Huracán María

Gobierno asegura servicio eléctrico se estabilizó en la capital de Puerto Rico y esperan importante recuperación durante el fin de semana

Más de un millón de clientes siguen totalmente a oscuras en 55 municipios de la isla pero autoridades aseguran que la restauración se acelerará en las próximas semanas.
19 Oct 2017 – 1:17 PM EDT

El servicio de electricidad en la zona metropolitana de San Juan, inestable desde que comenzó a reanudarse lentamente tras el paso del huracán María por Puerto Rico hace un mes, se ha estabilizado y miles de personas podrían ver por fin la luz llegar a sus hogares este próximo fin de semana, dijo este jueves el secretario de Asuntos Públicos de Puerto Rico, Ramón Rosario Cortés.

No obstante, al día de hoy siguen sin electricidad más de un millón de clientes de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) en 55 de los 78 municipios de Puerto Rico, y poco más de 300,000 clientes (21.6 por ciento del total) tienen servicio en algunos sectores de los 23 municipios restantes, según los últimos datos del portal Status.pr.

Por su parte, el director de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Ricardo Ramos, insistió en que el 95 por ciento de la isla tendrá luz para mediados del mes de diciembre, antes del día de Navidad.

En una conferencia de prensa, Rosario Cortés dijo que la cifra de 21.6 por ciento de los clientes con servicio representa “la generación más alta que hemos tenido después del evento atmosférico” del pasado 20 de septiembre.

“Se han podido estabilizar los clientes que tienen, que tenían (electricidad) en el área metropolitana”, agregó el funcionario, en referencia a que en múltiples sectores de la capital e importantes instalaciones como el Centro Médico o el Aeropuerto Internacional el servicio eléctrico estuvo funcionando de manera intermitente desde el paso del huracán.

Las autoridades intentan cumplir con el cronograma presentado el pasado pasado fin de semana por el gobernador Ricardo Rosselló, quien dijo que para finales de octubre un 30 por ciento de los clientes de la AEE tendrá electricidad, para el 15 de noviembre esa cifra aumentará a 50 por ciento, al 1 de diciembre a 80 por ciento y antes de Navidad a 95 por ciento.

"El 95 por ciento de la generación se alcanzará el 15 de diciembre. El objetivo se cumplirá", dijo de forma contundente el director ejecutivo de la AEE, Ricardo Ramos, quien hace una semanas hizo unas previsiones más conservadoras de que el servicio se restauraría en seis meses, pero se ajustó al cronograma “agresivo” de Rosselló.

Ramos dijo que la reanudación del servicio deberá ir mejorando día a día, aunque el trabajo por hacer es mucho y los destrozos múltiples a lo largo de toda la geografía de la isla caribeña.

Mejora significativa para este fin de semana

Según Rosario Cortés, la cantidad de clientes con servicio eléctrico “va a crecer exponencialmente cuando podamos conectar el área metropolitana a la (sistema de) generación del área sur (de la isla), que esperamos que se haga en o antes del domingo”.

Rosselló calculó que la cifra para levantar el sistema eléctrico sobrepasará, en una primera etapa, los 1,500 millones de dólares, que deberán costear la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EEUU ante la falta de liquidez de la AEE.

La AEE y el Gobierno de Puerto Rico ya presentaban una situación financiera crítica antes del paso del huracán María por la isla, pero la destrucción de la infraestructura de la isla provocada por el ciclón ha supuesto un golpe que no podrá superarse sin la ayuda de fondos federales.

La recuperación de la energía eléctrica es fundamental para que la economía, estancada debido a la paralización del comercio, pueda comenzar a rodar.

El proceso de recuperación de la infraestructura requiere un amplio despliegue sobre el terreno que incluye brigadas de trabajo de la AEE, del Cuerpo de Ingenieros y de compañías privadas contratadas por las autoridades federales.


El Gobierno entiende que, además de los más de 1,500 millones de dólares, las autoridades federales tendrán que desembolsar todavía más dinero para contar con una infraestructura eléctrica capaz de aguantar un fenómeno del tipo del huracán María.

La AEE ya contrató por 4.7 millones de dólares a la empresa General Electric para reparar las unidades de la central generadora de energía de Palo Seco, fundamental para el suministro a la capital puertorriqueña.

Actualmente hay sobre el terreno más de 500 brigadas de la AEE, agencias federales y empresas privadas reparando los miles de torres, postes y cables derribados por el huracán, aunque el objetivo es el de contar con 1.000 en las próximas semanas, según Rosario Cortés.

La semana próxima también llegarán a la isla 50.000 postes de la red eléctrica y más de 6.000 kilómetros de cable, lo que debería acelerar la recuperación.

Sector de la telefonía teme colapso si no le restauran la energía

El director de la AEE subrayó que el objetivo prioritario es el de proporcionar energía a áreas concretas que necesitan con urgencia ese servicio, en especial hospitales y determinadas industrias esenciales para la actividad económica.

Agregó que por ello que se ha reforzado el servicio a las plantas farmacéuticas que elaboran medicamentos que se destinan a todo el mundo.

El sector de la telefonía móvil, fija en Internet también ha reclamado que se le dé prioridad a las zonas de Metro Office Park, Caparra y San Patricio, en Guaynabo (zona metropolitana), donde está ubicada la infraestructura operacional de los principales proveedores de estos servicios, ante la posibilidad de que las comunicaciones puedan colapsar nuevamente por la falta de energía.


“A pesar de las múltiples gestiones, seguidas de muchas promesas de la AEE, continuamos sin servicio de energía en lo que llamamos el Triángulo de Telecom, que demarcan estas tres zonas”, dijo el miércoles el presidente de la Alianza Puertorriqueña de Telecomunicaciones (APT), Pedro Andrés.

“Nuestras empresas han hecho inversiones significativas en la compra de generadores y combustible, pero no podemos sostenernos a largo plazo de esta forma. Si no recibimos el servicio de energía pronto, lamentablemente pudiéramos perder lo que se logró avanzar en el restablecimiento de servicios”, agregó.

Andrés dijo que la APT entiende que hay prioridades para llevarle el servicio eléctrico a hospitales y otras instalaciones, pero que transcurrido un mes del azote de María es esencial que la telefonía sea incluida también en esas prioridades.

“La AEE va a provocar una catástrofe paralela a la que vivimos, ocasionando que las telecomunicaciones colapsen. La banca, comercios y las industrias se verán imposibilitados de operar sin servicios de telecomunicaciones, y el impacto para los ciudadanos será letal”, afirmó Andrés.


Más contenido de tu interés