null: nullpx
Virus del Zika

Fortaleza confirma que el Naled ya está en Puerto Rico

"La oficina local del Centers for Disease Control le confirmó hoy a La Fortaleza que un contratista de la agencia federal recibió ayer un envío de Naled, en previsión a una decisión futura de nuestra administración sobre el posible uso de ese producto."
20 Jul 2016 – 6:28 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico.- Contenedores del químico Naled ya se encuentran en la Isla listos para ser utilizados tan pronto el gobierno así lo disponga, confirmó esta tarde el gobernador interino Víctor Suárez, quien aclaró que “no se tomarán medidas sobre aspersión sin avisar con tiempo suficiente”.

Suárez explicó que el Centers for Disease Control (CDC) en Puerto Rico le indicó a La Fortaleza “que un contratista de la agencia federal recibió ayer un envío de Naled, en previsión a una decisión futura de nuestra administración sobre el posible uso de ese producto”

Advirtió, sin embargo, que “la administración no ha tomado una decisión sobre aspersión con Naled ni tenía conocimiento de este envío. Le hemos requerido a las agencias federales que nos comuniquen inmediatamente toda la información pertinente al manejo del producto recibido a destiempo, antes de que se tome una determinación sobre aspersión aérea”, declaró Suárez en un comunicado de prensa.

Agregó que La Fortaleza “ha sostenido un diálogo ininterrumpido con el CDC durante semanas y los funcionarios federales nunca avisaron sobre este envío. Este proceder de las agencias federales no abona al clima de escepticismo y desconfianza que ciertos sectores han levantado sobre este tema”.

La secretaria de Salud Ana Ríus había negado que hubiera llegado el Naled en Puerto Rico.

El posible uso del químico mediante aspersión sobre casi toda la población del área metropolitana y el sur ha levantad una ola de críticas de expertos y salubristas, quienes han alertado sobre la toxicidad del Naled.

El Naled pretende detener, aunque sea por una semana al menos, del mosquito Aedes aegypti, transmisor del virus zika, una epidemia que se ha asociado con enfermedades congénitas en los fetos y desórdenes neurológicos.

“Reiteramos que la administración y el gobernador Alejandro García Padilla están comprometidos con atacar la epidemia de zika en Puerto Rico y tomar las medidas razonables y necesarias para garantizar la salud pública. No se tomarán medidas sobre aspersión sin avisar con tiempo suficiente a los residentes de Puerto Rico”.

Reclamará gobernador García Padilla explicación a las autoridades federales sobre envío del Naled

El gobernador Alejandro García Padilla, quien se encuentra fuera del país, reaccionó la noche del miércoles y aseguró que instruyó solicitar a las autoridades federales una explicación por el envío del pesticida Naled a Puerto Rico sin que se tomara una determinación sobre su uso para combatir el mosquito que transmite el virus del zika.

“He solicitado a la secretaria de la Gobernación (Grace Santana) que se comunique con los funcionarios federales a cargo de esta determinación para que expliquen sin demora al pueblo de Puerto Rico su acción”, dijo el mandatario, quien arribó este jueves al país después de varios días de vacaciones en Estados Unidos.

García Padilla expresó en declaraciones escritas que “mientras, continuaré evaluando todos los mecanismos necesarios para proteger a la población del virus del zika, en especial a las mujeres embarazadas y sus hijos por nacer”.

El gobernante aseguró que “luego de conocer sobre la llegada a Puerto Rico del pesticida Naled, he instruido a los jefes de agencias encargados de fiscalizar este tipo de producto a que inspeccionen de inmediato las instalaciones donde se almacena el mismo para garantizar que se tomen las medidas de seguridad necesarias en su manejo”.

La generalidad de la población puertorriqueña se ha mostrada contraria a la fumigación aérea con el herbicida Naled, prohibida desde 2012 en la Unión Europea, y que especialistas como el doctor Fernando Cabanillas han identificado como cancerígeno.

Lea también:


Más contenido de tu interés