Asesinatos

Un jurado de 7 hombres y 5 mujeres decidirá si la 'viuda negra' es culpable de encargar el asesinato de su esposo

Este martes se decidirá en Puerto Rico si Áurea Vázquez Rijos es responsable por la muerte de su esposo, un empresario canadiense. En sus alegatos de este lunes, el fiscal del caso insistió en que la mujer había planificado la muerte de su marido incluso antes de casarse.
2 Oct 2018 – 9:56 PM EDT

Un jurado integrado por siete hombres y cinco mujeres decidirá este martes si la llamada 'viuda negra' de Puerto Rico es culpable o no de los cargos que le imputa la fiscalía federal de la isla por presuntamente haber encargado a un “sicario” el asesinato en 2005 de su marido, el empresario canadiense Adam Anhang.

Áurea Vázquez Rijos, su hermana Marcia y el exnovio de esta, José Ferrer, enfrentan un juicio por asesinato.


Este lunes la defensa, encabezada por la abogada Lydia Lizarríbar, pidió que los tres sean absueltos. Pero la fiscalía federal argumentó que Vázquez Rijos planificó el asesinato de su esposo para poder heredar los ocho millones de dólares que le corresponderían si enviudaba.

Lizarríbar recordó a los miembros del jurado que hace 10 años un panel similar al de ellos encontró culpable al joven Jonathan Román, pero en un tribunal local. Él estuvo preso durante ocho meses y fue excarcelado luego de que la fiscalía federal de la isla recibiera una nueva información y terminara acusando a Vázquez Rijos, a su hermana Marcia y a su exnovio.

La abogada también restó credibilidad al testimonio del agente investigador José Miranda, quien, aseguró, trató de entrevistar a Vázquez Rijos sin éxito después del asesinato de su marido y cuando aún estaba recluida en el hospital por haber recibido golpes.

“Él solo les dio parte de la historia. Fue y no pudo entrevistarla (a Vázquez Rijos), pero omitió que cuando fue la condición médica le impedía hablar”, reclamó.

Recordó que la noche de los hechos la acusada sufrió un trauma en la cabeza, tenía un hueso roto en la cara y requirió cirugía. “Esas no son heridas ligeras”, sostuvo Lizarríbar.

En su turno de refutación, el fiscal federal José Ruiz repasó la evidencia y dijo que la llamada 'viuda negra' tenía planificado matar a Anhang incluso antes de casarse, pues la boda fue el 19 de marzo de 2005 y el crimen ocurrió seis meses después.

El fiscal pidió al jurado que prestara especial atención al testimonio de la psicóloga Alexandra Ramos, quien ofreció las terapias de pareja al matrimonio en el momento en que Anhang tenía intenciones de divorciarse.

“Miren las notas de la doctora Ramos. Ella no tiene un acuerdo de cooperación con la fiscalía (...) No tiene ninguna motivación para mentir”, destacó el fiscal Ruiz.

Sobre esos apuntes, el fiscal recordó a los miembros del jurado que dos días antes del asesinato Vázquez Rijos utilizó dos veces la palabra “sicario”. “En Puerto Rico, decimos: 'Se le chispoteó'”, afirmó el fiscal Ruiz.

Ruiz también cuestionó que la viuda, quien alega ser una víctima, contrató los servicios del abogado criminalista, Jorge Gordon, quien fue el mismo que defendió en el juicio estatal al primer acusado del crimen, Jonathan Román.

Otra prueba que el fiscal mostró con énfasis fue una de tres cartas que el asesino confeso, Álex Pabón, quien se convirtió en testigo estrella de la fiscalía federal, le envió a la coacusada Marcia Vázquez Rijos el 3 de marzo de 2006. Allí le reclamaba su pago por haber asesinado a Anhang.

“Por qué Álex Pabón iba a enviar una carta a alguien que no era parte de la conspiración”, cuestionó el fiscal.

Ruiz destacó que la 'viuda negra' abandonó el país y se fue a vivir Florencia, Italia, donde sabía que la “ley la protegía” y que no sería extraditada. Acto seguido, mostró los certificados de nacimiento falsos que Áurea preparó sobre sus padres y que sometió ante la comunidad judía de Florencia en un intento por convertirse en ciudadana de Israel y evadir por completo ser enjuiciada.

“Engañó la comunidad judía en Florencia y ahora quiere hacerles creer que es una víctima (…) La mentira acabó aquí. No van a engañar a nadie más. Estaban todos en el mismo barco y hay una sola dirección para ese barco: hundirse”, sentenció el fiscal.


Ve también:

Fotos: En la mente de las asesinas en serie más temidas de la historia

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés