null: nullpx
Puerto Rico

EPA desembolsa primera parte de la subvención de $40 millones al Plan de Manejo de Desperdicios Sólidos de PR

La Agencia de Protección Ambiental de los EE. UU. otorgó la suma de $6.2 millones al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico.
4 Oct 2019 – 9:26 PM EDT

Como parte de los esfuerzos continuos por ayudar al Caribe a recuperarse del impacto a largo plazo de los huracanes Irma y María, esta semana, la Agencia de Protección Ambiental de los EE. UU. (EPA, por sus siglas en inglés) otorgó la suma de $6.2 millones al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico (DRNA) como primera parte de una subvención de $40 millones para asistencia financiera para el manejo de desperdicios sólidos en Puerto Rico.

Este desembolso se concreta a través de la Adjudicación Suplementaria para Ayuda por Desastres bajo la Ley de Presupuesto Bipartidista de 2018, la cual aporta fondos suplementarios para respuesta y recuperación tras los huracanes recientes y otros desastres.

“La EPA colabora estrechamente con el gobierno de Puerto Rico a fin de ayudar a obtener todos los recursos financieros disponibles destinados a asistir en la labor de recuperación a largo plazo y brindar estabilidad a la isla, tanto en el aspecto ambiental como económico”, señaló Pete López, Administrador Regional de la EPA.

“Muchos de los vertederos y sistemas de rellenos sanitarios de Puerto Rico estaban enfrentando dificultades como el incumplimiento de requisitos o la capacidad casi al tope antes de los huracanes Irma y María que generaron más de 12 millones de yardas cúbicas de escombros. Este financiamiento ayudará al gobierno de Puerto Rico a desarrollar más capacidad en sus programas de desperdicios sólidos y asistirá para que los vertederos y/o rellenos sanitarios municipales hagan mejoras urgentes.”

Esta enorme cantidad de desechos generados por las tormentas se dirigió en gran parte a estos vertederos y/o rellenos sanitarios, afectando la infraestructura de desperdicios sólidos en Puerto Rico.

De igual manera, se espera que la aprobación de la EPA y el respaldo financiero del plan de trabajo de manejo de desperdicios sólidos del DRNA ayude con los problemas que enfrentan los vertederos de Puerto Rico tras las tormentas y desarrolle un programa sostenible de manejo de desperdicios sólidos, a largo plazo, que aborde condiciones preexistentes y aumente la preparación para manejar los desechos en el caso de una eventualidad como tormentas futuras.

Se espera que la labor tarde 7 años y el DRNA propone implementar las actividades del plan de trabajo de la subvención en dos fases.

La Fase I, financiada por la cuota de $6.2 millones, comenzará poco después de recibir los fondos de la subvención con supervisión de la EPA e incluye contratar y capacitar personal, efectuar un estudio de caracterización de desperdicios sólidos, actualizar el plan de manejo integrado de desperdicios sólidos de Puerto Rico, además de actualizar las reglamentaciones de desperdicios sólidos a fin de diseñar, construir y operar adecuadamente los sistemas de rellenos sanitarios.

Una vez que el DRNA esté listo para comenzar la Fase II de las actividades del plan de trabajo, la EPA colaborará con el DRNA para aprobar el plan y adjudicar los $33.8 millones restantes de los fondos de la subvención. La Fase II utilizará los fondos de la subvención para reclutar y capacitar más personal, educar a la comunidad y asistencia técnica, efectuar evaluaciones de permisos y planes de cierre de rellenos sanitarios, así como realizar actividades de cumplimiento y aplicación de reglamentaciones sobre desperdicios no peligrosos.

También te puede interesar



Más contenido de tu interés