Estatus de Puerto Rico

Se enciende debate sobre nuevo plebiscito "Estadidad, sí o no"

Líderes de todos los partidos políticos en la Isla se han expresado a favor y en contra. Para la alcaldesa de la ciudad capital, "para ayudar no hay que esclavizar. No es justo hacer que un pueblo decida entre la indignidad y su futuro", reclamó.
21 Jun 2016 – 12:02 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico.- Desde que el Partido Popular Democrático (PPD) de Puerto Rico aprobó convocar un referéndum para saber si los puertorriqueños quieren la anexión a EE.UU., no se han hecho esperar las opiniones e inquieta tanto dentro de las filas de esa agrupación como fuera de ellas.

Así, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, explicó su oposición a la decisión adoptada el pasado viernes por el liderato de su partido ante la evidencia de que el actual estatus político (Estado Libre Asociado a EE.UU.) es una forma encubierta de colonia.

Cruz considera que sería más conveniente convocar lo que se conoce como una asamblea constitucional de estatus a través de la Legislatura local que estudie todas las alternativas posibles.

Según se ha revelado, el gobernador Alejandro García Padilla, así como los exgoberandores Rafael Hernández Colón y Aníbal Acevedo Vilá, y otros destacados altos cargos del partido, también comparten la misma opinión.



La intención del PPD, si gana las elecciones de noviembre y en contra de su base ideológica -que se fundamenta en la defensa del estatus de Estado Libre Asociado a EE.UU.-, es convocar un referéndum en 2017 en el que se consulte simplemente a los puertorriqueños si están a favor o en contra de la estadidad.

En consultas previas siempre se han ofrecido más opciones (entre ellas la independencia, y la del Estado Libre Asociado actual o con algunas modificaciones) y el planteamiento de las preguntas ha sido algo más enrevesado, lo que ha hecho desconfiar de los resultados.

En la consulta propuesta por el nuevo presidente del PPD y aspirante a la gobernación, David Bernier, se preguntaría únicamente "estadidad sí o no".

Para la alcaldesa de San Juan preguntar algo así sería como "jugar a la ruleta rusa con el futuro del país", según dijo el lunes durante una conferencia de prensa.

"Yo he pensado muchas veces cómo sería acostarse y abrir los ojos y saber que ya uno no es miembro de una nación, sino que es parte de otra. Yo no quiero eso para mis nietos cuando lleguen. Y el pensar eso me cuesta", aseguró.

Ella defiende que el estatus ideal es el de " la libre asociación con ciudadanía americana", al tiempo que defiende que "no podemos seguir encadenados como colonia a un país que no tiene los mejores intereses de Puerto Rico en sus manos".

"Si los tuviera no estaría la junta de control fiscal, nos daría una herramienta como la 936 (de exenciones fiscales), nos daría la quiebra criolla o nos incluiría en el capítulo 9. Para ayudar no hay que esclavizar. No es justo hacer que un pueblo decida entre la indignidad y su futuro", reclamó.

Desde el opositor Partido Nuevo Progresista (PNP), que lleva cincuenta años alternándose en el poder con el PPD y que defiende la anexión a EE.UU. o estadidad, se propuso que la consulta se haga coincidir con las elecciones del 8 de noviembre, y que la disyuntiva sea: estadidad o independencia.

"Vamos a hacerlo ahora, junto con las próximas elecciones, y no sigamos tirando para las próximas generaciones las cosas que le toca hacer a la nuestra", dijo hoy en una entrevista con NotiUno la candidata a comisionada residente (representante de Puerto Rico en Washington) por el PNP, Jenniffer González.

En su opinión, quienes desde el PPD defienden la "libre asociación" en realidad están abogando por una forma de independencia.

De hecho, José Aponte Hernández, expresidente del PNP, asegura que Bernier es "el primer candidato independentista del PPD", que busca "instaurar una república asociada y eliminar la unión permanente con EE.UU.", lo que a su vez implica, advirtió, "quitarnos la ciudadanía americana".

La candidata a la gobernación por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago, dijo que la propuesta de Bernier es una "movida politiquera".

Desde el minoritario Partido del Pueblo Trabajador (PPT), su candidato a la gobernación, Rafael Bernabe, criticó que se quiera hacer coincidir el referéndum con las elecciones de noviembre y reclamó que antes se obtenga de Washington un compromiso de respeto al resultado.

"El PNP y el PPD buscan el voto de los estadistas y autonomistas y quieren que nos olvidemos de la manera en que han gobernado contra el pueblo, la manera en que han sido incapaces de evitar y atender la crisis económica y fiscal", defendió.

En su opinión, durante los 50 años en que ambos partidos se han alternado en el poder, "han manipulado al tema del estatus para lograr el apoyo del pueblo, a la vez que gobiernan contra el pueblo y que no resuelven el tema del estatus".

Puerto Rico enfrenta su peor crisis económica en décadas con una deuda ascendente a $70 mil millones lo que ha desencadenado en una propuesta del Congreso de EE.UU. para imponer una junta de control fiscal, que estará por encima del gobierno local, para reestructurar esa deuda. Igualmente, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos estableció en una decisión histórica, que la soberanía jurídica de Puerto Rico reside en el Congreso de los Estados Unidos, en Washington.

Ante este panorama, el gobierno de Puerto Rico y líderes de diversos grupos depusieron ante el Comité Descolonizador de las Naciones Unidas (ONU) para reclamar jurisdicción local y trato justo e igualitario ante los Estados Unidos.

Luego de escuchar las deposiciones de 60 personas, entre ellas la del gobernador Alejandro García Padilla, sobre la incertidumbre política que se vive en Puerto Rico, el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó el lunes una resolución a favor de la isla y su derecho a la libre determinación.

Más relacionado:


Más contenido de tu interés