de inmigrantes porque no tenían la autoridad para retenerlos, dijo el fiscal de la ciudad.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:InmigraciónSan AntonioTexasLa LeyPolicía

Más contenido de tu interés