null: nullpx
Huracán María

Junta Fiscal asume control de la AEE en medio de polémica contratación de empresa para reparar el sistema eléctrico de Puerto Rico

El contrato otorgado a Whitefish para la reconstrucción del sistema eléctrico destruido por María ha provocado un escándalo en Washington y en la isla.
26 Oct 2017 – 10:27 AM EDT

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) que controla las controla las finanzas de Puerto Rico asumió el mando de la estatal Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) en medio de una polémica generada porque la corporación pública otorgó un multimillonario contrato a una pequeña empresa para reconstruir el sistema eléctrico destruido por el huracán María.

En un comunicado de prensa emitido el miércoles por la noche, la JSF anunció el nombramiento de un militar, Noel Zamot, coronel retirado de la Fuerza Aérea de EEUU, como Oficial de Transformación de la AEE para “dirigir la transformación de la AEE y la reconstrucción del sector energético luego de la devastación causada por el huracán María”.

La Junta explicó que la prioridad inmediata de Zamot será agilizar la reconstrucción de la infraestructura eléctrica destruida por María, que avanza lentamente y que aún se desconoce cuándo finalizará, y en ningún momento hizo referencia a la polémica por la contratación de Whitefish Energy por parte de la AEE.


“El nombramiento de Noel es un paso esencial para lograr las metas de una electricidad confiable a un precio competitivo, así como de atraer el capital privado que necesitamos para revitalizar la economía”, dijo la directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko.

La JSF ha establecido como otra prioridad privatizar "lo antes posible" la AEE, proceso que podría acelerarse en el contexto actual.

Por su parte, Zamot expresó que "estoy totalmente comprometido con traer todos los recursos necesarios para restaurar la electricidad al pueblo de Puerto Rico lo antes posible, y de esta manera ayudar a reactivar la economía y lograr que vuelva la normalidad en la Isla”, dijo, por su parte, Zamot.

Al día de hoy, a más de un mes del paso de María por la isla, alrededor de 1.1 millones de clientes de la AEE siguen a oscuras y unos 375,000 ya están disfrutando del servicio, según los más recientes datos oficiales, y las autoridades no se ponen de acuerdo en cuándo se restablecerá el servicio por completo.

Rosselló cuestionó la intervención de la AEE y dijo que el rol de la JSF es el de hacer cumplir el Plan Fiscal para la recuperación de la isla y el presupuesto, no administrar entidades públicas.

“La gerencia del gobierno de Puerto Rico y sus corporaciones públicas recae exclusivamente sobre los oficiales democráticamente electos y nombrados de acuerdo a la ley de Puerto Rico”, expresó Rosselló en un comunicado.

“El pueblo puertorriqueño le ha encomendado a su gobierno electo la sana administración de sus fondos y entidades gubernamentales, y el gobierno de Puerto Rico será celoso en defender al pueblo de cualquier acción que busque minar dicho proceso, venga de donde venga”, añadió.

Por su parte, el secretario de Asuntos Públicos, Ramón Rosario Cortés, afirmó este jueves que el gobierno estudia acudir a los tribunales para evitar que Zamot se convierta en el director de hecho de la autoridad.

Además indicó que no es necesario que la Junta imponga a dicha persona y recordó que las decisiones en la AEE las toma Ramos.

"Estaremos defendiendo (a la AEE) en todos los frentes. Tanto en los foros políticos como en los foros judiciales, estaremos defendiendo al pueblo de Puerto Rico", dijo.

El gobernador prometió tener el 95 por ciento del servicio funcionando para mediados del mes de diciembre y el comandante del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EEUU, Todd Semonite, ha dicho que el servicio se restablecerá por completo en mayo de 2018.

Escándalo por contratación

La intervención de la AEE se da en medio de una polémica por la contratación de Whitefish, una pequeña empresa de Montana a la cual se le encargó la misión de reconstruir la infraestructura eléctrica de la isla a pesar de tener apenas dos años de existencia y de contar con dos empleados a tiempo completo cuando la contrataron.

La concesión del contrato ha generado controversia en la isla y en Washington, en parte porque Whitefish es financiada por la empresa HBC Investments, fundada y dirigida por Joe Colonetta, un donante del presidente estadounidense Donald Trump. También porque se ha vinculado a su director ejecutivo con el secretario del Interior de Trump, Ryan Zinke (ambos son de Montana y la compañía tiene sede en la ciudad de Zinke).

