null: nullpx
Coronavirus

Ayuntamiento de Provo derrota veto de su alcaldesa y establece uso obligatorio de máscaras

Provo se une a los condados de Salt Lake, Grand y Summit, y a las ciudades de Logan y Springdale, en el establecimiento de la obligatoriedad del uso de máscaras faciales para contener el esparcimiento del Coronavirus.
28 Ago 2020 – 01:20 PM EDT
Reacciona
Comparte
Una maestra entra en la academia preparatoria Freedom en Provo, Utah, pasando una señal que recuerda la obligación de usar máscaras en la escuela. El ayuntamiento de Provo acaba de hacer obligatorio el uso de máscaras en esa ciudad. Crédito: George Frey/Getty Images

En una reunión especial celebrada el jueves por la noche, y con una votación de 6 a 1, el ayuntamiento de Provo derrotó el veto de la alcaldesa de esa ciudad contra un mandato de uso obligatorio de máscaras dentro de su jurisdicción. Provo, localizada en el condado de Utah a 43 millas al sur de Salt Lake City, es la tercera ciudad más populosa de Utah.

La derrota del veto convierte al mandato en una ordenanza con fuerza de ley de aplicación inmediata, y suma a Provo al grupo de jurisdicciones donde rigen mandatos similares. En ese grupo se encuentran los condados de Salt Lake, Grand y Summit, y las ciudades de Logan y Springdale. El mandato promulgado en el condado de Salt Lake, donde reside más de un tercio de la población total de Utah, es acreditado como uno de los factores más importantes en el logro de la reducción del número de contagios de Coronavirus confirmados diariamente en el estado.


El ayuntamiento había aprobado el mandato por unanimidad el martes pasado, pero la alcaldesa republicana Michelle Kaufusi lo vetó al día siguiente, explicando que prefería la autorregulación y los esfuerzos para educar a la población, como los de la campaña "Enmascate" (Mask Up) desplegada por la ciudad, a un mandato general.

Segura de su eventual derrota, Kaufusi no asistió a la reunión del ayuntamiento del jueves, pero envió una carta que fue leída en la reunión e incluida en el récord. En ella Kaufusi dejó constancia de que en su opinión un mandato puede no ser la forma más segura o sabia de mantener a los ciudadanos de Provo a salvo de la propagación del Coronavirus.

El mandato requiere que las personas usen máscaras faciales en espacios públicos, edificios públicos y eventos públicos donde el distanciamiento social no es posible. Cualquier reunión al aire libre con más de 25 personas requiere el uso de una máscara si las personas no pueden distanciarse socialmente. También requiere cubrirse la cara en cualquier reunión interior de 50 personas o más, independientemente de si es posible el distanciamiento social.

La ordenanza permite excepciones para personas con complicaciones de salud, comensales sentados en un restaurante, y para personas que hacen ejercicio.

Los violadores del mandato de uso obligatorio de máscaras están sujetos a una multa de 55 dólares por violación, mientras que los organizadores de grandes reuniones que no notifiquen a los asistentes sobre la obligatoriedad del uso de máscaras, o no la hagan cumplir, podría enfrentarse a multas de 500 dólares.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés