null: nullpx
Coronavirus

Joven puertorriqueña de 27 años muere tras luchar contra el coronavirus

El presidente del Colegio de Médicos y Cirujanos dio a conocer la noticia a través de las redes sociales. Esta es la víctima más joven en fallecer en la Isla a causa del covid-19.
27 May 2020 – 10:57 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

La joven puertorriqueña Érica Rodríguez, de 27 años, se convirtió en la víctima más joven del coronavirus en Puerto Rico, tras fallecer este miércoles, según informó el presidente del Colegio de Médicos y Cirujanos, Víctor Ramos.

"Doloroso la más joven de nuestras guerreras de covid-19. A mi amiga y maestra pediatra Mayra Vizcarrondo y toda su familia nuestra solidaridad. Eso nos reafirma a seguir luchando contra el covid-19 para que ninguna otra joven o cualquier persona muera de covid-19", escribió Ramos en su cuenta de Facebook junto a una captura de una foto y un mensaje en el que un familiar de la joven anuncia la perdida.

"Hay un ángel en el cielo hoy. Gracias a todos los que incansablemente rezaron por ella. Ya nuestra adorada Érica descansa en paz", dice el escrito de Mayra Vizcarrondo.

Vizcarrondo era madrastra de la joven por quien pedían hace un tiempo por donantes de sangre.

"Estamos buscando un donante que haya tenido COVID-19 para PLASMA CONVALECIENTE. Erica, la hija querida de 27 años y completamente saludable de Quique mi esposo, está entubada luchando por su vida. Ya recibió la primera y necesita una segunda transfusión. Por favor comuníquense conmigo por messenger o por aquí. Por favor, pónganla en sus oraciones y cuídense. Esto no respeta edades ni estado de salud", lee una publicación de Vizarrondo en su cuenta de Facebook, el 18 de abril.

El viudo de Érika, Facundo Gamarra, escribió un emotivo mensaje en su cuenta de Facebook en el que confirmó la muerte de su esposa y agradeció los mejores años de su vida junto a ella.

" Quiero decirles que Érica partió a la casa del señor, dio batalla hasta el último momento, estuvo un mes y medio peleando, pero llegó un punto en que su cuerpito dijo basta. Gracias a Dios no tengo pendientes, fueron sin dudas los mejores años de mi vida, aprendí tanto de ella, crecí, maduré, compartí, arriesgué y disfruté cada momento de su compañía como me fue posible, fue un sueño del que hubiese preferido nunca haber despertado, pero por alguna razón nuestro señor obra de maneras misteriosas", expresó.

Añadió que ahora "es un ángel que me cuida a mí y a toda su familia desde el cielo. Ella no murió, simplemente se nos adelantó".

Por último, Gamarra agradeció a todas las personas que rezaron por la salud de Érika. " Estoy eternamente agradecido con cada uno de ustedes, por favor, recen por su alma".

También te puede interesar


¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:CoronavirusMuertesPuerto Rico

Más contenido de tu interés