La oficina de Zinke ha negado cualquier rol en la asignación del contrato.

Congresistas estadounidenses han pedido que se investigue el contrato y que la AEE explique por qué no activó acuerdos de ayuda mutua con otras compañía de utilidades públicas estadounidenses que pudieron haber ayudado a reconstruir el sistema eléctrico de la isla a menos costo.

Según cálculos del diario El Nuevo Día, Whitefish le cobra a la AEE 10 veces más de lo que la corporación pública paga a sus empleados por los mismos trabajos que hace el contratista privado.

Walberto Rolón, secretario de secretario de Salud y Seguridad de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER), el sindicato que agrupa a los empleados de la AEE, dijo a la agencia Inter News Service que los celadores traídos a la isla por Whitefish cobran 270 dólares la hora, mientras los de más alto rango de la UTIER cobran 22 dólares la hora con 27 años de servicio.

La cifra no incluye gastos por boleto aéreo, alojamiento y dieta que Whitefish cobra a la AEE por sus subcontratistas.

"Las brigadas traídas de Estados Unidos, subcontratadas por la compañía Whitefish, reciben materiales nuevos mientras los de la AEE tienen que reciclar los materiales para reconectar el servicio eléctrico”, agregó Rolón.

El contrato de Whitefish también fue cuestionado por la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

“Estamos profundamente preocupados, tanto por cómo y por qué se le encargó a una firma pequeña y sin experiencia la tarea de reconstruir el devastado sistema eléctrico de Puerto Rico y por qué la AEE no activó la red de ayuda mutua, que fue efectivamente a ayudar a Texas y a Florida tras la devastación de los huracanes Harvey e Irma”, dijo Pelosi en un comunicado de prensa

Por su parte, el congresista demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez, pidió al fiscal general de EEUU, Jeff Sessions, y al director del FBI, Christopher Wray, investigar las circunstancias en torno a la adjudicación del contrato.

“Una pequeña empresa que no tiene un historial obtiene uno de los contratos más grandes para ayudar a reconstruir Puerto Rico en un procedimiento de licitación fuera de concurso, fuera de lo común”, dijo Gutiérrez.

“Quiero que investiguen este trato, cómo fue otorgado, por qué esta compañía obtuvo el contrato y si hay alguna prueba de corrupción para impulsar aliados comerciales y aliados políticos del Presidente y su gabinete”, agregó.

En una conferencia de prensa este jueves, Ramos defendió la otorgación del contrato y aseguró que “se hizo con todos los procedimientos legales. Aquí no hubo cabildeo. Nadie intervino en la contratación de Whitefish".

Agregó que la polémica “es un chisme que llegó desde Estados Unidos".

El director de la AEE justificó los 300 millones que se le pagarán a Whitefish "porque perdimos el 80 por ciento del sistema. Lo que levantamos en 70 años lo perdimos en 12 horas. Y ahora estamos tratando de rehacerlo en tres meses”.

La polémica por Whitefish subió de tono el miércoles cuando la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, también cuestionó la contratación en un mensaje por Twitter y la empresa le contestó: “Tenemos 44 celadores de línea reconstruyendo líneas eléctricas en su ciudad y llegaron 40 más. ¿Quiere que nos los llevemos o que sigan trabajando?”.


El mensaje de Whitefish desató una tormenta en las redes que los obligó a pedir disculpas el jueves a la alcaldesa por el tono amenazante de su mensaje.


La presión llevó ayer al gobernador Rosselló a pedir al Inspector General del departamento federal de Seguridad Nacional, John Roth, revisar el contrato con Whitefish y su cumplimiento con todas las leyes y los reglamentaciones estatales y federales.

Rosselló dijo el miércoles que no le consultaron por la contratación de Whitefish porque la AEE “es una corporación pública, ellos llevan a cabo sus procesos”.

“Yo ya envié una auditoría. Si se demuestra que fue un proceso inadecuado, que no quepa duda que vamos a evitar que el proceso continúe. Si se cometieron acciones ilegales, va a caer todo el peso de la ley”, dijo el gobernador.

En fotos: Así está la infraestructura turística de Puerto Rico luego del huracán María

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés