null: nullpx

Cargos criminales contra el oficial que inició ataque injustificado con perro policía

La oficina del fiscal del distrito del condado de Salt Lake City acusó al oficial del SLCPD Nickolas Pearce de agresión agravada por ordenar a un perro policía bajo su comando que atacara a Jeffery Ryans, quien nunca confrontó a los agentes, y hasta el momento del ataque había seguido todas sus instrucciones.
17 Sep 2020 – 05:25 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Un oficial del departamento de policía de Salt Lake City, o SLCPD por sus siglas en inglés, enfrenta cargos de agresión agravada en segundo grado por haber ordenado a un perro policía bajo su comando morder a un hombre negro que había cumplido con todas sus órdenes, incluyendo la de arrodillarse y levantar las manos.

La oficina del fiscal del distrito del condado de Salt Lake City acusó al oficial del SLCPD Nickolas Pearce de agresión agravada. El pasado 23 de abril, Pearce se encontraba con otros miembros de SLCPD en la propiedad de Jeffery Ryans, de 36 años de edad, quien es la víctima del ataque, respondiendo a una llamada por un supuesto disturbio doméstico, cuando ordenó a un perro policía bajo su comando que atacara a Ryans, quien nunca confrontó a los agentes, y hasta el momento del ataque había seguido todas sus instrucciones.


El perro policía, un pastor alemàn que responde al nombre de Tuco, obedeciendo las órdenes de Pearce mordió la pierna izquierda de Ryans, quien ya estaba de rodillas y esposado. Tuco continuó desgarrando la pierna de Ryans mientras su entrenador los recompensaba con las palabra “buen chico”. En las imágenes de video de las cámaras corporales de los agentes, también se puede escuchar a Ryans gritando de dolor y preguntar "¿por qué me muerdes?"

En el video se puede escuchar a Pearce diciendo "¡Tírate al suelo! Tírate al suelo o te morderá".

La acusación de la fiscalía dice que antes del ataque Pearce pateó a Ryans en la pierna y lo obligó a ponerse de rodillas. El oficial luego ordenó al perro policía que atacara al sospechoso. El ataque duró cerca de 20 segundos.

Sim Gill, el fiscal de distrito del condado de Salt Lake explicó que Ryans nunca se resistió al arresto y que la víctima no representaba una amenaza inminente de violencia o daño para los agentes.

En un comunicado emitido el miércoles, dice estar tomando los cargos presentados por el el fiscal de distrito y los hallazgos de la Junta de Revisión Civil "muy en serio". El comunicado agrega que "ambos serán evaluados y tomados en cuenta mientras la división de asuntos internos del departamento finaliza su propia investigación”. “Si asuntos internos determina que el oficial Pearce cometió una violación de la política, la oficina del jefe seguirá el proceso disciplinario requerido por las leyes estatales y federales", concluye el comunicado.

La alcaldesa de Salt Lake City, Erin Mendenhall, anunció que el departamento de policía había relevado a Pearce de sus labores, y que también se había suspendido el progama de perros policías en incidentes con sospechosos.

Ryans perdió su trabajo como Maquinista de trenes y ha tenido que someterse a múltiples cirugías para mitigar los daños ocasionados por el ataque del perro policía.

Cargando Video...
Policía de Salt Lake City enfrenta acción legal por uso innecesario de fuerza canina
Reacciona
Comparte
Publicidad