Juegos Olímpicos

Javier Culson asegura que se comerá la pista por el oro Olímpico

"Me ven lindo cerrando pero venir de atrás mañana no me funcionará, en la final voy a salir a comerme la pista"
17 Ago 2016 – 1:06 PM EDT

El puertorriqueño Javier Culson, medallista de bronce de los pasados Juegos Olímpicos, aceptó hoy a Efe que a sus seguidores les gusta verlo venir de atrás para ganar, pero no lo hará mañana en la final de los 400 metros con vallas de Río 2016.

"Me ven lindo cerrando, pero venir de atrás mañana no me funcionará, en la final voy a salir a comerme la pista", dijo Culson, uno de los favoritos este jueves para ganar medalla en el atletismo de los Juegos Olímpicos.

Mañana jueves a las 11:00 a.m., Culson correrá por el carril tres de la final; tendrá a su izquierda al estonio Rasmus Magi y al turco nacido en Cuba Yasmani Copello y a su derecha al irlandés Thomas Barr, al estadounidense Kerron Clemet, al jamaicano Annsert Whyte y a los kenianos Boniface Tumuti y Haron Koech.

"Será una carrera dura porque todos tenemos posibilidades parejas de disputar las medallas, yo buscaré la mía", dijo.

Tras la plata en los Mundiales de Berlín-2009 y Daegu-2011, además del bronce de los Juegos Olímpicos de Londres-2012, Culson busca otro oro para la Isla del Encanto.

El puertorriqueño llegó a Rio con la cuarta mejor marca de la temporada (48.63), lograda en la reunión de Londres de la Liga de Diamante, el 23 de julio, que superó este lunes en la primera ronda olímpica.

A los 32 años, Culson pasa por un momento de madurez, a diferencia de cuando llegó como favorito a Londres 2012, estaba tenso y no daba entrevistas ni se veía contento. En Río se le ha visto sonriente y con la certeza de que si gana medalla será como consecuencia de la alegría.

"Uno aprende con el tiempo, ahora estoy estable, con una familia y disfrutando correr", dijo.

Esta noche, en un ritual íntimo, el caribeño se quedará en su habitación, hará una oración en la que entregará la carrera y luego llamará por teléfono a su esposa Keishla y a su hija Yari, después lo cual dormirá si poner el despertador.

Antes de salir al estadio desayunará sin cargar mucho el estómago, se hidratará y se imaginará a sí mismo por el carril tres con el realismo de quien escribe un guión para poco después llevarlo a escena, en la pista.

"Me visualizaré ganando medalla, ya Mónica (Puig), nos dio una alegría con el título olímpico de tenis y quiero dar otra felicidad a Puerto Rico, obvio que buscaré el oro", señaló.

Javier Culson tiene un mejor registro en los 400 con vallas de 47.72 segundos y entre sus logros sobresalen la medalla de bronce olímpica en Londres 2012 y dos platas en los Mundiales de Berlín 2009 y Daegu 2011.

" Estoy muy concentrado, en la final pueden pasar cosas", observó el corredor que pasó a la final luego de entrar segundo en la serie número dos con 48.46, un registro que mañana debe mejorar por mucho si las condiciones se prestan.

Más:


Más contenido de tu interés