Planeta

Liberarán dos manatíes adultos en Puerto Rico

Los manatíes Yuisa y Aramaná serán liberados luego de cinco años en cautiverio por el Centro de Conservación de Manatíes en una zona controlada en la playa Punta Salinas, en Toa Baja.
30 Jun 2016 – 1:23 PM EDT

Dos ejemplares de manatí adulto serán liberados al mar el próximo 13 de julio luego de haber sido rescatados y rehabilitados durante cinco años por el Centro de Conservación de Manatíes (CCM) de Puerto Rico.

Será una ocasión histórica en que dos individuos de la especie en peligro de extinción sean liberados al mar de manera simultánea por primera vez en los 26 años que lleva el programa de rescate, rehabilitación y liberación de los manatíes en Puerto Rico,

Yuisa y Aramaná serán devueltos a su hábitat natural, en un espacio preparado de la playa Punta Salinas, de Toa Baja.

Según explicó el doctor Antonio Mignucci, director del CCM que opera la Universidad Interamericana de Bayamón, Yuisa es una hembra que fue rescatada en la poza La Chatarra, en Loíza, el 21 de julio de 2013. Tenía aproximadamente una semana de nacida, pesaba 73 libras y medía cuatro pies con cuatro pulgadas. Actualmente tiene tres años de edad, pesa 627 libras y mide ocho pies con tres pulgadas.

Aramaná es un macho que fue rescatado en la playa pública de Dorado el 18 de mayo de 2011. Según se estima, también tenía una semana de nacido, pesaba 43 libras y medía unos tres pies con siete pulgadas. Actualmente, Aramaná pesa 551 libras, mide siete pies y 10 pulgadas.

Ambos se encuentran en perfectas condiciones de salud y cumplen con los requerimientos establecidos para iniciar su liberación, entre los que se encuentran estar saludables, ser nutricionalmente independientes (vegetarianos), medir más de seis pies y medio y pesar más de 550 libras, tener más de dos años de edad y demostrar la habilidad de alimentarse de vegetación natural (hierbas marinas).

La secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Carmen Guerrero Pérez, indicó que “la liberación no sólo es la culminación de un proceso lleno de enormes satisfacciones, sino que representa una de las mejores demostraciones de lo que puede lograr el esfuerzo mano a mano entre el sector gubernamental estatal y federal, la academia y las organizaciones sin fines de lucro para salvar una especie”.

La preparación del evento denominado Regreso al Mar se inició hace seis meses con la construcción de una verja dentro del mar de 700 pies de largo y seis pies de alto. Es en esa determinada zona de la playa Punta Salinas en Toa Baja donde habitará el dúo de manatíes mientras se adaptan a su nuevo ambiente.

Allí los mamíferos deberán buscar su propio alimento y sobreponerse a las amenazas del ambiente natural, el cual hasta ahora no ha sido experimentado por estos animales, ya que ambos fueron rescatados cuando aún eran recién nacidos y dependían de que se les alimentara en un estanque de cemento en las instalaciones del Centro de Conservación de Manatíes.


LA LIBERACIÓN

Yuisa y Aramaná serán trasladados desde el CCM en dos camiones del tipo MTV. En la caja de cada camión se colocará una cama de goma y rociadores de agua que los mantendrán cómodos y húmedos durante el transporte. Una vez ubicados en los camiones, los animales serán cuidados durante el traslado por dos grupos de ocho técnicos y un veterinario -o técnico veterinario- que forman parte de su grupo de cuidadores.

Al llegar a la playa, los mamíferos serán bajados desde los camiones y serán liberados. Allí nadarán libremente por el área delimitada en el mar. Los animales serán custodiados y monitoreados mediante transmisores satelitales.

Una vez los mamíferos marinos estén adaptados totalmente a su hábitat natural, se procederá a darle acceso a través de la verja para que entren a mar abierto y puedan desplazarse por la costa, descubriéndola por su propia cuenta. Para ese momento no se tiene fecha establecida, toda vez que se da de manera natural.

Regreso al Mar contará con la colaboración de 50 personas encargadas de acondicionar el área de la liberación de los manatíes, traslado, vigilancia, monitoreo y cuidado.

CON VIDA MOISÉS EL MANATÍ

Aunque se han liberado siete manatíes, en los 26 años que lleva este programa, solo tres pasaron por el proceso luego de ser rehabilitados: Moisés, Rafael y Tuque.

El caso más notorio fue el de Moisés, el primer manatí criado por la Red Caribeña de Varamiento.

Su historia lo convirtió en símbolo de la conservación en Puerto Rico tras ser rescatado recién nacido y moribundo en 1991. Moisés fue liberado en la playa Pelican Cove, en Ceiba.
De acuerdo con el CCM, actualmente tiene 25 años y nada por la zona de Naguabo.

Mientras Rafael y Tuque fueron liberados en Punta Salinas. Rafael murió un año después de su liberación y Tuque tiene 11 años, vive y nada en Salinas.

Desde 1990 al presente, se han rescatado un total de 40 manatíes.

Los manatíes podrán ser visitados por el público general hasta el 12 de julio, en el CCM, ubicado en el Recinto de Bayamón de la Universidad Interamericana. Los interesados deberán hacer cita llamando al 787-279-1912, extensión 2070, durante horas laborables.

Más:


Más contenido de tu interés