null: nullpx
Manifestaciones

Miles marchan en Puerto Rico contra la junta fiscal

Bajo la consigna "No a la Junta de Control fiscal", más de mil personas se manifestaron en las calles del Viejo San Juan un día antesd el impago de $470 millones que enfrenta el Gobierno.
1 May 2016 – 3:48 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico. - Sobre mil personas se congregaron este domingo, 1 de mayo, en las escalinatas del lado norte del Capitolio, en protesta contra la propuesta imposición de una junta de control fiscal por parte del Gobierno federal.

Los manifestantes se reunieron a pesar de las lluvias del fin de semana, bajo la consigna "No a la Junta de Control Fiscal" durante la actividad que coincidió con el Día Internacional del Trabajador para marchar por las calles del Viejo San Juan en busca de enfatizar el reclamo.

Según habían establecido en la conovocatoria, el propósito de la manifestación es "demostrar al Gobierno de Estados Unidos que el pueblo puertorriqueño rechaza la propuesta junta de control fiscal".

En opinión de las organizaciones participantes, "el Gobierno federal debe asumir responsabilidad por los problemas económicos" de la isla y "propiciar una salida digna para atender las necesidades del pueblo y resolver el derecho de Puerto Rico a la autodeterminación de su futuro político".


Masiva manifestación contra la junta de control fiscal

Loading
Cargando galería


Los organizadores argumentan que la junta propondrá despedir a 29.596 empleados públicos y 18.327 trabajadores en el sector privado, afectando así a los servicios de salud y de educación pública, a los pensionistas y a los pequeños y medianos comerciantes.

"La precaria situación se agravará por los ajustes fiscales que durante años la junta intentará imponer en beneficio del pago a bonistas e inversionistas", enfatizaron las agrupaciones.

La junta de supervisión fiscal es un requisito que la mayoría republicana en el Congreso estadounidense quiere imponer como condición para aprobar normativa que incluya herramientas para atender la reestructuración de la deuda de la isla.

Tras una década en recesión, Puerto Rico acumula una deuda de 72.000 millones de dólares que dice no poder pagar si quiere seguir prestando los servicios públicos básicos, por lo que ha pedido a Washington que le permita acogerse a la ley federal que regula los procesos de quiebra.

El Congreso cree sin embargo que, aunque se reestructure la deuda, lo que necesita la isla es someterse a la supervisión de una junta federal de control fiscal que vele por la recta gestión de las finanzas públicas.

Este lunes, 2 de mayo, vencen títulos de deuda por valor de unos 422 millones de dólares cuyo pago a los prestamistas oficialmente está garantizado por la Constitución puertorriqueña.

Sin embargo, el Gobierno de Puerto Rico ya ha adelantado que no tiene dinero para pagar esa cantidad, por lo que incurrirá en su primer impago de deuda garantizada, aunque el pasado agosto ya dejó de pagar algunas otras obligaciones menores.

A pocos minutos de las 2:00 de la tarde inició la marcha, que recorrería las calles del Viejo San Juan, La Fortaleza y concluiría en la plaza de La Barandilla, donde los portavoces de la Mesa de Diálogo Sindical, que agrupa más de 30 organizaciones, ofrecerían varios mensajes.

La presidenta de Servidores Públicos Unidos (SPU), Annette González, una de las oradoras, dijo a la agencia Inter News Service (INS) que la marcha es una “demostración al gobierno de Puerto Rico y Estados Unidos de que es lo que necesita el gobierno de Puerto Rico”.

“Tenemos una preocupación, porque el gobierno federal no está midiendo la situación de Puerto Rico. No sabemos qué pasaría cuando termine la vigencia de la junta”, agregó.

En la manifestación frente al Capitolio participan alrededor de 50 organizaciones, entre sindicales, políticas, educativas, comunitarias, religiosas y artísticas.

Se une Carmen Yulín
La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, fue parte de la manifestación. "Estoy aquí en solidaridad con los trabajadores y trabajadoras, que son los que han llevado la carga pesada de lo que está ocurriendo en Puerto Rico", explicó a Efe la alcaldesa. Además, "estoy también aquí para decir que no a una junta de control, a una junta de supervisión, o a cualquier junta que se pretenda imponer en Puerto Rico", apuntó en relación a grupo de expertos a los que el Congreso de EE.UU. quiere confiar el control de la gestión fiscal del Gobierno de Puerto Rico.

Está previsto que hoy mismo el gobernador de la isla, Alejandro García Padilla, anuncie una moratoria sin precedentes en la historia de Puerto Rico sobre el pago de la deuda que vence hoy y que exige el pago de 422 millones de dólares a los bonistas del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), brazo financiero del Ejecutivo puertorriqueño.

El Gobierno de la isla lleva meses reclamando a Washington que apruebe algún mecanismo para poder reestructurar su deuda sin tener que recurrir a una moratoria unilateral, ante lo que el Congreso federal estudia diferentes alternativas, que incluyen la imposición de una junta de control fiscal.

"Cualquier tipo de junta sería negar la democracia puertorriqueña y decir que los puertorriqueños no somos capaces" de gestionar, dijo la alcaldesa, quien apuntó que el intento de imposición de este órgano de control federal demuestra que "hay que cambiar la relación colonialista" que existe entre la isla y EE.UU.

En su opinión, "hay que meterle el pecho a eso de frente para poder tener las herramientas para salir de esta crisis", entre las que citó el derecho a declararse en quiebra bajo el amparo de la Ley federal de Quiebras, vigente hasta que en 1984 el Congreso excluyó a Puerto Rico por tratarse de un Estado Libre Asociado.

"EE.UU. le ha dado la espalda al pueblo puertorriqueño", defendió Cruz, que ve la imposición de la citada junta como una "indignidad, que en última instancia lo que dice es que los puertorriqueños no podemos, y eso es falso".

"Los puertorriqueños podemos. Lo hemos demostrado antes y lo vamos a demostrar otra vez", argumentó en declaraciones a Efe durante su participación en la manifestación que hoy tuvo lugar en el Viejo San Juan.

Más:


Más contenido de tu interés