null: nullpx
Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE) en San Juan, Puerto Rico

Secreto de Estado la estadía de los reyes de España en la isla

El viaje a Puerto Rico es sufragado por la Casa Real aunque el gobierno de la Isla aportará también efectivos de seguridad, emergencias médicas y otros.
14 Mar 2016 – 1:54 PM EDT

El servicio secreto y la Casa Real prefieren no revelar los lugares de estadía ni anticipar las actividades de los reyes de España Felipe VI y Letizia, por asuntos de seguridad, indicó el secretario auxiliar de Estado para asuntos exteriores, Rolando Padua.

Este indicó que tampoco sabe con exactitud a cuánto asciende la inversión del gobierno en la visita real, que se da en el marco de la celebración del séptimo Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE), celebrada cada 3 años.

Sin embargo, también tienen el auspicio de empresas privadas españolas y puertorriqueñas "que tienen el interés de que este evento proyecte a Puerto Rico y a la Real Academia Española". Dichos auspicios fueron calificados por Padua como "una inversión del sector privado".

Padua sostuvo que el auspicio de estas empresas "no tiene nada que ver con el gobierno, tienen totalmente que ver con CILE y sus entidades organizadoras, como la Real Academia Española y el Instituto Cervantes".

Sin embargo, el presupuesto del gobierno para la actividad, coordinado desde La Fortaleza por el escritor Héctor Feliciano, es de alrededor de $3.5 millones.

La agencia Inter News Service (INS) supo que desde ahí se ha coordinado con diversos auspiciadores cuál sera su participación exacta en el Congreso.

Inclusive hubo fricciones tan graves de esa oficina en La Fortaleza con la Academia de la Lengua Española de Puerto Rico, que dirige el poeta Jose Luis Vega, y con ciertos auspiciadores que por un momento se pensó en no celebrar la actividad.

Entre otras empresas españolas en Puerto Rico que auspician el Congreso , y que tienen contratos con el gobierno, destacan Santillana y el Banco Santander.

Por ser una visita de Estado, Padua indicó que las medidas de seguridad están a cargo del Servicio Secreto del gobierno federal, en coordinación con la Casa Real, brazo administrativo de los reyes.

Padua espera que el Congreso sea "una gran oportunidad para que Puerto Rico se comunique" con el mundo exterior.

"Y sin duda en estos días vamos a ser noticia en todo el mundo" porque los reyes no han estado saliendo de España a causa de la crisis política que afecta a esa nación, que aun no ha podido formar gobierno.

Padua espera que la visita y el Congreso tengan un impacto económico en la Isla, aunque no puede precisarlo.

El gobierno criollo aportará también efectivos de seguridad, emergencias médicas y otros.

Padua declinó revelar dónde pernoctarán los reyes durante su estancia en la Isla, inclusive si en la Fortaleza.

"Se ha tratado de mantener de una forma de bajo perfil por la seguridad de ello", y redirigió esas preguntas al Servicio Secreto y la Casa Real, "quienes son los que han querido controlar la seguridad de los reyes".

El funcionario sostuvo que el servicio secreto prefiere que no se de información sobre toda esta logística. El portavoz de La Fortaleza, Jesús Manuel Ortiz, se comprometió a revelar información más adelante sobre sus actividades con los reyes.

Padua espera que los reyes y el gobernador mantengan "gran interacción".

Los reyes llegarán alrededor de las 8:00 de la noche en un avión que debe aterrizar en la base aérea Muñiz, aledaño al aeropuerto internacional de Isla Verde, donde los recibirá el gobernador Alejandro García Padilla.

El marco en que se da la visita real es la crisis económica de la Isla, que ya advirtió que no podrá pagar sus deudas en mayo y en junio.

"Nosotros nos hemos estado preparando durante el pasado año para esta visita", dijo el funcionario. Distinguió el funcionario esta visita de pasadas comparecencias de dignatarios de ese nivel a Puerto Rico, como el rey Juan Carlos, y la calificó de "perfil más bajo" en esta ocasión. Sin recibimientos "pomposos ni caravanas".

Padua indicó que habrá oportunidades para que la prensa y el público en general, pero durante las actividades de CILE.

La agenda de los reyes no se reduce a asuntos culturales, sino que se " aprovechará para adelantar otras agendas", las cuales no se especificaron.

El viaje a Puerto Rico es sufragado por la Casa Real, indicó Padua. La visita fue gestionada por el propio CILE, y el gobernador hizo la invitación oficial a Puerto Rico para convertirla en un viaje de estado.

Más contenido de tu interés