null: nullpx
Junta de Control Fiscal

Solicitarán a Obama el retiro de Carlos García a la junta de control fiscal

Argumentan que "la ética lo debe mover a no aceptar el puesto" y que su nombramiento a la junta de control fiscal es “una burla” al pueblo puertorriqueño.
1 Sep 2016 – 10:34 AM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico.- Los nombramientos a la junta de control fiscal para Puerto Rico confirmada el miércoles por el presidente Barack Obama, ha dado mucho de qué hablar.

Los siete integrantes cuentan con un bagaje político y financiero, pero como era de esperarse, no complace a todos los sectores. Tal es el caso de Carlos M. García, uno de los miembros a la Junta de Supervisión Financiera y Administración creada bajo la ley Promesa.

García, un puertorriqueño de Mayagüez, fue presidente del Banco Gubernamental de Fomento entre 2009 y 2011. Además, fue uno de los propulsores y ejecutor del plan de austeridad de la administración del exgobernador Luis Fortuño y la conocida Ley 7 bajo la cual el gobierno eliminó decenas de miles de puestos públicos. Además, como presidente del BGF supervisó y autorizó la emisión de parte de la deuda que la isla acarrea hoy día. Actualmente es director de BayBoston Managers LLC, una firma de capital de riesgo que fundó en 2013.

Ante este resumé, el presidente del Senado, Eduardo Bhatia, y el candidato a comisionado residente en Washington por el Partido Popular Democrático (PPD), Héctor Ferrer, coincidieron hoy en la posibilidad de solicitar al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, la exclusión del puertorriqueño Carlos M. García de la junta de control fiscal, anunciada el miércoles en la tarde.

“Carlos García fue arquitecto junto a Luis Fortuño y (la representante) Jenniffer Gonzaléz de la ley 7 (de Emergencia Fiscal), que provocó (en 2009) el despido de miles de empleados públicos”, dijo Ferrer al impugnarlo públicamente.

Para el aspirante por el PPD a delegado electo de Puerto Rico ante el Congreso de Estados Unidos, “ la ética lo debe mover a no aceptar el puesto, (porque) uno no puede hacer una auditoría de su propio trabajo”.


Las caras detrás de la junta de control fiscal para Puerto Rico

Loading
Cargando galería

García, expresidente del BGF, fue sindicado como responsable en la administración del gobernador Luis Fortuño (2009-2013), del Partido Nuevo Progresista (PNP), del despido de miles de empleados públicos con la Ley 7 de Emergencia Fiscal.

“Esta persona autorizó (tomar préstamos de) cientos de miles de millones de dólares que no tenían fuentes de repago; sin lugar a dudas, esa persona debe cuestionarse a sí mismo y tener un poco de dignidad y no aceptar ese nombramiento”, acotó Ferrer.

Mientras, Bhatia consideró que constituye “una burla” el nombramiento de García a la junta de control fiscal.

“Hay personas en esa junta que uno puede separar una cosa de la otra, pero ciertamente ese nombramiento de Carlos García es una burla para Puerto Rico”, señaló Bhatia en entrevista radiofónica (Radio Isla), al igual que Ferrer.

El presidente del Senado coincidió por separado con Ferrer en que García no debería aceptar su nombramiento para ser parte de la junta de control fiscal, que integran, además, José Carrión III, José Ramón González, también expresidente del BGF; Ana Matosantos, Arthur J. González, Andrew Biggs y David Skeel.

Para Bhatia no puede ser que García, que “ creó el problema es el que viene a buscar la solución”.

Es la persona que más préstamos ha tomado en el país, la persona que nos ha metido en el hoyo, la persona que estuvo en la administración Fortuño directamente tomando préstamos y refinanciando la deuda con unos términos que ahora no hay forma que Puerto Rico pueda salir del hoyo, no puede ser”, anotó el presidente del Senado en su objeción.

Ambos políticos del gubernamental PPD coincidieron en que s e debe solicitar a Obama y al propio Congreso que se retire el nombramiento del expresidente del BGF durante la administración de Fortuño.

Ferrer anotó que ante la realidad del organismo impuesto por Estados Unidos al gobierno de Puerto Rico, el candidato a la gobernación David Bernier “está preparando un plan fiscal desde ahora”.

Aseguró que uno de los objetivos del PPD “es que se respete el derecho del gobierno propio de los puertorriqueños y hay que aspirar a que se vaya (la junta) lo antes posible”.

“Una cosa es trabajar y otra aceptar todo lo que quieran; una cosa es trabajar y colaborar y otra someterse a las determinaciones de la junta, y la idea es que se vayan lo antes posible”, reiteró Ferrer.

Además, la senadora Rossana López León, del PPD, se mostró “preocupada” por la presencia de García en la junta de control fiscal, porque a su juicio “él fue parte del descalabro fiscal, protagonista de los despidos y del intento de recorte de servicios a nuestros viejos durante la administración de Luis Fortuño”.

Recordó que cuando ella era procuradora de las Personas de Edad Avanzada tuvo más de un altercado con el expresidente del Banco Gubernamental de Fomento.

“Ahora más que nunca sigo opuesta a esta costosa y antidemocrática Junta, pero sobre todo en guardia ante cualquier atropello que estos planifiquen en contra de las poblaciones que siempre he defendido”, argumentó.

E hizo un llamado “a que todo puertorriqueño esté atento a que se le garanticen sus derechos, sus servicios, así como su calidad de vida. Por mi parte, yo estoy preparada”, advirtió


Lea también:


Más contenido de tu interés