null: nullpx
Jasmine Camacho-Quinn

"Ella es hispana, no negra": la olímpica Jasmine Camacho-Quinn no sabe si reír o llorar cuando escucha algo así

Jasmine Camacho-Quinn reabrió el debate en Twitter al exponer un argumento que todavía se escucha, evidenciando la ignorancia que persiste sobre la raza y lo que significa ser hispano.
Publicado 15 Nov 2021 – 10:16 PM EST | Actualizado 16 Nov 2021 – 01:13 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Desde que en agosto ganó la medalla olímpica de oro, en los 400 metros con valla, Jasmine Camacho-Quinn ha expresado que es hispana y afroamericana, al 100 por ciento. Sin embargo, la atleta que representó a Puerto Rico en Tokio 2020, no sabe si reír o llorar cuando escucha argumentos como "es hispana, no negra", por parte de quienes ignoran la diferencia entre etnia y raza.

Camacho-Quinn, de 25 años, reabrió la conversación este lunes, al colgar en Twitter una expresión que llamó su atención: "Ella es hispana, no negra". A lo que ella reaccionó con un "¿qué (dices), hombre?", junto a dos emoticonos, de llanto y risa.


Su publicación generó múltiples reacciones, sobre todo de personas que entienden la diferencia entre la raza y la etnia. Al igual que la campeona olímpica, hubo quienes lamentaron el hecho de que en las postrimerías de 2021, no esté claro qué significa ser hispano.

Aunque la atleta recalcó que esa expresión no se la dijeron directamente a ella, alrededor de la figura de Camacho-Quinn surgieron comentarios similares, desde que ganó el oro. Primero, porque nació en Charleston, Carolina del Sur, pero representó a Puerto Rico en las olimpiadas Tokio 2020, tras haber quedado fuera de competencia en 2016, cuando compitió por Estados Unidos.

Loading
Cargando galería


Más de una vez, públicamente, ha explicado que decidió representar a la isla que vio nacer a su mamá, María Milagros Camacho, buscando hacerle realidad un sueño de juventud. Además, es en Borinquen donde residen sus abuelos y parte de su familia materna.

Tuvo el derecho de correr por Puerto Rico porque su mamá nació en la Isla, donde cualquier persona nacida a partir del 24 de abril de 1898, recibe la ciudadanía estadounidense, según se estipuló en la Ley Jones de 1917. A ese dato se suma que desde el 1948, el Comité Olímpico Internacional aceptó que Puerto Rico enviara su propia delegación, abriendo la puerta para que los boricuas y sus descendientes pudieran decidir a cuál de ambos países representar.

Cargando Video...
“Ella es trujillana…Esto parecía un 31 de diciembre” Así fue la reacción en Trujillo Alto tras la victoria de Jasmine Camacho Quinn


Aclarado el punto, ya a un nivel más personal, hay quienes rechazan que sea hispana, sobre todo porque no nació en Puerto Rico, ni habla el español con fluidez. Su realidad es la misma que la millones de descendientes de boricuas en Estados Unidos, en cuyos hogares impera la cultura de mamá, la cultura latina, aunque estén en otras tierras. Carga con esa herencia tatuada y la manifiesta de diversas maneras. Se siente hispana porque forma parte de ese enorme grupo étnico que comparte un origen cultural, características y creencias en común, aunque provienen de más de una decenas de países.

Y contrario a lo que mencionó la persona a la que citó en el tuit, en su caso, también es negra. Es la herencia de su padre, James Quinn, afroamericano nacido en Carolina del Sur, que la apoyó totalmente cuando decidió representar a Puerto Rico. Él conoce la diferencia entre etnia y raza. Jasmine, también.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Jasmine Camacho-QuinnRacismoJuegos OlímpicosRedes SocialesSociedad

Más contenido de tu interés